jueves, 21 de julio de 2011

my love is my friends







Titulo: my love is my friends.
Parejas: Chiitaro (Chinen x  Riutaro).
Capítulos: Oneshot.
Genero: shonen ai.
Autora: Hitomy-Chan.

He pensado que mi vida será mas sencilla si confesará mis sentimientos, pero no puedo me cuesta trabajo hacer algo como eso, talvez se deba ha que me he enamorado de la persona equivocada y que el temor de confesarme es solo por el motivó de ser rechazado, no se exactamente porque me ocurrió algo como eso, enamorarme  de mi mejor amigo nunca fue mi estilo pero sin darme cuenta me perdí en un mundo en donde solo existes tu, tu sonrisa, tu calidez, tu ternura y sobre todo tu actitud infantil, si yo me llega a confesar cual seria tu reacción, temo ha perder tu amistad.
Ryutaro permanecía hundido en sus pensamientos, mientras las clases continuaban con naturalidad, era un día nublado así que Ryutaro solo observaba por la ventana, pasaron los minutos y estos se convirtieron en dos horas dando así el fin de las clases  los alumnos se pusieron de pie, hicieron una pequeña reverencia y despidiendo así a su profesor, Ryutaro tomo su mochila  y salio de su salón, camino ha paso lento por el pasillo, salio de la escuela  y  al dar la vuelta en una esquina se topo con Chinen, este al ver al menor sonrió y dijo, 
-Ryu-Chan, hola, que bueno que te encontré, ahora mismo iba rumbo a tu colegió para hablar contigo- embozó una tierna sonrisa, mientras  miraba a Ryutaro.
-Ah! y sobre ¿que quieres hablar?- pregunto mientras miraba al mas bajito.
-bueno…veras… quiero invitarte a una pijamada  en mi casa-respondió con un poco de dificultad.
-ha bueno… no se sí pueda ir, estoy muy ocupado con algunas cosas del colegió y bueno se aproximan los exámenes y necesito estudiar-mintió, pues la verdad era otra.
-vamos…Onegai Ryu-Chan…solo por esta vez ne.-Chinen puso una expresión llena de ternura, pues sabia perfectamente que Ryutaro jamás se negaría ha una de sus tiernas expresiones. No podía negarse odiaba que Chinen fuese tan lindo así que no le quedo de otra mas que aceptar.  
-Okey! ¿Cuando será?- pregunto con resignación. Mientras comenzaba ha caminar.
-Hoy- respondió Chinen mientras comenzaba ha caminar a su lado, al escuchar la respuesta el menor lo miro con sorpresa.
-Hoy!  ¿Y porque me lo dices ahora?-respondió Ryutaro con sorpresa.
-Como que porque…pues porque así no te negarías- Respondió el mayor con una sonrisa traviesa.
-Chinen-Kun eso es cruel-Comento mienta caminaba mas aprisa.
-Ryu-Chan no te enojes ne…me siento muy feliz se que bayas a mi pijamada-Abraso al menor por la espalda, rodeando con sus brazos la cintura de Riutaro. Este al sentir tal contacto se sonrojo  y se detuvo.
-Estoy muy feliz de que Ryu-Chan vaya a mi pijamada-Murmuro muy despacio solo pera que el menor lo escuchara.
-Chinen-Kun- Murmuro mientras se liberaba del hagarre del mayor y se giro y miro al mayor.
-Bueno… ¿y a que hora será?-Pregunto con una sonrisa.
-A las 7:00 ira, Yama-Chan y Dai-Chan así que no faltes-Respondió mientras miraba al menor.
- Bien entonces nos vemos –Ryutaro comenzó ha alejarse, mientras que Chinen solo lo observaba.

Ryosuke caminaba rumbó a su casa cuando miro ha Yuto ha unos cuantos metros  de distancia., así que trato de sorprenderlo, corrió ha darle alcance y lo abrazo de la espalda.Yuto iba escuchando música sumido en sus pensamientos, cuando de pronto sintió que alguien lo abrasaba rodeando su cintura, así que se detuvo y dijo; 
-Keito-Kun…No tengo ganas de jugar a nada-Trato de liberarse pero esas manos lo soltaron al instante. Se giro y se encontró con el rostro de Yamada este miraba asía el suelo.
No podía creer acaso lo llamo Keito-Kun, sintió una gran tristeza así que lo soltó de inmediato, bajo su cabeza y trato de contener el llanto.
-Yama-Chan yo… yo lo siento pensé que eras Keito-Kun-Comento Yuto tratando de remediar el mal entendido.
- Ya veo… entonces es verdad lo que escuche…tu…tu estas saliendo con Okamoto-Kun-Dijo en voz baja – Me tengo que ir – Esquivo a Yuto pasando por un lado, pero este lo detuvo sujetándolo del brazo.
-Espera… no te pongas así… iba a decírtelo pero-fue interrumpido por el mayor.
-¿Cuándo ibas a decírmelo? Acaso creíste que no me iba a enterar, estas muy equivocado, mejor no me des explicaciones… ya me voy- Trato de liberarse del hagarre del alto pero fue en vano.
-Yama-Chan no hablaba de eso… yo no estoy saliendo con Keito-Kun…sabes bien que solo te pertenezco a ti –Comento Yuto mientras soltaba a Ryosuke solo para abrasarlo con fuerza.
-Yuto-Kun… ¿Por qué mientes? Yo…escuche a Yabu-Kun cuando le decía a Hikaru-comento sin corresponder al abrazo.
-Claro que no…iba ha confesarte mis sentimientos ha ti pero…no me atrevía así… así que Keito-Kun me estaba ayudando…y bueno ellos escucharon cuando yo practicaba con el, pero no es así a mi solo me interesas tu-respondió mientras murmuraba en el  oído del mas bajito.
- Enserió…no me mientes.
- Claro que no-Respondió mientras lo abrazaba con fuerza.
Al escuchar esa respuesta abrazo al menor con fuerza y serró sus ojos.
- Yuto –Kun daisuki-Dijo en voz baja.
- Daisuki Yama-Chan-Murmuro en su oído después miro al mas bajito y lo beso con ternura.

-Inoo-Chan-Grito Daiki mientras abraza al mayor.
-Dai-Chan-Grito este mientras abrazaba ha Daiki  con fuerza.
-Inoo-Chan hoy iré a una pijamada en la casa de Chinen-Kun así que necesito tu permiso-Comento mientras se alejaba un poco del mayor solo pera verlo directamente.
-Mmm…no lo se…eso significa que dormiré solo- Respondió mientras miraba asía el cielo y fingía estar pensando.
-Inoo-Chan déjame ir y prometo que te recompensare- Dijo Daiki con una sonrisa traviesa.
-Mmm… suena tentador. Murmuro el mayor con una sonrisa.
-OH! Te recompenso ahora mismo- Comento mientras le susurraba en el oído.  
-Okey… vamos- tomo ha Daiki de la mano haciéndolo entrar a su  casa.
-Inoo-Chan se gentil con migo-Murmuro con ternura mientras abrazaba al mayor por el cuello.
-Prometo ser gentil- Respondió tomo al menor en brazos y lo llevo al sofá mas cercano, lo recostó con suavidad y después se posiciono de este. 
-Yuto- Kun me acompañas mi casa-Pregunto con timidez.
-Claro que si mi Yama-Chan –Respondió mientras lo tomaba déla mano, Ryosuke se sonrojo, entrelazo sus dedos con el mas alto.
Ryutaro entro su habitación y se dejo caer boca abajo sobre su cama.
-No quiero ir…  además es muy raro que chicos hagan pijamadas…digo en los chicas es normal pero en los chicos no- Murmuro en voz baja, no supo cuanto tiempo estuvo pensando asta que el sueño lo venció.

La noche se vino y Chinen tenia todo preparado solo faltaban los invitados así que tomo asiento sobre el sofá y decidió esperar.

Riutaro se encontraba en la entrada pero no estaba muy seguro de entrar, pero después recordó las palabras de Chinen.
“Estoy muy feliz de que Ryutaro baya ha mi pijamada”-Aquellas palabras no salían de su mente.
-Bien será mejor entrar-Y así lo hizo, y solo espero.
En cuanto escucho el timbre se levanto apresurado y abrió la puerta.
-Ryu-Chan si viniste… pensé que ya no vendrías –Comento asiendo un puchero –Vamos pasa- Tomo al menor de la mano  y lo llevo asta su habitación, lo tumbo sobre su cama y después el se dejo caer a un lado de Ryutaro.
-Ahora solo faltan dos- Murmuro en voz baja.
Llegaron las 8:00 y no había signos de vida de Ryosuke ni Daiki. Así que Chinen Decio llamar ha ambos.
-Yama-Chan no vendrás – Pregunto con cierta tristeza.
-Chinen-Kun gomene pero hubo un problemita en casa y no podré ir- Respondió con cierta tristeza.
-Ya veo no te preocupes Bay, Bay – Después llamo a Daiki
-Dai-Kun tu tampoco  vendrás-Pregunto.
-Chinen-Kun lo siento pero…no podré ir me duele un poco el estomago- Respondió con dificultad.
-Bien espero que te mejores Bay, Bay –y termino la llamada, miro  ha Riutaro y dijo.
-Al parecer seremos tu y yo – Comento con un poco de melancolía.
-Chinen-Kun no te pongas triste… hay que divertirnos Okey-Comento el menor tratando de hacer sentir mejor al mayor.
-Si- Respondió con una gran sonrisa.
-Dai-Kun ¿porque le mentiste a Chinen-Kun?-Pregunto Kei mientras salía de darse un baño.
-Es que… lo hice para que se le confiese ha Ryu-Chan- Respondió con una sonrisa traviesa.
- Mmm... … no crees que – Pero guardo silencio, ya que el teléfono del menor estaba sonando, este lo tomo y respondió la llamada.

-Ryo-Chan tengo hambre – Decía una pequeña niña mientras observaba al mayor.
-Si vamos ala cocina – La pequeña asintió y siguió al mayor.
Ambos se divertían viendo películas de miedo, pero Chinen en vez de ver la película, miraba a Ryutaro y cuando este sentía la mirada del mayor se giraba pero este solo miraba el televisor.  
Al terminar de ver le película le contó el relato de un asesinato que había sucedido en la casa vecina.
-Si dicen que el padre se volvió loco y mato a su esposa he hijos, a su mujer la torturo apuñalándola una y otra vez, mientras que a sus hijos los hizo pedazos con un hacha, aun puedes escuchar los gritos de suplica.
-Chi…Chinen-Kun eso es real – Pregunto el menor con dificultad.
-Si… en esa casa no vive nadie- Termino por decir,
En ese instante la puerta se abrió y ambos miraron a una persona así que gritaron muy fuerte.
-Aaaah!- La luz se encendió y apareció la hermana de Chinen.
-¿pero que les pasa bakas?- Pregunto – Chinen voy ha salir con unas amigas así que te quedas solo ha y no voy a regresar así que cierra bien la pureta- Y la chica salio sin esperar alguna respuesta. 
-Nos quedaremos solos- Dijeron ambos con una expresión de espanto.
-Ahora vuelvo voy ha serrar la puerta- Comento Chinen mientras salia, dejando solo a Ryutaro muriéndose de miedo.
Minutos después regreso Chinen y dijo:
 Ryu - Chan es hora  de dormir así que tú dormirás en mi cama y yo dormiré en el futon-Comento mientras sacaba el futon de su enorme armario.
-Chi…Chinen-Kun si… si quieres puedes dormir con migo…dijo no…no es –Pero fue interrumpido por Chinen.
-Esta bien… la verdad tengo miedo – Comento en voz baja mientras se acostaba junto al menor.
-Yo… yo también – Confesó con un sonrojo.
Las horas pasaron pero ninguno lograba conciliar el sueño asta que Chinen hablo.
-Ryu-Chan ya estas dormido- Pregunto mientras se giraba para poder ver el rostro del menor.
-No - Respondió con normalidad.
-Chinen- Kun…tu…tu un tienes miedo- Pregunto con dificultad pues estaba muy nervioso ya que el rostro de Chinen se encontraba muy cerca del suyo.
-Si… tengo miedo – Respondió con una torpe sonrisa.
-Si… quieres puedes abrasarme – Comento con torpeza mientras desviaba la mirada.
En ese instante Chinen lo abraso con ternura, mientras acomodaba la cabeza en el pecho del menor.
Ryutaro sentía que su corazón latía con fuerza, llego a creer que le iba a dar taquicardia. Chinen podía escuchar el latir del corazón de Ryutaro y esa sensación le agradaba.
Ryutaro comenzó a acariciar la cabeza de Chinen. En eso escucharon un sonido muy  fuerte y ambos se cubrieron con las sabanas. Mientras que Chinen abrazaba con más fuerza a Ryutaro.
Permanecieron así como 30 minutos asta que Ryutaro pensó que era hora de declararle sus sentimientos a Chinen.
-Chi… Chinen-Kun… tu… tu me… tu me gustas – Dijo con dificultad.
-Ryu-Chan también, me gustas-Respondió con una sonrisa  mientras se levantaba un poco para mirar el menor.
-Enserio…enserio te gusto- Comento con torpeza.
-Si…me gustas mucho…mucho- Comento con una linda sonrisa y sus mejillas sonrojadas.
-Tu también me gustas  mucho- Comento con una linda sonrisa.
Chinen acerco su rostro con ternura y acaricio una majilla del menor, se acercó lo suficiente asta que sus labios rozaban con los del menor.
-Ryu-Chan aishiteru- después unió sus labios con los del menor, en un suave y lindo contacto el cual fue correspondido con la misma ternura.
Segundos después se separaron y Chinen se acorruco en el pecho del menor.
-Aishiteru Chinen-Kun- Respondió Ryutaro mientras abrasaba al mayor.
-Dai-Chan, crees que hiciste lo correcto- Pregunto Kei con cierta preocupación.
-Si, ha Chinen-Kun le gusta Ryutaro-Kun desde hace bastante así que supongo que si- Respondió con una gran sonrisa.
-Supones… ¿acaso no estas  seguro? –Pregunto  con asombro.
-Claro que estoy seguro-Respondió mientras abrasaba al mayor, este correspondió a tal contacto y poco a poco se quedaron dormidos.
-Ryu-Chan…quédate por siempre conmigo-Comento Chinen mientras miraba al menor.
-Claro que si… tu también quédate con migo siempre- En ese instante Chinen volvió a besar al menor y se besaron asta que el sueño los venció.                              FIN

night the love



Titulo: Night The Love
Parejas: Yamajima
Capítulos: Oneshot
Genero: Yaoi + Lemon
Autora: Hitomy-Chan


“Nunca en mi vida he entendido el amor, y bueno tal vez es por que jamás me eh enamorado de una persona, no se  que es lo que se siente al besar al ser amado, abrasar al ser amado y otras cosas,  todo lo que hago es solo por diversión, así es  mi vida llena de lujos, comodidades y muchas aventuras con chicas y chicos pero jamás he experimentado aquello que llaman “amor” y  bueno no es algo que  me interese mucho, bueno tal vez si…pero nunca es tarde para experimentar”


Mi nombre es Nakajima Yuto  y me considero un chico alegre y sobre todo caprichoso, siempre obtengo lo que quiero y lo que esta noche quiero es diversión nocturna, una aventurilla nada mas para pasar el rato, así que hoy planeo conseguirla.

Me dirijo rumbo a mi bar favorito o mejor dicho a mi discoteca favorita, en ese lugar siempre encuentro lo que quiero y estoy seguro de que ahí esta mi aventura nocturna, escucho el sonar de un móvil y me percato de que es el mío, así que respondo:
-ne…Yu-Kun ¿Dónde estas?-al escuchar aquella voz me doy cuenta de que es Chinen Yuri uno de mis mejores amigos y sobre todo una de mis aventuras nocturnas.
-voy asía el Dance Club ¿por qué?-pregunte con cierta curiosidad.
-curiosidad…nosotros estamos en el Dance Club así que…por que no llegas aquí con nosotros-estaba seguro de lo que había escuchado dijo “nosotros” eso  solo significaba una cosa, que Daiki y Yuya se encontraban con el.
-lo pensare…dime no hay nada nuevo por ahí-el solo sonrío y dijo:
-mmm…sip…hay muchas chicas y muy hermosas-sonreí ante su respuesta.
-bien en diez minutos estoy ahí-y sin mas colgué, mire por la ventana de mi limosina y mire los enormes edificios, hasta que llegue a aquel club, había una enorme fila pero yo solo baje y me dirigí hacia la entrada, el sujeto que se encontraba en la entrada me miro y sonrío:
-joven Nakajima…adelante-yo sonreí y me adentre en aquel lugar, mire los alrededores tratando de divisar a mis amigos, pero mi vista fue interrumpida por un chico un poco más bajito que yo, eso me hizo molestar así que dije:
-podrías apartarte no me dejas mirar bien-el se giro y me miro.
-lo…lo siento mucho-hizo una pequeña reverencia y yo sonreí con picardía.
-si…claro-respondí-bien adiós-lo esquive y mire la mesa en la que se encontraban mis amigos así que me acerque.
-Yu-Kun hola…te presento a Ryutaro-Kun-apenas había llegado cuando Chinen ya me presentaba a su nueva victima o mejor dicho su plato nocturno.
-hola…mucho gusto-salude con naturalidad mientras tomaba asiento.
-mu…mucho gusto-era mi imaginación o este  chico era mas pequeño que las otras victimas de Chinen.
-hola Takaki-Kun-el solo sonrío y desvío la mirada.
-y Dai-Chan-pregunte ya que no se encontraba en la mesa.
-no esta…invito a una chica a bailar y no ah vuelto-yo solo mire hacia la pista y mire de nuevo a aquel chico, este se encontraba en la barra conversando con un muchacho mayor que el.
-ne Ryu-Chan vamos a bailar-mire a Chinen como tomaba al pobre chico y se lo llevaba a jalones rumbo a la pista.
-al parecer ese chiquillo no se cansa de acostarse con cualquiera-en cuanto escuche aquel comentario de Takaki lo mire con cierta curiosidad, ya que el había sido pareja de Chinen pero por alguna extraña discusión terminaron, pero yo jamás pregunte el motivo.
-te molesta Takaki-Kun-dije con cierta burla.
-para nada…el puede hacer lo que se le de la gana-yo sonreí ante tal respuesta y mire de nuevo a aquel chico, por alguna extra razón no podía dejar de verlo, al poco el me miro y sonrío, al ver aquello desvíe la mirada y dije:
-aburrido-Takaki me miro y sonrío con malicia.
-Yuto-Kun…hay que apostar-yo lo mire con cierta curiosidad y dije:
-apostar… ¿Qué apostaremos?-el me miro y dijo:
-si te llevas a aquel chico a la cama-dijo mientras señalaba al chico que había estado mirando desde que llegue-te daré mi mercedes-yo solté una carcajada y dije:
-para eso…mejor me compro uno-el me miro y sonrío.
-bien…que tal si te doy mi colección entera de monedas de oro de todos los países-yo sonreí pues era absurda aquella apuesta su colección de monedas valía millones eso podía jurarlo pero la quería así que dije:
-bien y si yo pierdo… ¿que??-el soltó una carcajada y dijo:
-me darás una noche-yo lo mire con asombro pero acepte.

Durante varias horas estuve intercambiando miradas con aquel chico hasta que me pareció un buen momento para acercarme hacia el, camine por la pista hasta que llegue a la barra, el me miro con una tierna sonrisa y dije:
-hola…mi nombre es Nakajima Yuto-el sonrío y dijo:
-mucho gusto soy Yamada Ryosuke-me extendió su mano y yo la tome con delicadeza y deposite un pequeño beso en esta.
-el gusto es mío-el sonrío y  dijo:
-vaya que caballeroso-yo solté una pequeña carcajada y después ambos comenzamos a conversar.

Al poco de dos horas lo tenía completamente atrapado así que pensé que ya era hora de irme o mejor dicho irnos:
-ne Yamada-Kun ¿Por qué no salimos un poco?-el me miro con cierta inseguridad, y dijo:
-no lo se…ya es tarde y tengo que trabajar mañana-había escuchado bien el había dicho “trabajar”-además tengo que volver a casa-no podía creerlo acaso este chico  no era como yo…ósea alguien con buena postura económica.
-vamos solo un momento-le sonreí con ternura y el se sonrojo, desvío la mirada y dijo:
 -solo por un momento-yo sonreí y lo tome de la mano, mire a Takaki y este solo levanto su copa mientras me miraba, yo sonreí con malicia y así salimos de aquel lugar.
Mire los alrededores, no había ninguna persona era mi oportunidad.
-ne Yamada-Kun ¿te gustaría ir a mi casa?-el me miro y dijo:
-ne Yuto-Kun yo…yo no puedo tengo que regresar a mi casa-yo sonreí y lo tome de la mano con fuerza, me acerque a su rostro hasta que nuestras frentes se encontraban juntas, el se sonrojo y me hizo pensar que lucia hermoso, pero luego reaccione y recordé aquella apuesta.
-vamos-el me miro y sonrío con ternura.
Me acerque lo suficiente hasta que nuestros labios rozaban, el cerro lo ojos y yo sonreí  traviesamente, y lo hice lo bese con suavidad, el me correspondió de la misma manera y poco a poco lo fui profundizando, sus labios eran dulces, suaves y encajaban perfecto con los míos, me tomo del cuello y me beso mas apasionadamente, me aleje de el y mire aquel rubor en sus mejillas lucia tan adorable, pero aun tenia que ganar aquella apuesta así que deje todo pensamiento positivo fuera de mi mente.
-Yamada-Kun… ¿quieres ir a mi casa?-lo mire con cierta maldad, el abrió los ojos y dijo:
-si…si quiero-saque mi móvil y llame a mi chofer, la limosina llego y ambos subimos, el me miro con cierta timidez y yo solo miraba por la ventana, sentía su mirada así que voltee y dije:
-y estudias-el solo asintió –que bien y también trabajas-el sonrío y dijo:
-si-yo lo mire sonreí, entonces estaba en lo correcto el no es un niño rico como yo eso me hacia pensar que la tal vez coqueteo conmigo por el simple hecho de que soy rico, al poco llegamos a mi casa y bajamos de la limosina, entramos y dijo:
-vaya…tu casa es enorme-sonreí ante tal comentario y me acerque a el lo tome de la mano y el dijo:
-Yuto-Kun…tú…tú quieres-pero guardo silencio, agacho la mirada y note de nuevo aquel rubor, realmente lo hacia lucir adorable, me acerque y tome su rostro con mis manos logrando así que me mirara, me acerque y lo bese, el me correspondió y al poco nos separamos, nos dirijamos a mi habitación y una vez adentro  dijo:
-vaya…tu habitación también es enorme-me miro y sonrío, su sonrisa era hermosa llena de inocencia, pero sobre todo de ternura, había algo en el que me hacia sentir raro.
-enserio…a mí me parece pequeña-el sonrío burlonamente y dijo:
-claro que no…es más grande que mi departamento-yo me sorprendí acaso el vivía solo no quería quedarme con la duda así que pregunte:
-tu… ¿tu vives solo?-el me miro y sonrío con torpeza.

-sip…vivo solo desde que tenía 16-eso me sorprendió así que pregunte:
-¿Por qué?-el cambio aquella sonrisa por una mirada que reflejaba tristeza.
-por que…por que mi mama me corrió de la casa…debido a que mi padre había muerto al poco se junto con otro hombre…el…el quiso…el quiso-mire como sus ojos se llenaban de lagrimas y pensé que era el momento de interrumpir.
-Yamada-Kun-el me miro y sonrío con torpeza.
-pero que es lo que estoy diciendo…eso arruinara tu objetivo ne-eso me sorprendió ¿acaso el sabia lo que yo planeaba hacer?, se acerco a mi y me beso con suavidad , era un beso torpe y desesperado, lo tome de la cintura y lo acerque más a mí, lo dirigí hacia la cama y lo recosté con suavidad, comencé a desabotonar su camiseta, mientras lo besaba mas apasionadamente, escuche sonar mi móvil así que me separe de el,  me levante, lo mire y respondí a aquella llamada y era Takaki:
-y que ya lo tienes en tu cama-mire a Yamada y algo dentro de mí me decía que parara pero no quería tenia que ganar la apuesta así que respondí:
-claro…así que mañana espero mi colección de monedas-y sin mas termine con la llamada, me acerque hacia Ryosuke y me posicione sobre el, comencé a besarlo, mientras que el solo respondía con  suavidad, era increíble pero sentía una opresión cerca de mi corazón , pero no quería parar, comencé a besar su cuello mientras que el solo suspiraba, baje mis besos por su pecho desnudo y lo bese con suavidad, su piel era blanca y suave y desprendía un olor a fresas que me embriagaba por completo, comencé a desabotonar su pantalón hasta que lo despoje de este, me acerque a sus labios y lo bese, con un poco de torpeza el comenzó a desabotonar mi camiseta pero  no podía quitármela así que me aleje de el y me la quite mientras hacia lo mismo con mi pantalón, me apodere de sus labios, ya no me importaba la apuesta ni siquiera la recordaba solo me importaba Yamada Ryosuke y nada mas, me acerque a su oído y susurre:
-estas seguro de continuar-mire su rostro y dijo:
-si-tomo mi rostro con sus manos y me acerco-hazme olvidar el dolor-aquello me sorprendió, y me hizo sonreír con ternura lo bese y después aquel beso se profundizo jugábamos con nuestras lenguas mientras yo repartía caricias por todo su cuerpo, era algo increíble pero todo aquello me hacia sentir un cosquilleo que me agradaba demasiado, después ambos nos encontrábamos desnudos besándonos con suavidad, repartiéndonos caricias, bese aquel blanco cuello, mordiéndolo y marcándolo a mi antojo, mientras que Ryosuke suspiraba, al poco comencé a besar su pecho, besaba cada espacio que me supiera diferente, pero en un movimiento desesperado Ryosuke se posiciono encima de mi y comenzó a besar mi cuello mordiéndolo provocando que de mi boca salieran gemidos de placer, note como sonreía y bajos sus labios hasta mi pecho, me besaba con ternura y suavidad, dirigió una de sus manos hasta mi entrepierna y comenzó a masajear mi miembro pero aquel masaje se volvió cada vez mas  fuerte, gemía sin control pero al poco se detuvo lo mire y mi respiración era muy irregular, me sonrío y yo hice lo mismo lo tome de las caderas y cambiamos de nuevo de posiciones yo me encontraba sobre el besándolo sin fin.
-Yuto-Kun ya…por favor-sonreí ante aquello y comencé a penetrarlo con lentitud era tan estrecho pero eso no me molestaba, después de poco comencé a embestirlo con suavidad, sus gemidos se escuchaba por toda la habitación, las embestidas se volvieron mas fuertes, tome su miembro y comencé a masajearlo, al poco nuestros gemidos se hicieron mas fuerte,  se aferraba a mi espalda con fuerza dejando marcas de sus uñas me dirigí a su labios y lo bese con pasión al poco llegamos al clímax, lo bese con suavidad y ternura, me acosté a su lado y el se acurruco en mi pecho, sonreí y mire como se acercaba a mi cuello, lo beso con suavidad y dijo cerca de mi oído:
-gracias-me abraso con fuerza, mientras que yo solo acariciaba su cabello, minutos después se quedo dormido, me levante con cuidado, tome mi ropa y me vestí, realice una llamada y al poco respondieron:
-sobre la apuesta…mejor olvídala-mire con ternura a Ryosuke y espere a recibir una respuesta.
-¿Por qué?-sonreí y dije.
-por que me eh enamorado-escuche como Takaki sonreía.
-solo basto con esta noche para que te enamoraras de ese chico-solté una pequeña carcajada y dije:
-creo que si-mire como Ryosuke sonreía mientras dormía.
-bien al parecer yo gane-sonreí y proteste:
-claro que no...Me acosté con el así que  yo fui el ganador pero…retiro la apuesta ah! y el no se debe enterar-y así termine con aquella llamada, me acerque hacia la cama y me acosté de nuevo junto a Ryosuke, deposite un beso en su frente y decidí tomar una ducha.

Después  de tomar una ducha seque mi cabello y decidí bajar por un poco de agua, me encontraba bajando por las escaleras cuando escuche que tocaba el timbre:
-¿Quién podrá ser a esta hora? –abrí la puerta y mire a Chinen.
-Yuto-Kun…veras yo…necesito hablar contigo-sonreí y ambos tomamos asiento en la sala:
-¿Qué pasa?-el me miro y sonrío con ternura:
-veras…creo que yo…creo que yo me eh enamorado de nuevo-aquello me sorprendió ya que Chinen tenia demasiado que no hablaba sobre esas cosas conmigo.
-ah! y quien es la afortunada o afortunado-el me miro y después agacho la mirada:
-es…es…Ryu-Chan-me sorprendí y dije:
-que…pero si apenas lo conoces-si sonó tonto sabiendo que a mi me había pasado lo mismo.
-ya lo se…pero es tan tierno…y adorable he inocente que me atrapo…solo basto con una noche para que yo me enamorara de el-sonreí y dije:
-pues ya somos dos-el me miro con cierta curiosidad y dijo:
-¿Por qué lo dices?-yo sonreí y dije:
-después te cuento…y bueno ¿Qué paso con Ryutaro-Kun?-el me miro y sonrío.
-pues yo…lo deje dormido en mí casa-sonreí tan fuerte al escuchar aquello, el me miro y sonrío:
-vaya…vaya parece que te asustaste al pensar que te habías enamorado de el-el se sonrojo y dijo:
-la verdad no pasó nada…con el no hice nada-yo me sorprendí, y pregunte:
-¿Cómo que no pasó nada?- el agacho la mirada y respondió:
-así como lo oyes…no paso nada…yo no quise hacerlo eso es todo-realmente me sorprendía pero de alguna manera entendía el por que no lo había echo.
-bien…y ¿Quién es el chico? ¿Qué te robo el corazón?-al escuchar aquello me sonroje y respondí:
-su nombre es Yamada Ryosuke-el sonrío y miro hacia las escaleras.
-si…ya veo…me tengo que ir-se puso de pie y yo hice lo mismo, pero antes de llegar a la puerta escuche la voz de Ryosuke:
-Yuto-Kun…yo…me tengo que ir-me gire y lo mire con asombro, Chinen ya se encontraba  afuera.
-ne Yu-Kun nos vemos mañana en el colegio-yo lo mire y asentí después el se marcho.

Después de que Chinen se marcho me acerque hasta las escaleras, subí solo cinco escalones y mire a Ryosuke con ternura, el se sonrojo y desvío la mirada, al parecer le avergonzaba lo que había pasado o sino era por mi forma de mirarlo, lo tome de la mano y el sonrío con timidez.
-Yuto-Kun ya es tarde y tengo regresas a casa-yo sonreí y me acerque a su rostro, junte mi frente con la de el y el se sonrojo aun mas, podía sentir su respiración en mi rostro era calida y eso me agradaba, el sonrío  y entrelazo sus dedos con los míos, me miro y se acerco hasta que nuestros labios rozaban, y dijo:
-me tengo que ir-sonreí y lo bese con ternura, nuestras manos se unieron y nos separamos nuestras frentes seguían juntas y el abrió los ojos lentamente.
-volveré a verte-era la primera vez que yo decía aquello así que me sonroje, el me miro y dijo:
-eso…eso es lo que quieres…tú quieres volver a verme-yo sonreí y dije:
-por supuesto…quiero verte de nuevo-el sonrío con timidez, y respondió:
-bien…entonces nos vemos-trato de liberarse de mis manos pero no se lo permití, el me miro con asombro y dijo:
-Yuto-Kun…me tengo que ir…ya casi son las 3:00 am…mañana tengo que ir al colegio y después-me acerque hasta su rostro y su voz cada ves se hacia más débil-después…tengo que ir…tengo que ir a trabajar-lo mire con ternura y dije:
-si te quedas…conmigo no tendrás que ir de nuevo a trabajar…ya no estarás solo…quédate conmigo-el se sonrojo y dijo:
-pero…pero yo-me miro y dijo-no merezco estar contigo…tu eres una persona que merece algo mejor…que…-pero lo interrumpí:
-tú eres la única persona que merece estar conmigo-su mirada se torno alegre, y eso me hizo feliz me acerque y lo tome de la cintura, el rodeo mi cuello con sus brazos y dijo:
-por favor cuida bien de mi-lo acerque y lo bese con ternura, lo tome en brazos y lleve hasta mi habitación lo recosté con suavidad y dije:
-entonces es hora de dormir…y prometo cuidar de ti…mi Ryo-Chan-el se sonrojo y me beso- ambos comenzamos de nuevo besándonos con pasión pero sobre todo amor, repartí caricias por aquella fina y tersa piel hasta quedar completamente exhaustos Ryosuke se acurruco sobre mi pecho y yo lo abrase con ternura, mientras acariciaba su cabello, me sentía feliz Yamada Ryosuke fue la primera persona que me hacia sentir tan feliz, me acerque y lo bese en la frente, me acerque a su oído y susurre:
-esta fue mi primera noche de amor…te quiero-mire su rostro y observe como sonreía,  después me quede dormido.

Al amanecer lo deje dormido y yo me marche a la escuela, pero deje una nota para que supiera que regresaría.
Se encontraba dormido, cuando sintió la luz del sol en su rostro, se levanto y miro  a su alrededor y observo que estaba solo, miro aquella nota a su lado y la tomo:

“mi amado Ryosuke tuve que asistir a clases, pero no te preocupes regresare rápido, ordene que te compraran un poco de ropa así que para cuando despiertes estoy seguro que ya estará en el armario”.
Att: Yuto
Posdata: te quiero ah! y amo tu sonrisa.

Sonrío al ver aquello así que decidió darse una ducha, al salir miro el armario y observo que había ropa tal como Yuto se lo había dicho tomo un cambio y se vistió.
 
Me encontraba de regreso en casa:
-tadaima-entre y escuche unos pasos mire hacia las escaleras y mire a Ryosuke lucia feliz, bajo y me abraso con fuerza.
-te extrañe-sonreí y lo abrase con fuerza.
-yo también-deposite un corto beso en su frente y sonreí.
-Yu-Kun…no te alejes de mi nunca…no quiero volver a estar solo-lo abrase con fuerza y dije.
-jamás me alejare de ti…te amo-el me abraso con fuerza, me alejé un poco y tome su rostro con mis manos, me acerque y lo bese con ternura.
-te amo…te amo Yu-Kun-decía entre besos, sonreí y lo bese con ternura, al alejarme Ryosuke mordió mi labio inferior y sonrío con ternura.
-eres tan especial…como podría alejarme de ti…te amo-lo abrase y eso me hizo pensar que-“el amor era lo mas hermoso en la vida y agradecía haber echo aquella apuesta, pues ahora tenia a la persona que tanto me llenaba y que me hacia feliz”
Fin…


hasta el final





Titulo: Hasta el final.

Parejas: Akastuya (Akanhisy x Tatshuya)

Genero: Shonen ai + Yaoi

Capítulos: Oneshot

Autora: Hitomy-Chan

             
“Siempre he pensado ¿que seria de mi vida si no estuvieras a mi lado?, la verdad creo que un total fracaso, eres lo mas importante en mi vida sin tu presencia me siento solo, no importa si tu quieres a otro, siempre estaré para ti, cuando me necesites ahí estaré hasta el final”

Bueno y aquí voy de nuevo a escucharte, a brindarte mi apoyo y decirte que todo estará bien, que me tienes a tu lado y que no temas, corro lo mas rápido que puedo, me siento cansado pero eso no va a impedir que me detenga, lo único que quiero es llegar  a ti, no soporto el echo de que te haga llorar, pero siempre bienes a mi, cuando te hace llorar, cuando te grita, cuando te lastima, incluso cuando te deja para irse con ese maldito, como puede ser que sigas a su lado sabiendo que te engaña, no puedo permitir mas esto tengo que encontrar la manera de hacerte ver que el no te merece, corro y por fin llego a tu departamento, miro aquel edificio y con un suspiro decido adentrarme, camino y me dirijo hacia el elevador, espero a que este llegue y en cuanto se abren las puertas subo, y presiono el botón “nivel 4” la verdad no entiendo mi comportamiento, me recargo y miro hacia el techo, hasta que por fin se detiene , bajo y camino por aquel pasillo me detengo frente a la puerta y toco, solo pasan 10 segundos cuando abres aquella puerta logro ver aquella expresión de tristeza así que me dispongo a preguntar:
-¿y ahora que fue lo que te hizo ese maldito?-tu solo me miras y con una débil sonrisa respondes.
-Jin no lo llames así, esta vez fue mi culpa-agachas la mirada y con un suspiro me acerco a ti y te abraso con ternura.
-Ueda siempre dices eso, pero ambos sabemos que no es cierto, el solo te usa como un juguete, ya basta deja de hacerte daño-te susurro en el oído estas calidas palabras, pero tu solo comienzas a llorar, te aferras a mi espalda con fuerza y te alejas de mi con lentitud, me miras y me sonríes con ternura mientras limpias con torpeza aquel rastro de lagrimas.
-pasa, te contare todo-yo entro y me dirijo hacia la sala tu solo me sigues y te sientas frente a mi.
-veras fue mi culpa yo…yo no debí seguirlo, pero lo hice quería saber quien era esa persona…con la que me engaña…lo vi entrar a un restaurante y bueno…me moleste cuando vi como lo abrasaba así que…me acerque y le grite…el…el se molesto y me saco de aquel lugar-veo como un par de lagrimas se deslizan por tus mejillas, pero continuas hablando-se molesto y bueno me grito…yo también lo hice y comenzamos a discutir después…después el…me tomo del brazo y me trajo a mi departamento y después…y después…-no puedes continuar pues aquel llanto se vuelve mas exigente, es obvio que yo se el resto de la historia así que me acerco a ti, me arrodillo y te abraso con ternura.
-basta…por favor déjalo ya…solo te lastima-se que lo que digo es en vano ya que se que no lo harás.
- el me ama…yo se que el me ama-esa es tu respuesta, siempre lo es, me alejo de ti y con ternura acaricio una de tus mejillas, tu solo me miras con asombro y yo solo te sonrío.
-dime ¿Qué puedo hacer? Dime ¿Cómo le puedo hacer para que el me perdone?-me preguntas algo como eso cuando lo único que yo quiero es que te alejes de ese maldito que solo te hace sufrir.
-solo…solo evita provocarlo…solo se tu mismo…no necesitas hacer algo en realidad… por que tu eres perfecto y si el no  lo ve es por que es un idiota…eres la persona mas perfecta que conozco y si el no puede ver lo que yo si veo es por que no te merece-se que esta mal que te diga todo esto, pero sabes exactamente mis sentimientos por ti, pero no eres capaz de aceptarme, pero aun así aquí estoy a tu lado esperando a que abras los ojos y te des cuenta de que solo yo te puedo hacer feliz.
Me miras con asombro pero aquella mirada se torna confundida no lo soporto ya no se cuanto mas voy a poder soportar esto, me levanto y me dirijo hacia la puerta tu solo me sigues con la mirada, pero yo ya no soporto  esto abro la puerta y antes de salir te miro y digo:
-sabes que estaré contigo hasta el final, no importa si tu nunca me miras de la misma forma yo estaré ahí para ti-y sin mas salgo, camino lo mas rápido que puedo pues lo único que quiero es alejarme de ese sitio salgo de aquel edificio y me dirijo hacia mi casa, no puedo creer que después de todo tu…tu aun no puedes verme de la misma forma en que yo lo hago…aun no puedes quererme de la misma forma en que yo lo hago…trato de soportar aquel enorme vacío en mi corazón que cada vez se vuelve mas profundo y frío, llego a aquella enorme casa que desde mi punto de vista parece mas una mansión, entro y soy recibido por mi mayordomo:
-joven Akanishi bien venido, al parecer hoy no salio en su automóvil-yo solo sonrío y comienzo a subir por las escaleras, camino por aquel  pasillo y entro ami habitación, miro aquella enorme cama y solo me dispongo a dejarme caer en esta, tomo una almohada y la abraso con fuerza, miro hacia la ventana, siento los parpados pesados y poco a poco me quedo dormido.
No se exactamente cuanto tiempo me quede dormido solo se que al ver por mi ventana ya no había mas sol al parecer ya era de noche, tomo un poco de ropa de mi armario y me dispongo a darme una ducha, entro y al poco dejo que el agua corra por todo  mi cuerpo, tarde un poco ya que no había prisa, al salir escucho mi móvil pero no tengo ánimos de responder así que solo lo dejo sonar, me visto y me dispongo a salir, cuando vuelve a sonar me giro y me acerco a mi buró, lo tomo y respondo.
-Jin, por favor necesito que vengas-eres tú pero no tengo ánimos, ni las fuerzas necesarias para verte así que por primera vez te miento:
-no puedo…tengo que ir a una reunión de trabajo…lo siento-me dolió mentirte pero esta vez lo hago por mi propio bien, escucho que tu respiración es muy irregular, al parecer estas llorando.
-Jin…esta bien no…no te preocupes-escucho como tratas de retener el llanto pero no puedo ir, se que esto no esta bien pero lo hago por mi.
-lo siento Ueda-escucho que alguien te llama, al parecer es el, siento un dolor que proviene de mi pecho pero  trato de  soportarlo.
-Jin me tengo que ir es el…adiós-terminas la llamada y yo solo trato de tranquilizarme después de todo tu solo le perteneces.

Después de aquella llamada salgo de mi habitación y no puedo dejar de pensar que estas con el, suspiro con resignación y me dispongo a ir hacia el comedor.

Después de aquella llamada me di cuenta que en verdad amas a aquel maldito que solo te hace sufrir, se que no debo molestarme pero como no hacerlo cuando el solo te hace daño.

Al amanecer escucho sonar mi móvil, lo tomo con un poco de dificultad y respondo
-moshi moshi-solo logro escuchar una respiración algo agitada, alejo mi móvil y reviso el numero eres tu, pero por que no respondes.
-Ueda ¿eres tu? Contéstame-pero nada no ahí respuesta alguna, trato de guardar la calma así que respiro y antes de preguntar algo una voz que no es la tuya dice:
-tu eres el maldito con el que me engaña…me las va a pagar-imposible era el, pero por que dijo aquello, note que había colgado entre en pánico al recordar  aquellas palabras, trate de llamar pero no hubo respuesta, me reincorpore de mi cama y tome lo primero que vi, me cambie y Salí corriendo de mi casa, me dirigí hacia mi automóvil y subí, le di lo mas rápido que podía, el solo pensar que ese sujeto te haría daño, me hizo sentirme frustrado y sobre todo asustado, el trafico no era demasiado pero aun así me hacia perder tiempo, al salir de aquel embotellamiento acelere , y al llegar a aquel edificio sentí como mi corazón latía con fuerza, entre y esta vez no tome el elevado, subí por las escalera y al llegar a tu  departamento note que la puerta estaba abierta, entre y todo era un desastre, parecía como si un huracán hubiese entrado, me apresure y me dirigí a tu habitación, al entrar lo primero que vi fue a ti estabas en el suelo y con varios golpes que tal vez dejarían cicatrices, me acerque y te tome con delicadeza, tu abriste lentamente los ojos y sonreíste.
-Jin…es…estas aquí…yo…no-pero no deje que terminara de hablar.
-basta…fue su culpa…mírate-te recosté con delicadeza en aquella cama y acaricie una de tus mejillas con suavidad.
-Jin…lo…lo siento-me acerco a tu rostro, lo tomo con delicadeza, me acerco mas y beso tu frente. Junto mi frente con la tuya y digo:
-todo estará bien…solo quédate conmigo…no me dejes-con un poco de lentitud levantas una de tus manos y acaricias una de mis mejillas.
-estaré contigo…no…no te dejare ir-sonrío con torpeza y saco mi móvil de mi bolsillo, llamo a una ambulancia y al poco esta llega.

Cuide de ti hasta que te recuperaste, no entendí muy bien aquellas palabras pero de lo que si estaba seguro era que no  iba a permitir que alguien te hiciera daño, al poco te dieron de alta y esta vez no regresaste a tu departamento te aterraba la idea de que ese maldito volviera así que te quedaste en mi casa, siempre que llegaba del trabajo me recibías con una gran sonrisa aquella que tanto amo
Nos encontrábamos en mi habitación, mirando una película, pero en ves de mirarla yo solo te observaba a ti, sin darme cuenta comencé a acercarme a ti y tu solo me miraste con ternura, no supe el por que pero cuando quise detenerme y alejarme, me tomaste de mi camiseta y me jalaste para unir tus labios con los míos, no entendía tu comportamiento pero respondo con lentitud y suavidad a aquel contacto, lentamente me coloque encima de ti y comencé a besar tu cuello, pero al darme cuenta de lo que hacia me aleje de ti y tu solo me miraste con confusión.
-¿pasa algo Jin?-yo solo me levante y me dirigí hacia la puerta.
-esto no esta bien…solo saldré herido-te levantas y me abrasaste con ternura y aquellas palabras que tanto deseaba oír salieron de tu  boca.
-te amo…te amo quédate hasta el final a mi lado-no sabia que responder siempre había deseado escuchar aquellas palabras pero no sabia como responder., levantaste tu rostro y me miraste con tristeza ibas a alejarte de mi  y no lo iba a permitir así que te abrase con fuerza.
-te amo…te amo y estaré hasta el final a tu lado-te acercaste a mi rostro hasta el punto de que nuestros labios rozaran, me miraste con ternura y uniste nuestros labios en un tímido contacto, que poco a poco se fue profundizando, nuestras lenguas se encontraban y comenzaban un juego, aquel beso se volvió mas exigente y a pasos torpes te dirigí hacia la cama, te recosté con suavidad, quedando yo encima de ti, dirigí mis besos hasta tu cuello besando y mordiendo toda su extensión mientra que tu solo suspirabas deje una marca que demostrara que tu eras mío y de nadie mas, al poco comencé a desvestirte, mientras que tu hacías lo mismo conmigo, ambos nos encontrábamos regalándonos caricias, y besos en cada rincón de nuestros cuerpos me dirigí hasta tus labios y los bese con ternura.
-te amo…te amo…solo quiero ser de ti-decías entre besos y así fue como paso esa noche te hice mío una y otras ves y así seria hoy y siempre, te contemplaba con ternura mientras dormías, lucias exhausto, tenias una expresión tranquila y sobre todo alegre.
Acaricie tu mejilla y te bese con suavidad, me acerque hasta tu oído y susurre.

“A partir de hoy estarás conmigo y eso no cambiara, ¿Por qué?, es obvio me amas de la misma forma en que yo lo hago y no voy a permitir que te alejen de mi, solo seremos tu y yo hasta el final mi amado Ueda Tatsuya…por que te amo y eso nunca cambiara”



             Fin…