domingo, 22 de julio de 2012

Abrásame-Oneshot


Titulo: Abrásame
Parejas: Yamajima
Genero: Slass+Yaoi, Lemon + 18
Capítulos: Oneshot
Autora: Hitomy-Chan
Nota: ^^ >///< he aki  una historia mas decidi hacer esto ya que tardare mucho en volver al mundo fic asi que comenten ^^

porque en cualquier circunstancia yo siempre corría a tus brazos en busca de un refugio de una simple muestra de cariño…siempre siempre diciendo una sola palabra aquella simple pero significativa palabra que me hacia sentir amado…esa palabra que me hacia ver que solo contigo podía sentirme protegido…solo diciéndola en un bajo pero audible sonido… “abrásame” esa palabra que hizo que nuestra unión fuese eterna en una noche de luna llena
                           
(Narra Yuto)

Los podía escuchar ese suspiro de tranquilidad de paz ese dulce respirar que me hacia saber que estabas a salvo que ya nada te podía dañar escuchar tu calido respirar me hacia sentir tranquilo, seguro de que tu miedo había pasado, el solo echo de saber que a mi lado tenias tranquilidad de cierta forma me hacia feliz aun sabiendo que para mañana volverías a mis brazos buscando una muestra de amor un sitio donde sentirte seguro.
-Abrásame-cuantas veces decías esa palabra ya era una costumbre para mi escuchar eso, ya era una rutina que siempre a las 12 de la noche venias a mi casa en busca de mi compañía, sonreí al darme cuenta de lo frágil que podías ser au teniendo ese porte frío y sombrío eras una ser calido que necesitaba ser protegido.
-tengo que cuidar de ti…-no era mi obligación pero aun así sentía esa necesidad de protegerte de todo y ante todos, eres la única persona que sabe de mi debilidad el único a quien le he tenido la suficiente confianza para ser yo mismo…

La mañana llego y con ella una calida brisa que me hacia ver que el invierno estaba por llegar, ver tu rostro dormir frente mío es una clase de bendición.
Contemplar esa hermosa sonrisa que de cierta  manera erizar mi piel con tan solo verla una sola vez durante el día me hace sentir alegría:
-Yama-Chan…tienes que irte…antes que mis padres se den cuenta de que estas aquí…
-cinco minutos más…-ver la forma en que te cubrías con las sabanas te hacia ver a un más adorable pero tenías que irte o estaría en problemas ambos lo estaríamos:
-oye…vamos toma una ducha…
-no quiero…me puedo quedar aquí…solo será por hoy-suspire ya resignado sabia que no te convencería de nada así que solo me dirigí al baño para tomar una relajante ducha. El solo sentir el agua fría sobre mi piel me llenaba de paz, ambos pertenecemos a mundos diferentes tu eres un chico que se gana la vida en la calle y yo un niño rico que no tiene ni una sola conexión con sus padres, tal vez el echo de ser ambos chicos y no tener ni una sola clase de cariño tanto paternal y maternal nos hacia estar juntos “unidos” era la palabra correcta, ambos compartimos el mismo sentimiento de inseguridad y soledad…
-Yuto-Kun-tome la toalla y lo coloque en mi cintura para después salir, estabas vistiéndote al parecer si te irías, pude notar en tu espalda tantas cicatrices, heridas, moretones, eran marcas que yo no podría sanar ante nada-he recibido un mensaje así que me voy…gracias por cuidar de mi…-te giraste para verme directamente posando en tus labios esa sonrisa que me hacia ver que estarías bien.
-ya veo-no tenia que objetar, no podía decirte nada yo no tenia esa clase de derecho. No podía pedirte que te quedaras siempre eso era una total estupidez…
-te veo en la noche-besaste mi mejilla y saliste por la ventana, dios como anhelaba con todo mí ser que algún día solo fueses mío, que solo yo tuviese derecho a besarte con amor y no con lujuria ni por placer, quería ser yo el dueño de tus caricias, el motivo de tu felicidad…
-ve con cuidado-para que decir eso no era necesario decir  esas palabras porque yo estaba conciente que tu trabajo no era sano, esas heridas todas esas marcas me hacían odiar a todos los tipejos que tenían tu cuerpo con tan solo pagarte un par de billetes, me llenaba de odio verte llorar cada que te herían…
-solo tengo que esperar…

Asistir a un colegio de gente rica era lo peor en esa clase de sitios había gente de lo mas miserable porque una teniendo dinero no eran felices vaya vida miserable…cada vez me aburría mas de la misma rutina el único motivo que me hacia seguir adelante eras tu, el solo verte a mi lado me daba las suficiente fuerza para no rendirme yo debía protegerte de todo daño aun que tuviese que dar mi vida por ti:
-tu eres mi razón de vivir Ryosuke-cuanto ansiaba decirte eso cada que llegabas a mi casa por un poco de amor por una sola muestra de cariño, necesitaba decirte lo mucho que me importabas lo necesitado que estaba de ti.
Pero decir aquello solo haría que te alejaras de mi y lo ultimo que yo quería en la vida era perderte sin tu presencia yo solo era un muerto en vida una pequeña partícula que formaba parte de este mundo de esta galaxia pero cada que estaba a tu lado me sentía el ser mas valioso del mundo…
-esta noche te lo diré…lo mucho que te amo…

Las clases transcurrieron con normalidad al parecer este día seria como cualquier otro, uno más aburrido y lleno de sonrisas falsas:
-maldita vida que me toco vivir-me parecía una perdida de tiempo el asistir a un colegio donde solo con una paca de dinero ya te pasaban las materias reprobadas una manera sencilla de perder las clases, profesores inútiles he inservibles eso es lo que eran cada uno  de los profesores que impartían clases por que si no tenias dinero solo le entregabas tu cuerpo y así era como te librabas de los exámenes extraordinarios…
-quiero verte…

Al salir del colegio me dirigí como de costumbre a mi casa, sentía una extraña sensación en mi interior era molesta pero sobre todo preocupante, asfixiante, no sabría explicar exactamente lo que sentía en ese momento pero mi razón me decía que ese sentimiento de angustia era por ti:
-imposible-corrí lo mas rápido que pude, importándome poco si chocaba con alguien o si cruzaba la calle sin mirar a los lados yo debía llegar a ti el remordimiento me estaba matando, sentía mi pecho desgarrarse cada paso que daba me pesaba mas, aquella sensación de miedo, soledad, nostalgia pero sobre todo la preocupación me hacia entender que algo te había pasado yo necesitaba llegar a casa tenia que hacerlo, porque esta mañana al despedirte de mi había algo en esa sonrisa que me demostraba que no volverías a mi por que al momento en que saliste por la ventan yo trate de verme natural de hacerme creer que esta noche regresarías en busca de mi calor, entre a la mansión sin saludar a nadie mi único objetivo era llegar a mi habitación, me detuve en la puerta sintiendo las fuertes pulsaciones de mi corazón escuchando mi agitado respirar, mis manos temblaban debido al miedo que tenia de abrir esa puerta:
-Ryosuke-mi voz sonaba tan temerosa, angustiosa tome el pomo de la puerta y lo gire para después abrirla lentamente, temiendo lo peor al estar la puerta completamente abierta te vi ahí parado frente a la ventana mientras sonreías, todo había sido solo producto de mi imaginación de mi miedo a perderte, de mi necesidad de sentirte mío:
-Yuto-Kun-aquella sonrisa que había en tus labios se fue desvaneciendo poco a poco dejando una mirada llena de desesperación-abrásame-deje caer mi maletín al suelo para acercarme a ti, lucias tan indefenso, tan necesitado de amor rodee tu pequeño cuerpo con mis brazos estrechándote con fuerza mientras escuchaba tus sollozos esta vez lucias mas destruido, ¿Por qué no te quedas conmigo? Quería decirlo pero me era imposible por que el solo echo de saber que tu corazón nunca tendría un lugar pequeño para mi me hacia llenar de miedo por que tu no sabias lo que era amar y yo no sabia como protegerte de todo mal, tus pequeñas he indefensas manos se aferraron en mi pecho con fuerza sujetando mi camisa en aquel agarre, estabas reprimiendo tu dolor así era siempre nunca dejabas salir todo el llanto que tenias guardado seguías ocultado tu dolor  por que solo de esa forma podías seguir con tu vida:
-aquí estoy contigo…-posaste tu cabeza en mi pecho dejado que te abrasara con fuerza para así transmitirte mas mi calor al igual que mi protección, no podía hacer nada para sanar tus heridas porque las cicatrices que poseías dejarían tantas marcas en tu ser y en tu alma, note que tu camiseta estaba manchada de sangre podía imaginar el por que de aquello y de solo saber eso me llenaba aun mas de odio, necesitaba protegerte de todo mal ya no soportaba verte tantos golpes de tener que curar tus heridas por que temías ir a un hospital.

-Yuto-Kun…puedo quedarme esta noche-sonreí al escuchar aquello deposite un beso en tu cabeza y asentí fingiendo estar feliz, debía demostrarte mi tranquilidad aunque por dentro estaba totalmente desecho.
-claro…ahora toma una ducha…yo te llevare la ropa así podré curarte las heridas-asentiste y entraste al baño mientras que yo solo me quedaba observado el frío piso, me sentía tan desesperado ya no sabia que hacer conmigo ni contigo las heridas que tus clientes le hacían a tu cuerpo cada vez eran peor, había ocasiones en que te quejabas tanto del dolor que no podías dormir.
-necesito salvarte de esa vida-sin darme cuenta ya estaba llorando me mire al espejo que tenia frente a mi cama notando el daño que tenia en mi persona, viendo como mis ojos me demostraban que lo mucho que te amaba y lo ansioso que estaba por protegerte, abrí mi armario, tome una camiseta y unos shorts sabia que te quedarían largos pero era lo que menos importaba, me acerque a la puerta del baño y toque:
-Ryosuke-Kun…voy a entrar-gire la perilla y entre para colocar la ropa sobre el lava manos me gire y vi claramente tu figura tras el cristal de la ducha ver tu cuerpo tan lastimado me dolía en los mas profundo de mi ser, se podía notar como los golpes resientes sangraban pero aquel rastro de sangre se perdía entre el agua que caía por todo tu cuerpo ver tantas cicatrices, moretones, dañar un hermoso cuerpo como el tuyo era un pecado ¿Cómo eran capaces de tocarte tan cruelmente?

Estuve observándote por varios minutos captando cada detalle de tu cuerpo, viendo como acariciabas tu cuerpo con el jabón quejadote por el ardor que producía este en tus heridas me quite los tenis y me adentre importándome poco si te asustaba quería sentirte mío solo un momento, te abrase por la espalda rodeando con mis brazos tu delgada cintura mientras besaba tu hombro derecho supe que te habías sorprendido ya que diste un pequeño salto debido al susto, mi ropa se mojo al instante en que tuvo tacto con el agua pero no me importo quería estar solo un momento contigo:
-¿Qué pasa?-solo negué y continúe abrasándote sin hacer mucha fuerza ya que no quería lastimarte, colocaste tus manos sobre las mías y posaste tu cabeza sobre mi pecho no se cuanto tiempo paso pero termine empapado solo se que deje de ser yo mismo cuando sin previo aviso te liberaste de mi agarre para girarte y besarme con torpeza uniendo tus labios con los míos en un suave pero hermoso contacto que me llenaba a mas no poder. tus suaves manos me tomaron de ambas mejillas mientras acercaba tu desnudo cuerpo al mío, aquel simple beso me hizo ver lo que mucho que necesitabas ser amado, pero tenia tanto miedo a herirte que no me atrevía a tocarte pero aun así correspondí a aquella unión de labios. La forma en que nuestros labios se unían era simplemente asombrosa el como se rozaban cada que nos separábamos por un poco de oxigeno notando esa tímida sonrisa que se formaba en tus labios:
-abrásame-acaricie una de tus mejillas con suavidad mientras tú cerrabas los ojos me acerque un poco mas a tu cuerpo hasta que logre tenerte preso en la pared y mi cuerpo tus ojos se centraron en los míos dándome a entender lo que pasaría en ese momento:
-te amo-tu boca se abrió por la sorpresa o tal vez por que querías darme una respuesta pero no espere nada y te bese con intensidad y amor tus manos se adentraron bajo mi camisa de uniforme logrando así tener tacto con mi piel, adentre mi lengua en tu cavidad dando roces en la tuya provocado que jadearas ante aquello explore cada rincón de tu paladar nuestras salivas se mezclaban en aquel beso tan deseoso y adictible, dirigiste tus manos hasta el botón de mi pantalón mientras sonreías traviesamente tal vez para ti era sexo y ya pero para mi era hacer el amor…

Tus manos desabrocharon mi pantalón para después desabotonar cada botón de mi camiseta, deslice mis labios por tu cuello besándolo con lentitud mientras dejabas salir pequeños sonidos de placer me quitaste la camiseta para tocar cada parte de mi cuerpo con tus manos explorando, recorriéndolo cuantas veces quisiste sin dejar ni un espacio sin conocer:
-haaa!!!!-te quejaste debido a la pequeña succión que había dado sobre tu cuello rodeaste mi cintura con tus piernas para sujetarte de mi cuello logrando un poco de fricción entre nuestros miembros te pegue mas a la pared pero me detuve cuando escuche como gritabas.
-duele!!!-te mire con miedo al saber lo frágil que podías ser, posaste tu frente con la mía y cerraste los ojos mientras que el agua corría por nuestros cuerpos, estaba por alejarme pero te aferraste mas a mi cuerpo:
-estaré bien-no quería hacerte mas daño pero tus labios fueron rozándose con los míos dándome a entender que querías hacerlo conmigo-quiero estar contigo-mordiste mi labio inferior incitándome a que te besara mas y así lo hice me despoje de toda prenda que traía quedando ambos desnudos bajo el agua, mis manos recorrían cada centímetro de tu nívea piel mis labios bajaron por tu pecho para terminar sobre uno de tus botones rosados tu solo acariciaste mi cabello dejado que te hiciera mío a como fuera podía escuchar cada uno de tus gemidos bañados de placer, deseo, ver tu rostro tan cegado de placer era la imagen mas hermosa que podía contemplar, tenerte de esa forma fue la mejor manera de hacerte ver que ya no te irías de mi lado, al poner aquellos botones duros me dirigí una vez mas a tu rostro tu sonreíste con ternura mientras movías tus caderas logrando que nuestros miembros hicieran fricción haciendo parecer ese movimiento embestidas que te llenaban de lujuria tus pequeñas manos se dirigieron hasta mi miembro para comenzar a masajearlo mientras que yo no dejaba de besar cada parte de tu cuello estaba llenándome de placer con tan solo sentir como lo masajeabas con fuerza aquel masaje inocente se convirtió en uno mas acelerado, jugabas con la punta provocando que gimiera, te mire con amor y sobre todo ternura para besarte con desenfreno nuestras lenguas se entrelazaban, mis  manos acariciaba tus piernas mientras que tu seguías sobre mi cintura,  continuaste masajeando mi hombría hasta que termine por venirme en tu mano, nos besamos con desesperación quería demostrarte todo mi amor nuestros cuerpos estaban empapados por el agua, ingrese uno de mis dedos en tu entrada logrando que te quejaras un poco a pesar de que no eras virgen eras demasiado estrecho eso me quedo claro ingrese un segundo provocando que tu espalda  se curvara un poco, moví ese par de dedos en círculos quería dilatarte bien para que no sintieras tanto dolor, tus caderas  comenzaron a moverse aun mismo ritmo que mis dedos dejándome claro que estabas mas que listo, saque mis dedos y los remplace por mi miembro te quejaste al sentirme en tu interior así que te bese para distraerte un poco.

-estoy listo-comencé a  embestirte  suaves y a un ritmo lento sabia  que el dolor no desaparecía así que te bese, las embestidas se hicieron mas profundas podía sentir como mi miembro entraba y salía de tu interior. Tus gemidos eran de placer, comenzaste a moverte al mismo ritmo en que te embestía haciéndome ver que estabas disfrutando al igual que yo, tus gemidos aumentaron aun más cuando me adentre mas en tu interior dando embestidas mas certeras:
-mas…mas fuerte…mas-escuchar aquellas palabras en mi oído me hicieron moverme aun mas rápido,  salí de tu interior para penetrarte con más fuerza, dando en el punto exacto:
-¡así!!!...mas fuerte Yuto…mas quiero mas!!!-y así como mi amante  lo pidió lo hice te embestí con fuerza una y otra vez llegando cada vez mas profundo.
Tome tu miembro dando un manoseo algo brusco jugando con la punta mientras te embestía con fuerza tus manos se aferraron a mi espalda  tus paredes estrechas comprimían mi miembro haciéndome sentir una locura exquisita  cada que me adentraba en tu interior, los besos se volvieron mas lujuriosos nuestras lenguas se entrelazaban tratando de ganar terreno en la cavidad del otro, llegando a tal punto en que ya no podíamos callar los gemidos de placer que aquel acto de deseo nos provocaba, una embestidas mas y termine por correrme en tu interior tu por tu parte te viniste casi al instante en que yo termine en ti.

Nos besamos una ves mas sentí como te movías yo aun no salía de tu interior eso solo significaba que aun había mas, me salí de tu interior para después hacer que te bajaras de mi ya que aun seguías trepado sobre mis caderas, note como hacías un puchero en señal de enojo cosa que me provoco risa ya que lucias adorable te coloque de cara contra la pared para penetrarte de una logrando así tocar lo mas profundo de tu entrada, gemiste sin fin acaricie tu espalda mientras besaba tu cuello debía ser cuidadoso para no lastimarte ya que tenias demasiadas heridas. Dirigí una de mis manos  hasta tu entrepierna para volver a masajear aquel pedazo de carne, el agua facilitaba todo aquello gemiste mas fuerte cada que  me sentías entrar y salir sin alguna clase de permiso dando fuertes penetraciones que te hacían gritar ya de tanto placer. continúe embistiéndote una y otra vez hasta que llegamos por segunda vez al orgasmo y te terminaste una vez mas en mi mano, nuestras respiraciones eran muy irregulares aquel acto me había dejado totalmente agotado te giraste quedando frente mío para después abrasarme con fuerza ambos estábamos bajo la regadera así que tome la barra de jabón y comencé a recorrer con una de mis manos tu espalda para terminar de bañarnos:
-te amo-susurraste mientras te aferrabas con más fuerza a mi cuerpo, sonreí al saber ya tus sentimientos-quiero quedarme contigo por siempre-me aleje solo unos centímetros para contemplar tu hermoso rostro junte mi frente con la tuya y bese tu nariz provocando que sonrieras hermosamente:
-así será-asentiste con felicidad para después terminar de ducharnos, lo único que queríamos en ese momento era descansar después de tan agotado acto, al salir ambos con batas nos dejamos caer sobre la cama, rápidamente te acurrucaste en mi pecho mientras cerrabas los ojos coloque mi mano derecha sobre tu cabeza y comencé a acariciar tu cabello ya no hubo mas palabras solo un gran silencio cuando intente moverme me di cuenta de que estabas dormido lucias tan apacible tan sereno ahora sabia que estarías a salvo de todo daño, ya no correrías a mi brazos por un refugio ya no seria necesario que buscaras un poco de amor y compresión para sentirte amado ya que yo estaría siempre para ti demostrándote mi amor, regaladote mis abrazos mis besos y sobre todo haciéndote siempre feliz…

***fin***


4 comentarios:

Mimi-chan dijo...

waaaa! Que fallo aún no había comentado en este fic! Espero que estando con Yuto Yamada deje el trabajo!
Esos malcriado que le hacían eso a Yamada! Agg!! Pobre Yama-chan, con todo el cuerpo lleno de golpes... menos mal que ahí está Yuto para curarle!
Valla manera de ayudarle a ducharse que tiene Yuto! xD Se metió a la ducha con ropa y todo! Pero da igual! La ocasión lo merecía!

Me ha encantado la historia! Me encanta todo lo que escribes! >.<

lizy dijo...

abrazzoooooooooooooo:)
hermossooooo one shot yuto es tan
tierno con ek pobre de yamada tiene razon como se atreven esos a tocar el pobre cuerpesito de yama chan mi vida me dio ternura cuando yuto derramo lagrimitas por yamada huuuuu que bueno que los sentimientos de yuto fueron aceptados siiii por poco pense que le habia pasdo algo a yamada menos mal estaba bien me encantado sii muchas gracias por subirloo

Namida Gabriela dijo...

Awww te quedó hermoso hito-chan!! <3 Pobre mi Ryosuke!!! dios... si estuviera ahi... LO PROTEJO CN MI VIDA!! que suerte que estaba mi hermoso Yuto... Yuto... cuidamelo muuucho onegaii >_<
Está hermoso... Hito-chan!! no me he olvidado de ti, ni de nadie, solo que... estoy castigada por el resto de mi vida (???) y me cuesta comentar, actualizar y muchas cosas más xD. Solo quiero que sepas que está hermoso lo que has escrito y espero que te recuperes, quiero que ya comiences a escribir para poder a enviciarme cn los fics ne? :D

Namida Gabriela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.