domingo, 29 de diciembre de 2013

Delirio-Oneshot Inootaro




Titulo: Delirio
Parejas: Inotaro - Yabutaro
Genero: Lime y slass
Capítulos: Mini-Oneshot
Autora: Hitomy-Chan
Nota: este fic creo que se lo debía a mi amiga PaOla Amil si estoy segura de eso, bueno no se pero creo que me puse pervertida   >3< y por eso quedo tan asdasdadsdsd…eso y pues acepto criticas así Aria nee-chan ya tengo un Yamajima en mi mente y otro a punto de terminar así que no llores por que no subí Yamajima… =)

Vio la puerta abrirse, ahí estaba sentado tras el escritorio le miro bajo sus cristalinas gafas, el pequeño se adentro al consultorio con una chaqueta de cuero en manos, se dejo caer sobre el sofá extendiendo sus brazos en el respaldo del mismo, lo observo serio riendo leve, esta era la 4ta ocasión en que Morimoto Ryutaro asistía continuamente a sus citas.
“has llegado temprano”
Ante esas palabras solo se gano una mirada acusadora por parte del pelinegro  el cual ahora estaba acostado sobre el sofá de cuero color café.
Inoo abrió su pequeña libreta donde comúnmente tomaba notas de cada visita del bajo, acomodo sus lentes y espero a que el otro chico comenzara hablar, Ryutaro jugaba con sus dedos  luciendo infantil creyendo que con su actitud lograría hacer caer al mayor.
“Morimoto…cuéntame que ha pasado con tu actual relación” El nombrado  giro el rostro para así poder contemplar  a su psicólogo Inoo Kei, este lucia curioso, suspiro y miro el techo con ambas manos situadas sobre su pecho comenzó a narrar lo que usualmente hacia con su pareja.
“Kota ha estado llegando muy tarde durante esta semana” Susurro “ha estado algo estresado por su trabajo, me gusta verlo de esa manera es cuando mas disfruto de tenerlo”
Inoo veía cada movimiento que el otro realizaba con sus pequeñas manos “en una ocasión llego algo ebrio, he de confesar que Yabu no suele beber mucho…pero…” el menor se mordió el labio  inferior tocando con su diestra  la nieva piel de su cuello “me fascino  que me tomara y me hiciese suyo sobre la mesa, el sabe que amo ser forzado al sexo…me encanta que me llene de marcas” las pequeñas manos de su paciente acariciaban sobre la tela su delgado pecho, toqueteándose a si mismo, no era la primera vez que Morimoto intentaba encenderlo con ese truco de ver y luego experimentar .
“recuerdo bien, en cuanto entro al departamento se acerco peligroso con esa mirada de depredador… apenas me vio me tomo con fuerza de las caderas llevando a la altura de las suyas mismas, al principio yo no quería…pero tu bien y sabes que soy un adicto al sexo” la mirada del menor se centro en la del pelinegro, Inoo no dejaba de mirara al pequeño, claro que lo sabía Morimoto  sufría de un  trastornó, maldita enfermedad, cada día le costaba mas calmar su instinto ante la seductora manera en que el menor solía narrar su adictiva vida sexual con Kota Yabu.
“me llevo a la mesa y yo me encontraba tan desesperado  que atine a desabotonar su camisa con un fuerte jalón” Ryutaro rio travieso y sus orbes oscuras estaban fijas en las ajenas mientras lleva su diestra bajo la fina tela de su playera, un pequeño jadeo escapo de entre sus semi abiertos labios siendo solo escuchado por el mayor, Inoo fingió escribir y su cuerpo sudaba frio, comenzó a sentir ese enorme bulto crecer entre sus piernas, esta vez Ryutaro si se saldría con la suya.
“Yabu se desiso de mi ropa y no le importo si su acto sádico me causaba dolor el solo era consiente mas de su propio placer y entro en mi con fuerza, no negare que disfrute mucho todo aquello, no puede objetar ante el vaivén de sus caderas las cuales me embestían con fuerza haciéndome gemir su nombre una y otra vez” ahora si esa visita  se había salido de control por parte de ambos chicos, ahora el espectáculo era deseoso Ryutaro poseía mejillas rojizas y su mano izquierda hacia rato yacía dentro de su ropa interior y él, Inoo ya comenzaba a desfallecer por ese chiquillo.
“al principio me dolió, pero sus sádicas embestidas me hacia tocar el cielo” continuo narrando sin dejar de masturbarse ante la mirada del otro, el cual ahora veía al menor con un claro deseo, el pelinegro dejo de tocarse y con una sonrisa traviesa salió del sofá, se acerco al escritorio rodeándolo sin apartar su mirada del otro, Inoo se movió incomodo y Ryutaro jalo la silla logrando que esta hiciese un chillido chirriante, se sentó sobre el regazo de Inoo rodeando con sus delgados brazos el cuello ajeno, restregándose con descaro sobre el alto:
“Veo que…necesitas ayuda”
Con una sonrisa ladina desabrocho el pantalón de su psicólogo, infiltrando su diestra dentro tomando así el musculo del otro tocando sobre la tela del bóxer “yo te ayudare Inoo-san”
Trago saliva con dificultad, esta vez si cometía una locura dejarse tocar por un paciente, y aun peor por un niño, era un sucio lo sabia pero ¡¡¡diablos!!! Como le estaba gustando ese apretón que le daba el menor con los dedos, echo la cabeza hacia atrás disfrutando así de las maravillas que hacia el pequeño Morimoto. La mirada cristalina del menor le fascinaba en demasía, los labios entre abiertos de Morimoto susurraron solo una palabra que le haría perder cualquier pequeña gota de cordura que hubiese en su interior “Tómame” lambio con descaro el lóbulo del mayor el cual dejo de tener autocontrol.
No supo ni como llegaron a todo eso, pero aquel niño gemía como todo un ángel, lo tenia a su total merced, Ryutaro apoyaba ambas manos sobre el escritorio, él, Inoo lo embestía con fuerza dando cada vez mas profundo, su pelvis chocaba contra el trasero del menor sintiendo su miembro apretado y caliente, Ryutaro sostenía firme las esquinas del mueble cerrando los ojos con fuerza.
“Tócame” aquella petición dada por Ryutaro le hizo actuar, llevando su diestra rodeando la curva de la cintura hasta tomar lo que buscaba, si fue consiente de que no solo el debía disfrutar, aquel goteante musculo lo sostuvo firme, comenzaba a sentir mas y mas del embriagante acto, las paredes del menor aprisionaron su miembro dando inicio así al orgasmo el vaivén de sus caderas se hizo mas certero y entonces se vino dentro del bajito. Con fuertes apretones logro que Ryutaro se viniese en su mano, estaba cansado de aquello al igual que el pelinegro el cual le daba la espalda, rodeo la delgada curvilínea de Morimoto posando su mentón en el hombro derecho del pequeño.
“te gusto ne” Rio bajo y quiso responder pero una voz dentro de su cabeza lo hizo despertar de golpe….
****************************************
“Inoo-san” parpadeo continuamente buscando la manera de aclarar su nublada vista, hasta que logro visualizar a Ryutaro, este lo veía desde el sofá con una mirada interrogante “al final terminamos peleando… Kota se fue molesto de casa” finalizo su historia, se froto la frente con su diestra, quiso moverse pero tenía un problema entre las piernas.
“ya veo…así que después del sexo ¿discutieron?” Ryutaro asintió y solo se mordió el labio “que te parecer dejar el sexo por una semana” comento burlón, acto que provoco que el pequeño hiciese una mueca de molestia.
“Nunca” tomo su chaqueta y antes de salir giro el rostro “sabes deberías ir conmigo…podría ayudarte con eso” señalo bajo el escritorio a lo cual Inoo solo asintió sin dudar, tener delirios con su paciente era bajo, pero mas bajo fue el echo de dejarse influenciar por el pequeño novio de su mejor amigo…
Fin….

For you-cap 3



Titulo: For You
Parejas: Yamajima, Chiitaro (clásico de mi), Inoodai, Takabu y Hikato <3
Genero: Yaoi+Lemon
Capítulos: 9 terminado ^^
Autora: Hitomy-Chan
Nota: Bueno no se que piensen pero ya tenía ganas de subirlo kyaaaaaaaa…eso espero les guste.



Capitulo 3
(Narra Inoo)
Salí de aquel restaurante solía almorzar ahí durante los fines de semana solo habían pasado 5 días desde que  vi a ese chico, me sentía cansado,  subí al automóvil y le pedí al chofer que me llevara a casa, no podía sacar de mi mente a ese chico, se me hacia familiar pero no lograba recordarlo, mire por la ventana y la imagen de aquel chico vino a mi mente, sonreí, me parecía una locura  que un completo desconocido me pusiera así, con ganas de saber su nombre, con deseo de sentirlo a mi lado, la mirada de aquel chico era hermosa, al igual que sus labios, tan bien formados, sacudí la cabeza al darme cuenta de lo que pensaba:
-¿Quién eres?-murmure mientras sonreía, quiero verlo de nuevo, a pesar de que solo cruzamos miradas tenia el deseo de verlo una vez mas…ahora mismo mis pensamientos solo vagaban en el recuerdo de aquel chico…

(Narra Chinen)
Me estaba comportando como un salvaje con aquel chico, pero no podía controlar mis impulsos, quería hacerlo hablar para saber sobre su líder, pero en vez de llevar mi plan acabo termine seduciéndolo, ni siquiera sabia su nombre, me sentía deseoso de besarlo, odiaba mis cambios de personalidad, solo cuando estaba cerca de Yamada-Kun podía ser yo mismo, pero con este chico solo tenia un sentimiento y ese era el de poseerlo, el tenia unos labios tan bien formados, y su mirada era tan profunda carecía de algo y eso era de emociones, había cambiado todo mi plan ahora mismo estaba sobre el, el solo callaba sus gemidos mientras que yo solo me movía sobre el haciendo friccione en su entrepierna, note que sonreía, eso me sorprendió pero mi deseo de sentirlo fue demasiado grande que sin pensarlo dos veces lo bese, el me correspondió de inmediato tomándome de la cintura, coloque mis manos en su pecho y comencé a desabotonar su chaleco, el solo se dejaba hacer…

(Narra Daiki)
Ya no lo soportaba mas, salí de mi habitación y tome las llaves de mi motocicleta, tenia que sacarme a ese chico de la cabeza, ni siquiera lo conocía y ya estaba robándome suspiros, subí a mi motocicleta y acelere, solo quería dejar de pensar en el, estuve vagando por la ciudad, hasta que me detuve frente aquel restaurante, sonreí como tonto al ver lo que hacia, saque mi móvil y realice una llamada, tenia que hablar con Yuto sobre esto, ya no podía mas…me estaba volviendo loco y todo por ese chico…

(Narra Yuto)
Salimos del acuario, Yamada no borraba su sonrisa y eso me gustaba aun más, me detuve y escuche sonar mi celular así que rápidamente respondí:
-Yuto-Kun… ¿Dónde estas?-esa voz la conocía tan bien:
-en…en mi casa-respondí, no podía decirle a Daiki-Kun en donde me encontraba:
-quiero hablar contigo…es muy importante-me sorprendí el no solía ser así de serio, tal vez tenía problemas con sus padres eso ya no seria extraño para mí:
-¿paso algo?
-si…pasa que…-y ahí fue cuando la llamada termino, ahora si estaba preocupado el no solía colgarme solo por que si…mire a Ryosuke y este solo me observaba con curiosidad:
-era Daiki-Kun…al parecer tiene problemas-me talle el cabello mientras sonreía, sabia que el estaba molesto ya que no le agradaba Daiki-me tengo que ir…pero primero te llevare a tu casa-Ryosuke solo hizo un puchero me fascinaba que hiciera eso me encantaba lucia tan lindo:
-Yama-Chan…no te pongas así-me acerque y lo tome del rostro, el solo me miro amaba esa mirada, sonreí y lo bese con suavidad, el me correspondió de inmediato, al separarnos solo junte mi frente con la de el, sus mejillas estaban teñidas de rosa, lucia tan vulnerable, Daiki tendría que esperar un poco mas…

(Narra Ryutaro)
Ya no podía resistirme mas ese niño me estaba volviendo loco, así que en cuanto me beso lo tome de la cintura y lo acerque mas a mi cuerpo me importaba poco si alguien nos miraba, había perdido el control de mi cuerpo y todo por que ese chiquillo me había seducido de la peor manera, una de sus manos comenzó a desabonar mi chaleco, sonreí y mordí su labio inferior provocando que un hilito de sangre se deslizara por sus perfectos y ansiados labios, nos miramos, lucia agitado, al igual que yo, volvió hacer friccione en mi entrepierna provocando que gimiera un poco:
-ah!...aquí no-su mirada solo reflejaba deseo al igual que la mía, quería hacerlo mío y lo haría:
-¿Cómo te llamas?-se acerco a mis labios y susurro:
-Yuri…Chinen Yuri-era un nombre hermoso al igual que el:
-bien Yuri-Chan…quieres terminar con esto-el asintió mientras depositaba un beso corto en mis labios-entonces vamos-nos pusimos de pie, mi casa estaba sola, mi madre había salido de viaje y mi padre pues básicamente se la vivía viajando, al entrar rápidamente se me trepo en la cintura, lo coloque contra la pared, yo solía ser un poco agresivo, así que de un solo jalon hice que su camiseta se abriera los botones cayeron al suelo, y ahí estaba frente a mi aquel pecho blanco y suave que me llamaba a besarlo y acariciarlo…

(Narra Keito)
No podía creerlo era un traidor, me sentía furioso observe como ambos se besaban, como si no hubiese un fin para aquel beso, quería matar a Chinen Yuri por tocar a Ryutaro, por besarlo, también quería golpear a ese traidor, pero no podía hacerlo, ambos se levantaron para después entrar a la casa de Morimoto:
-Yuto-Kun…al parecer ahí un traidor entre nosotros-murmure con enojo, el tenia que saberlo, y claro que pensaba decirle toda verdad…


(Narra Yuya)
Había salido de mi trabajo, solía trabajar durante los fines de semana, me sentía agotado, estire mis brazos tratando de liberar mi cuerpo de tanto cansancio, suspire y mire el cielo:
-ya es tarde…tengo hambre-saque mí móvil estaba por realizar una llamada cuando lo vi, no podía ser cierto que el estuviera por estos barrios, caminaba como si estuviese en una pasarela:
-¿acaso se cree el dueño de la calle?-murmure con enojo, Yabu caminaba como si estuviese en un desfile de modas, me hacia enojar tanto, el sabia que trabajaba por aquí, la mayor parte del tiempo venia para fastidiarme, lo odiaba pero muy dentro de mi me sentía atraído por ese chico presumido y altanero…me odiaba por tener esa clase de sentimientos por Yabu Kota…me miro y sonrío, dios esa sonrisa me encantaba…frente a mis amigos tenia que fingir que lo odiaba pero dentro de mi no había otro pensamiento que no fuera de amor…se acerco y con voz burlona hablo:
-mira nada más…el niño pobretón acaba de salir de su empleo-cada comentario de burla de Kota solo me hacia reír el no era muy bueno cuando se trataba de ridiculizarme:
-Kota-Kun eres idiota…si te vas a burlar de mí hazlo bien-su expresión cambio radicalmente a una de fastidio:
-Bakaki…eres un entupido-eso solo me hacia reír más, el lucia tan lindo cuando se molestaba:
-Kota-Kun ¿a que has venido?-me miro y respondió:
-a molestarte-lo mire con duda, sabia que venia a otra cosa, así que decidí presionar:
-dime la verdad… ¿a que has venido?-suspiro y sonrío traviesamente, se acerco un poco más hacia mí y respondió:
-quería verte-esa respuesta si me había impresionado…

(Narra Daiki)
Me encontraba hablando con Yuto-Kun cuando lo mire era el, era ese chico, sin darme cuenta le colgué a Yuto y observe como el vehiculo en el que iba aquel chico se alejaba, ni siquiera podía controlar mis impulsos y cuando menos lo pensé ya iba siguiendo aquel automóvil, me sentía ansioso mi corazón latía con fuerza, era algo poco creíble que aquel chico me hiciera sentir así, con deseos de verlo, de escuchar su voz, mi cabeza era un lío al igual que mis emociones, observe como aquel vehiculo se detenía frente a una enorme mansión, de pronto bajo el, con ese porte serio y sombrío, lucia tan bien, me baje de mi motocicleta y lo observe de lejos, ya ni siquiera recordaba que tenia sentimientos por Yuto-Kun, ahora mi mente solo le pertenecida a el…

(Narra Hikaru)
Sali a  buscar a Yamada-Kun pero no se encontraba en su casa, ultimadamente se la pasaba mas afuera que en  su casa, así que decidí ir a ver al sádico de Yuri pero tampoco estaba, así que ya resignado solo me quedo ir a ver a Inoo-Kun pero el vivía muy lejos así que no quise ir por que me daba flojera,  entonces recordé la existencia de Yuya así que tome el primer autobús que me llevara hasta el trabajo de mi buen amigo, al llegar me baje y camine por varios minutos, al llegar me detuve lo mire el estaba conversando muy amenamente con el idiota de Yabu Kota, como lo odiaba, me acerque solo un poco mas y logre escuchar su conversación…ambos estaba hablando sobre que ya no podían callar mas sus sentimientos…eso me sorprendió acaso ellos ¿se gustaban?...o tal vez Yuya era un traidor…sentí como la sangre me hervía, quería darle una paliza a Kota y otra a Takaki…después de eso ambos se besaron, eso me dejo en shock total…

(Narra Ryosuke)
Después de que salimos del acuario nos dirigimos a la casa de Yuto, aun no sabia el por que me quería llevar pero lo que yo quería era saber en donde vivía, íbamos en su automóvil, el sonrío y dijo:
-no lo usaba desde el día  que te atropelle-lo mire y sonreí:
-tanto miedo te dio…bueno no te culpo tal vez ahora también arrollaras a otra persona-Yuto se detuvo en seco y me miro con asombro:
-¿crees que pase de nuevo?-solté una carcajada y negué:
-claro que no…eso es tonto no creo que seas tan distraído-suspiro y volvió a mirarme pero de una  manera maliciosa:
-¿quieres conducir?-lo mire con asombro y negué:
-no…que tal y choco-sonrío traviesamente y respondió:
-no importa…me lo obsequiaron mis padres...además tengo otros tres-eso me sorprendió aun más:
-pero aun así debes cuidarlos…no desperdicies el dinero-se acerco solo un poco hacia mí y susurro:
-te lo regalo-solté una carcajada y comente:
-eres tan gracioso
-lo digo enserio-su mirada lucia seria así que supe que hablaba enserio:
-¿pero?-se acerco más a mí, eso me puso nervioso, si no fuese por la palanca de velocidades ya estuviera muy cerca de mi rostro:
-diablos esto estorba-murmuro con enojo, eso me hizo sonreír, el me miro y murmuro:
-pero bueno…puedo hacer esto-me jalo del brazo y capturo mis labios, eso me hizo feliz así que solo correspondí…

(Narra Inoo)
Al llegar a mi casa, baje me sentía observado así que mire los alrededores, y lo mire era ese chico que me tenia completamente atrapado, nuestras miradas se encontraron, sonreí y note como el me sonreía, definitivamente tenia que hablar con el…

(Narra Chinen)
Quería devóralo por completo ese chico tenía algo que me atrapaba, que me llamaba a besarlo y acariciarlo, rodee con mis piernas su cintura mientras que el me recargaba  en la pared, se deshizo de mí camiseta no me importo si la rompía lo único que quería era sentirlo, me aleje de sus labios y pregunte:
-¿Cuál es tu nombre?-sonrío, su sonrisa era hermosa, beso mi cuello mientras que yo solo suspiraba, mi comportamiento era distinto, sabía que mis cambios de personalidad no eran normales por eso no tenía amigos, pero cuando conocí a Yamada, todo cambio, sentí como desabotonaba mi pantalón se acerco y susurro sobre mis labios:
-Morimoto Ryutaro-sonreí y lo bese, a paso torpes me dejo caer sobre el sofá, se coloco sobre mi, me volvía loco, no podía creerlo que mi enemigo estuviese llenándome de caricias, haciéndome suspirar, le quite su molesta camiseta y la arroje al suelo, comencé a acariciar su pecho, su piel era tersa y suave, el bajo sus besos por todo mi abdomen hasta que llego a mi vientre, me quito el pantalón de un solo movimiento, después hizo lo mismo con los de el, al pasar mas de 20 minutos ya estábamos completamente desnudos, podía sentir su piel sobre la mía, nuestros cuerpos estaban bañados en sudor, lo mire y el solo me sonrío…

(Narra Yabu)
Ya no podía mas quería decirle la verdad, así que solo me invente una escusa para iniciar una conversación nada estable, sabia que Takaki Yuya no era de muchas palabras y el solo pensaba en golpes y ya…decidí iniciar con la conversación pero lo único que salio de mi boca fue un insulto para Yuya yo no quería burlarme de el pero aquello había salido de mi boca sin pensar…el solo sonrío y me respondió de la misma manera:
- Kota-Kun eres idiota…si te vas a burlar de mí hazlo bien-eso me hizo enojar…pero Yuya tenía una sonrisa tan hermosa que por un momento me perdí, pero al darme cuenta de mi tonto comportamiento solo atine a responder con otro insulto…el solo sonrío y me pregunto:
-Kota-Kun ¿a que has venido?-eso me sorprendió, el lucia tan serio me gustaba demasiado, cuando se ponía así lucia tan apuesto, que sin rodeos se lo dije:
-quería verte-su mirada lucia sorprendida, me acerque solo un poco a el y con dulzura acaricie su mejilla, su piel era tersa y fina, el sonrío y con la misma dulzura en que yo le acariciaba la mejilla el hizo lo mismo:
-yo también quería verte-sonreí con delicadeza  y me beso, sus labios me atrapaban por completo, me volvía vulnerable al sentir el roce de sus labios en lo míos…

(Narra Daiki)
Sonreí al sentir como me observaba el poseía una mirada hermosa, sus ojos tenían un briíllo hermoso, parecía la mirada de un ángel, solo me quede embobado observándolo ni siquiera me di cuenta de que el ya estaba frente a mí, solo salí de aquel transe cuando escuche su voz:
-¿Cómo te llamas?-aquella pregunta entro en mi cabeza, sentí como mis mejillas ardían, esto era lo que el me provocaba sentir:
-Arioka Daiki-respondí con dificultad, me volvió a sonreír provocando una y mil sensaciones en mi interior: yo solo entrelace mis dedos con los de el, estaba perdidamente enamorado de un desconocido del que solo sabia su nombre, me tenia completamente atrapado y no tenia deseos de escapar:
-soy Inoo Kei
-Inoo-Kun-susurre mientras apretaba con fuerza su mano, sonreí y sin darme cuanta ya estaba muy cerca de su rostro, sus labios rozaban con los míos, podía sentir su respiración chocar con la mía, sus labios me llamaban a besarlos, quería sentirlos fundirse con los míos así que me acerque un poco mas hasta que por fin sentí aquel contacto, me encantaba, a pesar de que solo era un beso lento, me llenaba por completo, tome sus manos y entrelazamos nuestros dedos, aquel beso lo era todo, en ese momento no pensaba con claridad, mi mente le pertenecía a Inoo Kei…

(Narra Yuto)
Detuve mi automóvil en seco cuando escuche aquel comentario de Yamada, así que lo mire con asombro y pregunte:
-¿crees que pase?-el me sonrío y me dijo:
-eso es tonto….no creo que seas tan distraído-sonreí y con voz traviesa le propuse que el conducierá su rostro lucia asombrado, se veía tan adorable, se negó a hacerlo temía chocar, la verdad no me importaba en lo mas mínimo si chocaba el auto después de todo era un obsequio de mis padres, se lo dije y se negó a hacerlo, no quería que desperdiciara el dinero, se veía aun mas adorable cuando ponía esa cara de temor así que me acerque para besarlo y el se asusto aun mas estaba muy cerca de su rostro pero no pude acercarme ya que estorbaba la palanca de velocidades eso me molesto pero no me impediría besarlo, Yama-Chan tenia una cara de alivio eso me hizo pensar en sorprenderlo así que lo jale del brazo y lo bese, el me correspondió de inmediato, solté su brazo y el se acerco un poco mas tomándome del rostro, desde que lo conocí era así siempre era él el que buscaba profundizar el beso, escuche el sonido de un claxon así que nos separamos mire detrás y observe una gran fila de autos, comenzamos a reír y después acelere, mire a Ryosuke sus mejillas estaban teñidas de rojo se veía tan hermoso…

(Narra Keito)
Me sentía furioso quería destrozar a Chinen pero pensé en algo mejor, pronto nos enfrentaríamos en Ruppongi ese seria el lugar perfecto para descubrirlos solo tenia que ser paciente:
-solo tengo que esperar-murmure con malicia si había algo que me hiciera feliz era arruinarle la vida a otros así que solo me marche rumbo a mi casa…

Continuara….