domingo, 31 de marzo de 2013

Inesperado-Yamajima-drabble





Título: inesperado…
Parejas: Yamajima
Género: Lime (según yo ¬¬)
Capítulos: Drabble
Autora: Hitomy-chan
Nota: perdón por si ahí fallas de ortografía ¬¬…no tenía tiempo de corregir nada lol…comenten vale os quiero a todas  (os)

Cerró los ojos fuerte, con ambas manos posadas  sobre la puerta dejo que su frente descansara sobre la misma, ¡maldita sea!, no tenía idea de cómo habían llegado a “eso”, pero era preso del cuerpo de su novio:
-Haa!!!-gimió, ya no podía  callar más esos jadeos ¡Por dios que no podía!, bajo la mirada solo para así ver poder ver sus pies, los pantalones  le llegaban a los tobillos al igual que su ropa interior, sus piernas estaban totalmente abiertas y entre estas lograba ver con claridad las de su poseedor  notando como se movían conforme lo penetraba:
-Yuto!!!....joder!!!...estas estrecho!!!-pretexto el castaño molesto, su miembro estaba apretado y le costaba moverse como deseaba, quizás debió haber preparado al menor antes de profanarlo tan inesperadamente, Yuto comenzó a rasguñar la puerta, dolía tener a Ryosuke en su interior, pero le fascinaba no podía negarlo, Yamada lo tomo de las caderas dando embestidas lentas moviéndose de a delante hacia atrás. Nakajima apretó las manos no tenía permitido gritar si no la madre del mayor los descubriría en pleno acto:
Ya esta!!!!-no comprendió esas palabras hasta que sintió como su novio se movía más aprisa, se mordió los labios que más daba si se lastimaba tener sexo con Ryosuke en plena mañana era  glorioso, el más bajito dejo de pensar y gimió fuerte conforme entraba en el alto…
Sus paredes las sentía desgarrar, su novio estaba grande y duro, el calor ya estaba presente y ambos cuerpos comenzaban a sudar, sus camisetas se adherían a su cuerpo, así que al notar esto Ryosuke rio travieso y divertido sin dejar de embestir a su novio pego su cuerpo al del otro una de sus manos se acercó por la cintura hasta subir por el pecho desabotonando botón por botón, beso la nuca y el hombro hasta lograr retirar la camiseta, hizo lo mismo con la suya:
-Yamada…no lo hagas…-musito entre jadeos el alto pero fue ignorado por el otro, el cual ahora besaba la espinar dorsal del pelinegro, lambiendo, mordiendo dejando saliva por doquier:
-mierda!!!-se quejo Nakajima ante una sádica penetración, las manos de su novio ahora lo tomaban de los glúteos abriéndose paso para así entrar más profundo, miro su miembro el cual necesitaba atención, se veía grande y duro sabía que debía brindarle un poco de placer estaba por tocarlo cuando una mano intrusa se posó sobre este:
-tranquilo cariño…lo hare yo-susurro Ryosuke tras su oreja la cual beso y lambio de manera lujuriosa, ya no podía callar debía gemir fuerte, la vista se le nublaba, así que solo dejo que su frente descansara sobre la puerta, Yamada se movía dando fuertes embestidas, Ryosuke continuo entrando cada vez más profundo sin dejar de masajear el miembro de su amante ambos comenzaron a gemir fuerte  sin control alguno, hasta que el castaño dejo su semilla en el interior del alto este de igual manera de vino en la mano del bajo manchando un poco la puerta y gritando sonoro, Ryosuke salió del interior del alto llevando una de sus manos a sus labios lambiendo así el semen de Nakajima:
-te dije que lo haría-susurro para después subir los pantalones del alto al igual que su ropa interior, Yuto suspiro y no dijo nada solo se vistió para ir al colegio ya ene le camino hablarían de lo sucedido y el ¿por qué Yamada lo había lo tomado de esa manera inesperada?…

Fin…




Realidad-Inoodai-Drabble









Título: Realidad…
Parejas: Inoodai
Género: Slass (según yo ¬¬)
Capítulos: Drabble
Autora: Hitomy-chan
Nota: bueno solo he podido escribir esto ¬¬…la verdad ando pasándola mal muy mal y no me dan ganas de nada…=/


La vida suele dar giros inesperados, tan sorprendentes que nunca crees esperar algo mejor, te llena de alegría, tristeza, nostalgia, asombros, emoción, pero también dentro de ese giro se involucra constante la realidad del vacío, donde una mentira suele volverse el causante de 1 millón de heridas, ¿Cómo afrontar aquello? ¿Cómo ser fuerte?, la vida es un enigma que nunca podremos descifrar nunca habrá un verdadero significado para ello, te toma, te pone en una balanza donde el bien y el mal   compiten por lograr el equilibrio pero….al final de ese giro inesperado siempre termina una vida herida, que termina en el vacío….

La ciudad, las luces, el cielo, las personas ajenas a ese dolor, ríen aminorando por la llegada de algo “especial”, sin comprender que en ocasiones resulta duro salir de la melancolía por desear aquel sentimiento tan perfecto:
-la realidad…-susurro dejando que el aire frio de la noche golpee contra mi rostro-es otra…-esa era la simple verdad, ¿para qué aferrase a un sentimiento falso? Después de todo en medio de aquella cálida sensación siempre hay una mentira, que al final termina por derrumbar el telón de tan bella historia de amor, esa era la realidad que yo había vivido:
-pero…ahí maneras de calmar el dolor…-entre abro los ojos, mirando la superficie, obscuro…obscuro…el abismo era profundo no temía saltar, estiro los brazos sintiendo como el viento choca constante en mí ser, sonrío consiente que fui feliz a su lado:
-Inoo…-dolía decir el nombre de quien creí me amaba, me acerque a al orilla yo había sido feliz al conocerlo, un paso más cerca, las lágrimas ya corrían por mis mejillas, si la vida había dado un giro inesperado en mi felicidad, llenándola de  una triste realidad, mas no me afectaba aceptar que era mi turno de caer al vacío, yo aún era feliz de saber que él , Inoo Kei, ahora era feliz a lado de otra persona…
-pero…sin el, no tiene sentido vivir…Kei-giro para así ver el paisaje donde muchas veces el y yo estuvimos juntos, riendo, soñando una vida juntos, si todo eso era hermoso en aquel entonces todo eso me parecía perfecto, pero todo aquello no había sido más que una mentira suya, dejo que mi cuerpo caiga al vació, sintiéndome ligero como una pluma, cada vez mas profundo, mis ojos logran ver el cielo estrellado de esa noche tan hermosa hasta que todo se vuelve solo obscuridad infinita…

Si la vida da giros inesperados yo siempre lo tuve claro y ahora era mi turno de sufrir y para él, para Inoo Kei solo era el principio de la felicidad…

Fin…





domingo, 24 de marzo de 2013

Tu mirada-Chiitaro-Oneshot

Titulo: Tu mirada
Parejas: Chiitaro
Genero: Shoonen ahi
Extensión: Oneshot
Autora: Hitomy-Chan
Nota: ¬¬…bueno después de mucho sin actualizar he vuelto jajaja…la verdad es que he descubierto cosas terribles de mi vida de escritora…y pues me he deprimido mucho…y como el chiitaro es lo único que me anima decidí subir uno el cual ame <3…eso y comenten en serio háganlo ¿vale?

Estaba parado frente a la puerta no sabia si tocar se sentía nervioso seria la primera vez que trabajaría y le aterraba la idea de no poder tener el trabajo sus ojos negros estaban observando a detalle la gran casa Morimoto su cabello castaño caía sobre su rostro y negó una y otra vez con la cabeza no tocaría estaba asustado había escuchado muchos rumores de esa mansión:
-no lo are-sonrío con torpeza para después girara sobre si mismo pero gran sorpresa se llevo al encontrarse con un chico de cabellera negra este estaba parado frente a Yuri solo mirándolo de pies a cabeza con sus penetrantes ojos negros traía consigo un maletín, Yuri claramente dedujo que venía del colegio el más alto ladeo la cabeza sonriendo con malicia para el más bajito mientras traía sobre su hombro el maletín solo sosteniéndolo con su mano derecha:
-no estamos interesados en lo que vendes…así que apártate-hizo que Chinen se hiciese a un lado para pasar por el costado de este, Yuri parpadeo un par de veces no creyendo lo engreído que era ese chiquillo que para colmo era menor que el.
-yo no vendo nada…-se quejo molesto y mas que ofendido ante las palabras del menor el cual había abierto la puerta para entrar sin soltar el pomo giro un poco la cabeza para así ver al mayor el cual le veía con el ceño fruncido y de brazos cruzados:
-ya veo…veo que tampoco eres un vago…-sus comentarios burlones solo aumentaban el enojo de Chinen le daba risa ver al castaño de esa manera por su parte el pequeño de estatura estaba por quejarse ante las palabras de Morimoto pero fueron interrumpidos por la madre del menor la cual se encontraba en la puerta principal:
-Ryutaro veo que has salido temprano de clases…-no se molesto en responder las palabras de su madre solo entro a la casa dejando a Yuri con la joven mujer-tu debes ser Chinen…vienes por el trabajo de tutor…-asintió posando una dulce sonrisa en sus labios rosas-pasa…-tímidamente se adentro a la mansión veía curioso el elegante interior de la misma, el corazón le latía rápido seguro que el chico que anteriormente lo molestaba no era otro mas que el famoso Moritmoto Ryutaro el heredero de la mansión y empresa Morimoto estaba conciente de que el pequeño tenía mala fama se la vivía en peleas aun siendo de buena familia no valoraba lo que la vida le había dado fijo su vista en la señora Morimoto esta le sonreía con amabilidad sentada en la sala con las piernas cruzadas:
-veo que aun eres joven…pero tengo esperanza en que podrás con mi pequeño…-dudo si dudaba de poder corregir el mal comportamiento de Ryutaro-acércate le hizo un ademán con las manos así que no quedándole de otra se acerco hasta estar frente a la señora Morimoto:
-en los datos que me mandaron de tu colegio decía que eres muy listo…te pagare bien…así que ayuda a mi hijo en lo que sea necesario-Yuri asintió gustoso de tener el empleo necesitaba el dinero para poder pagar sus colegiaturas y estaba decidido en cambiar a Morimoto Ryutaro…
-te llamas Yuri…Chinen Yuri ¿cierto?
-así es-la señora se puso de pie y le acaricio el cabello provocando el sonrojo del más pequeño:
-dejo a Ryutaro en tus manos…-a lo poco una de las tantas sirvienta lo llevo a la recamara de Ryutaro ahí le daría las tutorías  veía atento el gran corredor estaba nervioso hace poco se había cruzado con el menor y estaba claro que se llevarían mal pero eso no debía importarle el lo mas mínimo lo que importaba era que Ryutaro Morimoto mejorara sus notas…

Se detuvieron frente a la habitación del menor la joven sirvienta toco la puerta recibiendo como respuesta un “no molesten”, Chinen trago saliva pero la chica ignoro las palabras de Ryutaro y abrió la puerta:
-joven Morimoto le presento a su nuevo tutor…-Ryutaro estaba echado en la cama con su camiseta a medio abotonar la corbata estaba tirada en el piso y al escuchar la palabra “tutor” salio de la cama para encarar al que sería su nuevo profesor, Chinen entro he hizo una corta reverencia:
-soy Chinen Yuri…y seré tu…
-no me interesa saber quien eres…-lo interrumpió acercándose al mas bajito a paso firme su mirada estaba llena de ira ahora resultaba que un chiquillo sería su tutor le daba risa eso estaba dispuesto a intimidarlo para hacerlo salir corriendo de la mansión tomo a Chinen por el cuello de su camiseta y lo acerco a su rostro-quiero que te vayas…de mi casa…-el de cabello castaño lo reto con la mirada aunque por dentro moría de miedo seguro seria difícil hacer que Ryutaro prestara atención a la clase:
-lamento decirte esto pero no me iré-se alejo del alto mientras acomodaba su camiseta sonrío con malicia-como decía seré tu tutor… y me da igual si te agrado si no te agrado…-entrecerró los ojos al mismo tiempo en que se cruzaba de brazos solo mirando a Yuri con molestia lo pagaría caro ya le reclamaría a su madre el echo de haberle puesto un nuevo tutor ahora lo que le interesaba era sacar a Chinen Yuri de su casa, giro sobre si y tomo su móvil el cual estaba sobre la cama saco de su bolsillo los audífonos para después ponérselos una vez mas se dejo caer sobre la cama y tomo el manga que estaba sobre la misma ignoraría la presencia de Yuri…
Por su parte Chinen solo lo veía desde la puerta negó y rodó los ojos solo se trataba de un chiquillo caprichoso y el lo podría en su lugar  total tenía 3 meses para hacer que Ryutaro sacara buenas notas y para el 3 meses eran mas que suficiente…

El día anterior no había llevado nada para poder iniciar las clases con Ryutaro pero ahora lo estaba traía una mochila colgando de su hombro la casa Morimoto le quedaba a unas cuatas calles de su colegio así que llagar no era ningún problema estaba decidido  hacer cambiar la actitud del menor  con una sonrisa hermosa toco la puerta fue recibido por el mayordomo esa tarde la señora Morimoto no estaba en casa algo malo para Yuri, subió las escaleras escuchaba ruido mucho escándalo y entre mas se acercaba al segundo piso mas se aclaraba el ruido era música:
-creo que será mas difícil de lo que pensé-susurro agachando la cabeza mientras caminaba miraba sus pies no podía negarlo Ryutaro lo intimidaba mucho era mas alto y seguro mas fuerte que el las piernas le temblaban no fue buena idea el haber actuado el día anterior con Ryutaro con valentía ahora el pelinegro lo tendría en la mira tomo el pomo y lo giro en cuanto abrió la puerta el ruido se volvió mas intenso:
-es hora de las tutorías!!!!-grito cerrando la puerta tras de si Ryutaro estaba sentado sobre un sofá tinto el cual estaba ubicado a un lado de su cama sus piernas cruzadas y la mirada fija en el castaño este dejo su mochila sobre el escritorio-dije que es hora de iniciar la clase!!!-Ryutaro negó curveando en sus labios una risa traviesa Yuri se acerco donde estaba el estéreo del menor y lo apago, el más alto se puso bruscamente de pie:
-¿Qué te pasa? He!!!-Chinen lo ignoro y regreso a su escritorio abrió su mochila y saco varios libros, el menor de ambos se acerco al estéreo y de nueva cuenta lo encendió le subió todo el volumen se dejo caer sobre la cama…
--“no puede ser”-pensó seria difícil ser el tutor de Ryutaro pero debía ser fuerte a paso lento se acerco al estéreo y lo apago Ryutaro que estaba con los ojos cerrados los abrió al no escuchar la música sonar  quizás debía usar otro método con el mayor:
-ahí que iniciar la clase…así que toma asiento…-el alto bufo salio de la cama y de mala gana tomo asiento recargando por completo su espalda en el respaldo Yuri rió de lado en esta ocasión había ganado se sentó junto al mas pequeño y comenzó a explicarle lo que verían ese día pero Morimoto solo veía el techo de vez en cuando el piso sus pies sus manos veía todo menos a Yuri y eso le comenzaba a fastidiar el en verdad necesitaba ese dinero y si no cumplía con su trabajo seguro y la madre de Ryutaro no le pagaría:
-¿entendiste?-pregunto pero Ryutaro solo lo miro y rodó los ojos estaba claro que no sabia nada ni siquiera se había tomado la molestia de escucharlo-te lo explicare de nuevo…así que pon
-ya cállate….-dejo caer el lápiz que traía en manos y giro un poco la cabeza para ver al de cabello negro-no me interesa lo que hablas…así que mejor  lárgate…no te quiero volver a ver…-Ryutaro se puso de pie y aventó todo lo que estaba sobre el escritorio al piso-lárgate!!!!!....-Chinen solo negó no necesitaba los libros para darle clase, Ryutaro lo jalo del brazo obligándolo a que se pusiera de pie:
-¿Qué haces?...suéltame…me lastimas-se quejo, Ryutaro lo llevo a la puerta a jalones y lo saco de su recamara Chinen termino en el suelo-¿que crees que haces?-estaba por ponerse de pie pero Ryutaro que anteriormente había vuelto dentro de la recamara regreso trayendo consigo la mochila y los libros del castaño para después arrogárselo:
-si regresas mañana me conocerás molesto…-cerro la puerta con fuerza dejando a Chinen asombrado y con un nudo en la garganta, era mayor y un chiquillo caprichoso lo intimidaba mas bajo no podía caer sus ojos estaba fijos en los libros y con pereza los metió dentro de su mochila, no debía dejarse vencer en el segundo día se puso de pie y respiro profundo para no dejar que el miedo lo atemorizara el amaba estudiar y ser tutor le brindaba la ventaja de aprender mucho mas y así como aprendía en sus estudios debía aprender a conocer a Ryutaro miro el corredor y sonrío a la persona que lo veía con tristeza:
-hoy si que me fue mal-se encamino hacia la persona que lo veía y le sonrió con alegría:
-no te preocupes…el siempre actúa así-respondió una de las sirvientas el castaño asintió y se marcho de aquel lugar estaba dispuesto a todo a arriesgarse a recibir una paliza por parte de Ryutaro pero el volvería a ese lugar…

Un mes ya había pasado y el aun no lograba conocer a Ryutaro el menor había echo de todo para deshacerse de Yuri pero nada le servia, al mayor le daba igual cuantas palizas le diera siempre regresaba Chinen era difícil de provocar el lo sabía estaba mas que claro el día anterior le había golpeando la cabeza con una enciclopedia enorme a lo cual Yuri termino desmayado y ni así se rendía veía atento la venda que traía en la cabeza el mas bajito las clases ahora eran en la gran biblioteca de la mansión Morimoto la madre de Ryutaro se había tomado las molestia de poner un pizarrón el de cabello negro solo descansaba su mentón sobre sus manos mientras fingía prestar atención a lo que Yuri decía:
-solo debes buscar el valor de x…-miro el reloj que estaba sobre la pizarra faltaban 2 horas para que la clase terminara se tallo la nuca no lo soportaba mas debía deshacerse del mayor para ya:
-Ryutaro estás escuchando-el más bajito lo veía serio negó para que mentirle de cualquier forma lo descubriría Chinen dejo el libro que traía en manos sobre su escritorio y pregunto:
-siempre me he preguntado el ¿por que eres así?-se paro frente al pelinegro-sabes soy tu tutor por que necesito el dinero para pagar mis colegiaturas ya que mis padres no pueden hacerlo…-levanto una ceja al saber el motivo de que Yuri le daba clases solo era por dinero igual que el resto de sus anteriores tutores incluso uno de ellos intento secuestrarlo-me gusta estudiar creo que si llego a graduarme are feliz a mis padres quiero que ellos estén orgullosos de mi…quiero que sepan que su esfuerzo por sacarme adelante valió la pena es por eso que estudio mi motivo para ser tu tutor es por que quiero ayudar a mis padres con los gatos de las colegiaturas…-termino por decir mientras veía al alto con seriedad, Ryutaro se recargo en el respaldo y se quedo perdido en la mirada del mayor:
-dime ¿Por qué eres así con tus padres?...si no te gusta estudiar solo díselos…no hagas que desperdicien mas su dinero en ti…-Yuri se dio la vuelta dispuesto a escribir en el pizarrón pero Ryutaro fue más rápido y lo jalo del brazo logrando que lo viese a los ojos:
-ellos solo me ven como el futuro heredero no como su hijo…no se preocupan por mi bienestar eso te hicieron creer ¿verdad?...a ellos solo les interesa su estúpido dinero…ahora ya sabes el por que no necesito de tus tutorías…así que lárgate y no vuelvas mas…solo pierdes el tiempo conmigo-Chinen abrió los ojos con asombro tras escuchar aquello el corazón le latía a mil y el estomago le daba cosquillas:
-Ryutaro…-el mas alto lo soltó y salio de la biblioteca con un fuerte portazo dejando a Yuri algo aturdido y es que ni el mismo comprendía su comportamiento ese niño le había echo hablar con la verdad y sus ojos…esa mirada no toleraba el echo de que esos ojos lo vieran tan entristecidos…

De nueva cuenta estaban en la biblioteca sentados uno al lado del otro, Yuri traía unas gafas puestas y Ryutaro fingía leer ese día debía realizar una síntesis sobre su lectura pero solo veía el libro con enfado desvío la mirada y se encontró con la tranquila expresión del mayor este se veía perdido en su lectura parecía que disfrutaba estar en silencio, miro ese perfil tan perfecto su cuello sus grandes pestañas negras y esos ojos que muchas veces demostraban felicidad, tristeza todo menos enojo y es que no importaba cuantas maldades le hiciese a Yuri este nunca se molestaba fue bajando su mirada hasta ver los labios rosas del mas bajito lucían tan suaves y sobre todo hermosos sin darse cuenta se perdió por completo en ver al mayor tanto que no logro darse cuenta de que Chinen  lo veía algo confundido:
-Ryutaro… ¿pasa algo?-pregunto el mas bajito y es que ya no había podido continuar con su lectura tras sentir esa intensa mirada sobre el y es que el día anterior Ryutaro le había echo sentir raro después de tenerlo tan cerca y aun mas extraño se sentía cada que recordaba las palabras del menor ya comprendía el motivo del comportamiento del pelinegro-Ryutaro-toco con su mano derecha el hombro del alto logrando que este se pusiera de pie algo asustado-¿Qué pasa?-pregunto preocupado, Ryutaro desvío la mirada y llevo una de sus manos a su cabello, por alguna extraña razón Yuri suspiro al ver como el mas alto se tallaba el cabello con suavidad:
-la clase termino…-susurro Moritomo para después darse la vuelta he irse de la biblioteca a paso lento, Chinen solo lo observo agacho la mirada y llevo una de sus manos a su pecho:
-no puede ser…

En cuanto salio de la biblioteca se recargo en la pared junto a la puerta su pecho subía y bajaba al estar algo agitado ya no le gustaba para nada esa mirada y mucho menos esos ojos que lo veían tanto era como si Yuri lograra ver su interior y no lo soportaba mas esa mirada le gustaba mucho…

El segundo mes pasó volando y para cuando se dio cuenta ya solo le quedaba el tercer mes para hacer que Ryutaro pasara las materias que había reprobado así que decidió hacerle un examen de prueba si pasaba seguirá con las tutorías y si eso no pasaba el se iría ya después le contaría sobre su decisión a la madre de Ryutaro tomo asiento frente al menor y le entrego la hoja:
-¿Qué es eso?-pregunto Ryutaro solo viendo el examen con enojo:
-es un examen de prueba…para saber si has progresado-respondió el castaño con una sonrisa triste de cierta forma le dolía saber que las tutorías estaban por llegar a su fin a pesar de que no logro llevarse bien con el pelinegro le agradaba estar a su lado-si no lo apruebas yo dejare de ser tu tutor…he pensado que no sirvo como tu profesor…-Ryutaro levanto la mirada y miro al mas bajito este desvío la mirada estaba triste, dolido quizás de saber que después de todo no había logrado su objetivo con Ryutaro este fijo sus ojos negros en el mayor si no pasaba Yuri se iría para siempre por fin se desharía de ese chiquillo molesto sonrío de lado  y tomo el lápiz que estaba sobre el examen y comenzó a responder, Chinen se puso de pie y fue hacia el escritorio donde estaba su maletín Ryutaro solo lo veía desde el rabillo del ojo entre mas respondía mas le molestaba el echo de que Yuri se iba.
Por su parte Chinen solo tomo asiento sobre el escritorio y espero a que las dos horas de clases terminaran estaba conciente de que ya no volvería mas a esa mansión sonrío dolido no era exactamente por que se sentía un mal tutor  que se iba si no todo lo contrario, no era correcto lo que comenzaba a tener dentro suyo por el menor y si aplicar ese examen le daba una buena escusa para no ver mas a Ryutaro lo haría, suspiro y agacho la mirada solo mirando el reloj de pulsera que estaba en su muñeca izquierda…

Ryutaro veía atento cada expresión del mayor había echo a un lado el examen no era posible que Chinen Yuri se iba era estúpido que se marchara solo así, ¿acaso no había servido de nada todas esas veces en que se aferro a hacerlo estudiar?, le fastidiaba mucho lo que le sucedía hacía su tutor, Yuri era el primero que lo retaba le divertía molestarlo le gustaba esa mirada que poseía Chinen, dejo el lápiz sobre la mesa y se puso de pie, el quería ver esa mirada era verdad que al principio solo buscaba sacarlo y no hacerlo volver nunca mas a su casa pero sin darse cuenta el mas bajito logro ganarse su confianza el no quería que se fuera, apretó sus manos con fuerza y mordió su labio inferior:
-“si paso el examen el se quedara”-pensó, ¿a quien engañaba? el no podría pasar ese examen nunca, la mayoría de las clases se la paso mas observando al mayor que escuchando lo que salía de la boca de Yuri cada que explicaba alguna clase era simple lo que sentía por el mayor a el simplemente le gustaba Chinen Yuri, su sonrisa, el aroma a vainilla que desprendía el castaño pero había algo que le gustaba mas que nada y que de vez en cuando le molestaba observar, era esa mirada que tenia el mayor cada que lo veía levanto la mirada y Chinen no dejaba de ver su reloj, se acerco a paso firme logrando que Yuri lo viera confundido:
-Ryutaro… ¿Qué sucede?-pregunto el mas bajito con suavidad clavando su mirada en los ojos negros del alto Ryutaro logro ver la tristeza en los ojos del mas bajito estaba claro que no quería dejar de ser su tutor-si ahí alguna pregunta que no entiendas solo sáltala y responde el resto, es lo que yo hago cada que hago un…
-cállate…-susurro mientras colocaba ambas manos en las rodillas del más bajito Chinen se sonrojo rápidamente y ese tono rojizo incremento al sentir como Ryutaro abría sus piernas para después adentrarse entre estas:
-¿Qué…que haces?-El más alto tomo al más bajito de ambas mejillas y acerco su rostro al de su tutor:
-dije que te callaras…Yuri…-rozo su nariz con la del mayor sin dejar de mirarlo a los ojos con sus pulgares tocó los labios del castaño provocando que Chinen sonriera con torpeza:
-deja de jugar conmigo…-comento burlón Chinen aun sonrojado y es que en verdad le avergonzaba estar así con el menor por su parte Ryutaro negó y murmuro:
-me gusta tu mirada Yuri…y no estoy jugando contigo…quiero que te quedes…-el mas bajito se ruborizo estaba asustado de lo que sucedía su estomago era un lío y esos ojos negros que lo veían le hacían perder un poco la razón-se mi tutor, se mi pareja y prometo que pasare las materias…-Chinen asintió con torpeza ya ruborizado y con timidez coloco ambas manos en los hombros del alto se abraso a la cintura de Ryutaro con sus piernas para terminar por rodear con sus brazos el cuello del pelinegro este sonrío traviesamente y aun tomando a Yuri de ambas mejillas lo beso provocando que este cerrara los ojos casi al rose de sus labios también le gustaba verlo sonrojado, sus labios se entreabrían ante la unión de labios ambas respiraciones chocaban una con la otra el tacto era suave simplemente anhelosos, Yuri entre abría los ojos para ver el hermoso rostro del menor seguro estaban iguales de apenados de estar así en la biblioteca, Ryutaro deslizo sus manos por el cuello de Chinen hasta tomarlo con fuerza de la cintura, el tacto paso de lento a uno mas profundo ambos entreabrían sus labios uniéndose en un beso apasionado que no dejaba de perder la inocencia y la ternura…las clases quedaron solo en ese día en el olvido y solo disfrutaron de estar uno con el otro aun tenían un mes mas para estudiar pero en ese momento solo en ese instante Ryutaro quería aprovechar para ver esa mirada y ser atrapado mas por la misma al igual que de los labios de Yuri estaba seguro de que no se cansaría de besarlos nunca…

***fin***


domingo, 10 de marzo de 2013

Irresistible-Yamajima





Titulo: Irresistible
Parejas: Yamajima obvio
Genero: no se
Extensión: Oneshot
Autora: Hitomy-Chan
Nota: bueno hace muchísimo que escribí este yamajima o.0 espero les guste y pues nada por el momento no tengo tiempo para actualizar realmente la estoy pasando mal =( bueno si quieren comenten =p
Dedicación especial: para Néstor el cual espero y sigas teniendo paciencia ya pronto terminare tu fic Yamajima te quiero muchísimo gracias por brindarme tu apoyo eres el mejor <3

Salio lo más rápido posible de su casa mientras se colocaba el chaleco del uniforme debía ser ágil para lograr ver aquel chico que tanto le llamaba la atención noto que su mochila estaba abierta  y sus útiles se habían caído al suelo:
-maldición-se tallo la nuca con torpeza observando así el rastro de libros y lápices que habían desde la puerta de su casa hasta la esquina donde se había detenido  ahora debía recorrerlos, los necesitaba para las clases resignado regreso para levantar aquellos cuadernos maldecía en sus adentros por ser tan torpe y distraído estaba cien por ciento seguro que no lo vería en la estación donde ambos tomaban el metro para dirigirse a sus colegios una vez que termino retomo su camino era sorprendente la velocidad a la que corría ni el mismo sabia que tenia ese talento para correr bajo las escaleras que lo harían llegar hasta el metro  lo ultimo que deseaba era que ese chico no estuviese mas ahí:
-vamos Yuto mas rápido-se animo así mismo aumentando mas la velocidad el calor se apodero de su cuerpo y su agitado corazón le daba a entender que ya estaba cansado de tanto correr pero aun así no se detuvo, al llegar a su destino se agacho mientras posaba sus manos en sus rodillas tratando de recuperar todo el oxigeno perdido, se reincorporo retirando un par de mechones de su rostro miro a todas direcciones hasta que su vista dio con aquel  joven que tanto le robaba el sueño, lo miro de pies a cabeza sin que aquel chico se percatase de su mirada la forma en que vestía era única quizás o solo ese elegante uniforme le hacia ver mas atractivo de lo que era, ese pantalón negro con la camiseta desfajada y el chaleco sin abotonar dos botones de la camiseta sin abrochar y la corbata  floja sin duda era una imagen irresistible para el pobre de Nakajima entre mas miraba a ese chico mas le gustaba y sus deseos por acercarse a decirle aunque fuese un hola eran grandes:
-imposible-murmuro con resignación mientras negaba de un lado a otro en verdad lo veía como algo lejano y difícil de alcanzar porque por mas que se hacia notar frente al bajo menos lo hacia en el planeta, observo como las personas se acercaba para abordar el metro así que hizo lo mismo dejando en el olvido aquel deseo de entablar una relación de amistad con aquel joven que parecía no vivir en el mismo mundo que Yuto, subió se sintió aliviado de saber que esta vez si podría tomar asiento ya que habían ocasiones en que el metro iba tan lleno que no se podía ni respirar tomo asiento junto a la puerta sin percatarse de que a su lado estaba ese chico que tanto le hacia suspirar:
-vaya perdida de tiempo-murmuro con desgano mientras dejaba salir un suspiro de derrota total  y es que todo el tiempo era lo mismo se levantaba una hora mas temprano para poder ver a ese joven de cabello castaño aun sabiendo que sus clases comenzaban a las 8 hacia lo que fuese posible por verlo solo unos minutos ambos son de distintos colegios por tal motivo tenían distintos horarios su rutina era siempre la misma hacia todo eso para llenarse de valor y hablarle pero nunca lo hacia su miedo era mas grande que su valor, saco su mp4 de su bolsillo para escuchar un poco de música sin siquiera tomarse las molestias de ver a la persona que estaba a su lado, se coloco los auriculares recargando su cabeza en el cristal de la ventana fijando su vista en el techo era raro pero aun tenia la adrenalina fluyendo por su cuerpo esta vez si que había corrido rápido sonrío de lado para cerrar los ojos y dejar que la música le hiciese olvidar aquella mala pasada que había tenido…

Miraba atento cada sitio de la estación del metro buscando al chico que tomaba el mismo metro que el pero no lograba visualizarlo por ninguna parte miro atento pero aquel joven no hacia acto de presencia  le parecía raro ya que siempre viajaban juntos:
-quizás se le hizo tarde-susurro con cierta tristeza para desviar la mirada hacia su muñeca donde traía puesto un reloj de pulsera abrió los ojos con asombro al ver la hora:
-el tren esta por irse-sabia que debía irse mas sin embargo no quería se escucho el aviso de que el metro se iría pero aun así no se movió del mismo sitio se mantuvo firme algo le decía que aquel chico llegaría además seria la primera vez que llegaría tarde volvió a mirar a todas partes pero nada así que decidió tomar el siguiente que viniese, el metro se fue pero no se sintió molesto al contrario sus deseos por ver al joven de cabello negro iba en aumento de cierta forma se había vuelto su amor secreto  lo veía siempre que estaba distraído perdiéndose en aquella delgada figura, le gustaba su manera de usar el uniforme con la camiseta sin fajar y la mochila colgada de su hombro derecho conocía el logotipo que tenia el alto como sello del colegio en la manga izquierda de la camiseta incluso sabia donde quedaba dicho colegio, se mantuvo quieto de vez en cuando veía a los lados buscando al dueño de su pequeño corazón pero este no estaba:
-solo un poco mas Ryosuke-solo pasaron 10 minutos cuando aquel joven llego sus ojos cafés se iluminaron de felicidad al verlo llegar con su ya habitual forma de vestir su corazón latió con fuerza cuando lo vio observando a todas direcciones, sabia que lo buscaba a el estaba conciente de que su amor era correspondido pero aun así temía el confesar sus sentimientos, se giro rápidamente al notar como aquel chico alto lo visualizo, contuvo la sonrisa que se quería formarse en sus labios ya que se daría a notar su evidente amor no lo miro hasta que se percato de que no lo veía mas, suspiro ligeramente sintiendo el fuerte latido de su corazón, quería hablarle aunque fuese solo darle los buenos días necesitaba saber el nombre de aquel chico alto:
-debo ser valiente-susurro mientras se armaba de valor, el metro llego así que rápidamente se acerco para subir sonrío al verlo cerca de la puerta noto el asiento que estaba cerca así que con movimientos discretos se sentó junto al pelinegro era su oportunidad de hablar con ese chico, su respiración de volvió agitada cuando logro escuchar la fina voz de aquel chico eran solo susurros pero aun así logro escuchar lo que aquel desconocido decía:
-vaya perdida de tiempo-¿perdida de tiempo? ¿A que se refería? Lo observo atento sin apartar su mirada del joven que ahora escuchaba música, era una imagen hermosa verlo tan de cerca siempre lo veía de lejos manteniendo una distancia discreta que le hiciese sentir seguro de que su amor no seria descubierto, lo observo sin decir nada hasta que noto como aquel chico lo veía desvío la mirada rápidamente para ver al pequeño que estaba sentado justamente frente a el…
-“creo que fui demasiado lejos”-pensó sintiendo sus mejillas arder había sido descubierto por el alto y ahora mismo el chico que tenia enfrente solo le hacia burlas estaba muriendo de vergüenza y mas aun por que aquel pequeño era un compañero de clases…

Se había perdido demasiado en la música que por un momento se sintió en otro sitio menos en el metro y es que en verdad se había relajado después de su insistencia por llegar a tiempo para ver al pequeño de cabello castaño la noche pasada se la había pasado pensado en como iniciar una conversación con el mas bajo pero al momento de llegar a la estación se dio por vencido casi al instante, y es que en verdad ese chico era algo difícil de alcanzar:
-“maldita sea”-como no maldecir era un cobarde de lo peor sus amigos tenían razón “jamás lograras nada si te la pasas de cobarde” salio de sus pensamientos al sentir una mirada sobre su persona encontrándose así con aquellos ojos cafés que lo veían entre asombrados y asustados se sintió idiota al percatarse que lo tenia justamente a su lado era en verdad un despistado de lo peor tenia a ese pequeño al que tanto deseaba hablarle a su lado izquierdo y el ni siquiera lo había notado:
-“soy un idiota”-pensó al notar que aquel pequeño ya no lo veía mas a el se enderezo para ver mejor el perfil del bajo descubriendo así el ligero sonrojo que coloreaban las mejillas del castaño sonrío al darse cuenta de que su amor era correspondido sus esperanzas por entablar una charla con el mas bajo eran altas, fijo sus ojos en aquellos labios que tanto le incitaban a besarlos y es que ese pequeño era algo irresistible algo que deseaba para si, se perdió observándolo hasta que se hizo escuchar la próxima parada se lleno de decepción ese pequeño estaba por bajar en un par de minutos y el aun tenia que pasar dos estaciones mas para bajar, el mas bajo se puso de pie mientras colocaba su mochila sobre su hombro se acerco a la puerta y en un solo parpadeo ya no estaba mas:
-seré nuevamente regañado-se quejo una vez que el tren dio marcha sabia que sus amigos lo molestarían hasta obligarlo hablar con el mas bajo quizás necesitaba mas presión para armarse de valor y así decirle aunque fuese un solo “hola”

Al salir de la estación se fue rumbo a su colegio aun le latía el corazón a mil por minuto y es que tenia tan clavada la mirada del pelinegro sobre el que ya no cabía en el metro, pensó que había sido su culpa por haberlo visto con tanta insistencia se detuvo al ser jalado del brazo ya sabia de quien se trataba así que se giro y se encontró con aquella sonrisa burlona:
-ya te vi…así que te gusta ese chico del colegio Maido-se libero del agarre del mas pequeño pero le fue algo inútil ya que aquel pequeño se le colgó del brazo mientras lo veía con malicia  sabia como era de insistente no le quedaba de otra mas que hablar con la verdad y es que Chinen Yuri era un chico tan curioso que si no le decía por su propia cuenta que estaba enamorado de aquel chico alto ese pequeño terminaría por investigar al alto y eso era la ultimo que quería:
-vamos Yama-Chan solo dilo-maldijo en su interior el haberse quedado hasta tarde en la estación del metro solo por eso ahora tenia que enfrentarse a muchas preguntas sobre su evidente amor casi correspondido:
-si te digo que si dejaras de fastidiarme-y es que en verdad no quería que Yuri fuese a intervenir en su amor hacia aquel joven pelinegro pero la mirada mas la sonrisa que recibió por parte del bajo le hizo entender que ya pronto estaría en pleno acto de ridiculez:
-por lo que veo no sabes como hablar con Nakajima-Kun…pero no te preocupes yo te ayudare-¿Nakajima? ¿Cómo sabía el nombre de aquel chico?, observo a Chinen con asombro este lo soltó del brazo para colocarse frente al mayor  lo tomo de ambas manos y sonrío con inocencia:
-es mi vecino desde hace 8 años, tiene un hermano mayor que esta igual de guapo que Nakajima-Kun debes en cuando vemos películas en mi casa cada que mis papas salen…ellos son como mis niñeros-sonrío victorioso al ver el rostro de asombro de Yamada:
-tu vecino
-si…ahora vamos que llegaremos mas tarde-jalo con fuerza al castaño del brazo para hacerlo caminar…

-¡¡¡¡¿Cómo que no hablaste con el?!!!!-los gritos de sus dos amigos más su hermano lo hicieron cubrirse los oídos con ambas manos sabia que Yuya le daría un golpe que le sacaría fuego de la cabeza era su hermano mayor y solía molestarlo cada que quería:
-¡¡¡¡si que eres tonto!!!-el golpe lo vio venir así que cerró los ojos sintiendo así el puño de Yuya sobre su brazo derecho lo sobo con suavidad mientras reía con torpeza sabia que aun no era el momento de hablar con el castaño:
-veras…se que no es escusa pero no supe que decirle-se tallo el cabello mientras reía con alegría, Yuya solo tomo asiento mientras se cruzaba de brazos ya no le daría mas consejos que se las arreglara solo siempre se echaba para tras y el ya estaba cansado de aconsejarle.
 Por su parte Yuto solo miro por la ventana ignorando así las quejas de Inoo y Yabu aun tenia grabada en su mente la mirada del más bajo…

Las clases llegaron a su fin y el ya estaba por subir al metro cuando la voz de Yuri lo hizo detenerse se giro y miro al mas bajo este se detuvo para sonreírle con felicidad, dejo salir un respiro de resignación aun no sabia lo que el mas bajo planeaba y no quería saberlo subió al metro acompañado por el mas pequeño se detuvo al momento en que las puertas se cerraron tenia muy mala suerte porque Nakajima venia justamente en el mismo tren que el:
-que suerte-escucho el murmullo por parte de Chinen no habían asientos libres así que tuvieron que irse de pie no le molestaba ya estaba acostumbrado a eso miro al mas bajo que tenia a su lado que no borraba esa sonrisa maliciosa le aterraba de solo saber que lo pensaba ese niño el no quería pasar un mal rato por culpa de Yuri pero era algo tarde el mas bajito lo había empujado con fuerza:
-es hora-esa voz llena de maldad retumbo en sus oídos y lo último que sintió fue como chocaba con Nakajima, se alejo rápidamente mientras se disculpaba una y otra vez con el alto este solo lo veía con duda:
-hontoni gomene-no quería girarse para ver a Yuri sabia que este se reía de el  sus mejillas se tiñeron de rojo por la vergüenza así que solo agacho la cabeza-fue un accidente-susurro era demasiado tímido como para ver al pelinegro y lo peor no era eso si no que estaba seguro de que ahora si no tendría esperanza de poder hablar con el mas alto:
-no te preocupes…-sus ojos se abrieron por el evidente asombro y olvidando la vergüenza miro al mas alto este solo sonrío logrando que Yamada se sonrojara aun mas…

Lo habían obligado a irse mas tarde de normal sus dos amigos mas su hermano lo llevaron hasta la estación lo estarían vigilando para que le hablara a Yamada ya los tenia cansados con eso de estar enamorado y no confesarse la poca paciencia de su hermano había acabado ahora lo obligarían hablar con el susodicho que tanto le gustaba, al momento en que el metro se detuvo miro como las puertas se abrían se sorprendió al ver al mas bajo queriendo subir pero un chico lo hizo detenerse sus ánimos bajaron de nuevo al ver como aquel desconocido le sonreía al castaño:
-“imposible”-desvío la mirada pero para su mala suerte logro ver a sus amigos que lo veían con insistencia no podía echarse para atrás debía hablar con el mas bajo, en cuanto el metro se movió sintió como alguien chocaba con el y fue ahí donde escucho aquella voz que le robaría todo pensamiento agacho la mirada y sonrío al verlo disculpándose una y otra vez, era una escena muy adorable no podía negarlo esas mejillas sonrojadas lo delataban por completo:
-no te preocupes-susurro mientra sonreía era hora de hablar con ese chico era su oportunidad y no iba a desperdiciarla tenía las miradas frías de sus amigos sobre el:
-suele pasar…-sin darse cuenta ya estaba hablándole como si fuese uno de sus tantos amigos sonriéndole con alegría y cierta ternura:
-soy un poco torpe-comento el más bajo con una calida sonrisa, fue poco lo que duraron conversando pero fue suficiente como para hacerlo feliz por el resto del año esa sonrisa estaba seguro que no se cansaría de verla nunca:
-soy Yamada Ryosuke-se presento clavando su mirada en la de Yuto este suspiro he hizo lo mismo que el mayor:
-Nakajima Yuto…puedes decirme solo Yuto-Kun-al bajar del metro se le olvido por completo que sus amigos lo acompañaban su mente solo estaba centrada en el pequeño que tenia a su lado, por su parte Ryosuke dejo de sentir miedo no era tan difícil como creía el hablar con la persona que le gustaba tenia tantos meses en que veía a Yuto en la estación siempre observándolo armándose de valor día tras día para hablarle pero terminaba arrepintiéndose esta vez le debía una a Yuri, se detuvo al recordar a Chinen miro hacia atrás pero solo estaban Nakajima y el:
-¿Qué pasa?-pregunto Yuto mientras veía al más bajo este sonrío de lado ya se imaginaba el por que lo había dejado solo miro a Yuto y negó:
-no es nada-caminaron por las calles solían formarse silencios pero no les eran incómodos y mucho menos molestos, Yuto se detuvo al ver que era hora de separarse cada quien tomaría rumbos distintos miro al castaño sabia que tenia que confesarle su amor mas sin embargo temía el ser rechazado aun que tenia muy presente que su amor era correspondido, ambos lo sabían desde hace ya mucho sabían lo que sentían uno por el otro era algo irresistible que no podía ser retenido por mucho tiempo:
-yo me voy por esta dirección-señalo Yamada a su lado derecho Yuto aun tenia que caminar unas cuantas cuadras mas adelante Ryosuke estaba por dar un paso cuando el alto lo tomo de la muñeca se giro dejando a la vista el sonrojo de sus mejillas:
-espera…yo…-guardo silencio al ver la hermosa sonrisa de Ryosuke no eran necesarias las palabras lo tenia claro al ver esos ojos cafés llenos de ternura, hizo una avenía para tomar al mas bajo de ambas manos logrando que sus dedos se entrelazaran con los de Yamada  este agacho la mirada avergonzado de saber lo que pasaría, estaba seguro que no debía temer las palabras estaban de sobra levanto una vez mas la mirada dando un paso hacia adelante para estar así mas cerca del alto, ambos lo deseaban desde siempre era cosa del destino el que ambos estuviesen ahí juntos.
Yuto se agacho solo un poco hasta tener su rostro cerca del mayor esos labios tan irresistibles sabia que querían ser besados solo por el, Ryosuke cerro los ojos esperando a que el tacto se diera el suave respirar del alto lo sentía sobre su rostro la distancia se volvió mas y mas minima hasta el punto en que sus labios estaban unidos:
-me gustas-fue un susurro que estaba de mas más sin embargo quería dejarlo claro de una buena vez, el suave beso estaba bañado de ternura he inocencia sus labios se separaba para volverse a unir de forma serena y tranquila sin necesidad de profundizarlo aquel tacto se volvió mas y mas pausado hasta que sus labios solo rozaban, sus manos seguían unidas sin deseos de separarse sus narices rozaban de forma tierna, Ryosuke abrió los ojos para dibujar en sus labios una tímida sonrisa sus mejillas teñidas de rojo mas su hermoso mirar eran la prueba de su felicidad:
-también me gustas-ya no hubo mas palabras sus labios se unieron una vez mas dejándose llevar más y más por aquel irresistible memento ya le agradecería a Yuri ahora solo quería disfrutar de ese mágico momento bajo aquella hermosa luna que les brindaba luz profundizando mas aquel contacto que le robaba el oxigeno estaba claro que seria un adicto a esos besos suaves y tiernos era algo simplemente irresistible…

***fin***