domingo, 12 de abril de 2015

For You-capitulo 6


Titulo: For You
Parejas: Yamajima, Chiitaro (clásico de mi), Inoodai, Takabu y Hikato <3
Genero: Yaoi+Lemon
Capítulos: 9 terminado ^^
Autora: Hitomy-Chan
Nota: por fin lo termine “hace fiesta”, bueno les dejo el capitulo 6 y pues si olvidaron la trama les dejare los links de cada capitulo Xd perdón por la demora.





Capitulo 6
***Narra Yuri***
Abrí los ojos miraba todo borroso así que me levante, note que estaba sin ropa y entonces recordé lo que había pasado entre Morimoto y yo, ya no estaba en la sala si no en una gran habitación, mire cada rincón buscando a ese chiquillo pero no estaba:
.maldita sea…odio ser bipolar-murmure, tome las sabanas que estaban sobre la cama y cubrí mi cuerpo ya que mi ropa no estaba por ninguna parte, salí despacio sin hacer ruido el plan era tomar mi ropa, vestirme he irme pero me fue algo imposible ya que escuche una voz femenina en la primera planta así que solo me quede parado en las escaleras:
-vamos Ryu-Chan
-deja de llamarme así quieres…y lárgate de mi casa de una buena vez-la voz de Morimoto era de molestia:
-no me iré-rodee los ojos al escuchar la voz melosa de esa boba chica sabia que era su prometida:
-dije que te fueras
-y yo ya te dije que no lo are…eres mí prometido tu deber es salir conmigo así que tendremos una cita-sonreí con malicia al escuchar aquello:
-Rika-san vete de mi casa…
-que no-me moleste así que importándome poco baje las escaleras, sentía la mirada de esa niñita tonta pero no le preste atención, Ryutaro sonrío traviesamente al verme bajar:
-¿Quién es el?-esa chica si que era molesta:
-Rika-san es mejor que te vayas-Morimoto la tomo del brazo hasta que logro sacarla ignorando por completo las preguntas que esa tal Rika le hacia:
-vaya…has despertado eso es bueno-tome mi camiseta y note que no tenía  ni un solo botón-maldición-recogí mi sudadera y me la coloque, sentía la mirada de ese niño así que hable:
-no se volverá a repetir… ¿esta claro?-me gire y ya lo tenía frente a mí:
-pero claro que no volverá a pasar…lo que hicimos fue solo una calentura y ya-me gire y tome mi pantalón al igual que mi ropa interior me vestí rápidamente y  me dispuse a salir pero Ryutaro me detuvo:
-suéltame…-quise liberarme de su agarre pero me fue imposible así que me gire y lo vi con molestia:
-tranquilo no debes molestarte-note su sonrisa traviesa así que rápidamente desvíe la mirada-sabes…tu fuiste el que me provoco desde un principio así que…
-ya cállate!!!-lo interrumpí con enojo-yo se lo que hice no necesito que un niñito idiota como tu me lo haga saber…solo olvida lo que paso-logre zafarme de su agarre-ya suficiente tengo con saber que traicione a mi mejor amigo
-no eres el único que lo hizo…además esto no hubiese pasado si tu no me hubieras provocado!!!-volví a verlo sabia que estaba molesto yo también lo estaba, de solo pensar que había tenido sexo con uno de mis rivales me hacia enfurecer-no es mi culpa que seas bipolar…
-ya cállate!!!-empuje con fuerza a Morimoto logrando que se alejara de mi-eres un idiota-le di un fuerte golpe en el rostro provocando que su labio sangrara:
-lamentaras haber hecho eso-me propino un golpe en el estomago lo cual ocasiono que callare al suelo-se arrodillo y me tomo de ambas mejillas logrando que lo viese pero yo rápidamente desvíe la mirada:
-no es sano lo que haces…se aprovecharan de ti debido a tus cambios de humor
-como tu?...-lo mire con odio-tu también lo hiciste te aprovechaste de eso-note como sonreía traviesamente mientras deslizaba su mano por mi pecho bajando el cierre de mi sudadera para acariciar mi abdomen:
-yo no hice eso-mi piel estaba reaccionando ante sus caricias:
-Ryu…Ryutaro-murmure para besarlo con intensidad:
-espera-se alejo-no podemos hacerlo de nuevo…será mejor que te lleve a tu casa-Morimoto volvió subir el cierre de mi sudadera para después levantarme del suelo:
-puedo irme solo-murmure, ¿Por qué me sentía avergonzado?, era la primera vez que me sentía de esa forma:
-es mejor que te acompañe
-ya te dije que no!!!!...me largo-abrí la puerta y comencé a alejarme, aun podía sentir las caricias de ese niño sobre mi piel por alguna extra razón mi cuerpo lo llamaba y mis labios solo querían sentir los de Ryutaro y mis manos morían por acariciar cada parte de su cuerpo:
-Yuri-escuche como me llamaba así que me detuve sin girarme, era extraño su compartimiento el no era así, sentí como me abrasaba por la espalda para después susurrar en mi oído:
-espero verte otra vez….-sonreí y gire solo un poco la cabeza para besarlo una vez mas…

***narra Yuto***
Estuvimos conversando por varias horas sobre la cama hasta que Ryosuke se quedo dormido, lucia hermoso con ese semblante tranquilo y sereno, me quede observándolo, viendo cada lunar que tenia en el cuello de cierta forma eso lo hacia ver algo sensual, me acosté a su lado y comencé a acariciar su cabello, y sin darme cuenta me quede dormido, junto a Ryosuke podía ser yo mismo sin ser criticado solo con el me sentía seguro de mi mismo, las horas pasaron sentía mi cuerpo entumecido creo que era por la formo tan incomoda en la que estaba dormido así que trate de moverme pero tenia un peso extra sobre mi así que abrí un poco los ojos y me encontré con el hermoso rostro de Yamada muy cerca del mío, creo que estaba muy cómodo porque tenia una hermosa sonrisa llena de paz pero sobre todo felicidad:
-Ryo-lo llame tratando de sacarlo de su placido sueño pero solo se acurruco mientras se quejaba un poco-Ryo-Chan-le talle el cabello despeinándolo un poco lo cual hizo que despertara de golpe:
-Gomen-se disculpo mientras se ponía de pie, sonreí al verlo todo sonrojado se le veía tan lindo, salí de la cama y lo tome de ambas mejillas provocando que su sonrojo fuese en aumento:
-es hora de cenar…ya son las 8-murmure para después besar su frente-vamos-lo tome de la mano y salimos de mí recamara, atravesamos el corredor para después bajar, había demasiado silencio lo cual solo significa una cosa, que mis padres aun no llegaban no es que me sorprenda que no estén:
-Yuto-Kun
-mmm-dejamos de caminar deteniéndonos justamente en la puerta del comedor, observe a Ryosuke este tenia la cabeza gacha lo cual significaba que estaba avergonzado ¿pero de que?-veras…yo me tengo que ir…ya es tarde y no quiero que mi mama se preocupe…lo mas probable es que me regañe…-suspire al escuchar aquello por un momento llegue a pesar que tendría compañía en la cena pero se valía soñar:
-ya veo…entonces vamos…yo te llevare-lo jale nuevamente de la mano logrando que el correspondiera ante mi evidente agarre, al salir me encontré con la sorpresa de que mis padres iban llegando lo cual hizo que me detuviera, ellos me miraron para después ver a Ryosuke con cierta molestia:
-¿vas a salir?-pregunto mi padre con su ya típico tono de arrogancia a lo cual yo solo asentí, al parecer habían discutido ya que se les veía más serios de lo normal:
-y ¿Quién es tu amigo cariño?-mi madre solo observo a Ryosuke con rencor yo lo oculte detrás mío no me gustaba la forma en que lo veían, no era de esperarse por parte de mis padres solían ser demasiados estrictos con respecto a mis amistades:
-Yamada Ryosuke…es parte del equipo de soccer-respondí cortantemente para después pasar de largo, lo último que quería era que mis padres lo criticaran, estaba por abrir la puerta del copiloto cuando mi madre hablo:
-Cariño…regresa rápido…claro después de que lleves a tu amiguito a su casa…queremos cenar como una familia que somos-si algo le sabía a mí madre era que sabia reconocer a la gente pobre de los ricos eso me molestaba:
-ya cene-Ryosuke solo se quedo en silencio para después subir al auto, no espera a que protestaran ni nada solo me marche a toda velocidad, al estar lejos baje la velocidad, Yamada no decía nada solo se mantenía en silencio mientras veía pasar los edificios, sabia que estaba triste lo podía notar en su mirada ya que el no solía ser tan serio y mucho menos distante:
-siempre son así...-murmure logrando que me viese con duda y confusión, mire por el espejo retrovisor para orillarme y así hablar con calma, al momento en que me estacione comencé a cotarle sobre mi familia-lo que pasa es que mis padres no me permiten tener amistades con gente de clase media, ya que eso haría ver mal a nuestra familia , desde muy pequeño solo me dejaron tener amigos que fuesen de una clase económica de mi mismo nivel o un poco mas baja, se que nos son los mejores padres del mundo ya que nunca me prestan atención tratan de comprar mi cariño con regalos caros pero eso a mi no me importa estoy acostumbrado a estar solo, crecí solo siendo cuidado por los sirvientes así que me da igual lo que ellos digan-me observo con  asombro pero aquella mirada se torno vacía y llena de tristeza-y lo ultimo que quiero es que sientas lastima por mi-comente sin intención alguna de herirlo solo de hacerle ver que no me dolía en lo mas mínimo lo que pasaba en mi vida.
-Yuto-murmuro con suavidad, sus ojos cafés se llenaron de lagrimas para después abrasarme con fuerza-no somos tan diferentes-murmuro entre sollozos mientras se aferraba con fuerza a mi espalda…

***Narra Daiki***

Me encontraba en aquel elegante restaurante el mismo sitio donde lo vi por vez primera después de que estuvimos por más de 2 horas besándonos Inoo tomo la decisión de invitarme a cenar, era demasiado serio tal vez por eso tenia tanta curiosidad en conocerlo:
-y dime Daiki-Kun… ¿Por qué me seguiste?-agache tímidamente la cabeza al escuchar dicha pregunta, ni yo mismo lo sabia lo único que tenia claro era que me gustaba y ya y tenerlo ahora frente a mi me hacia sentir feliz, algo raro porque a pesar de haber estado enamorado de mi mejor amigo nunca llegue a sentir esta clase de felicidad:
-no lo se-respondí con torpeza, Inoo solo dejo salir una corta sonrisa lo cual me hizo verlo con asombro:
-ya veo…es lo que menos importa…ahora ahí que conocernos mas… ¿te parece?-asentí mientras sonreía definitivamente estaba enamorado de Inoo Kei…

***Narra Yabu***
Abrí los ojos me dolía todo el cuerpo y tenia demasiada sed, me reincorpore notando que no tenia ropa solo una sabana sobre mi cuerpo, mire el lugar donde me encontraba y sonreí como bobo al recordar lo que paso después de que Yuya y yo nos confesamos mire mi ropa la cual estaba sobre un sofá negro, escuche el sonido de la regadera lo cual solo significaba una cosa, me talle el cabello con torpeza al recordar todo, mi piel se erizo tras recordar las suaves manos de Yuya recorrer mi cuerpo la forma tan dulce y delicada en la que me beso esa imagen tan perfecta de el me llenaba de felicidad toque mis labios con mi dedo índice dejándome llevar por aquel hermoso momento estaba tan perdido en mis pensamientos que no logre escuchar la voz de Yuya:
-Kota…oye…Kota!!!!-parpadee varias veces saliendo así de mi trance, me sonroje al verlo solo con un short largo no traía playera su cabello estaba semi húmedo y algunas gotas de agua se deslizaban aun por su desnudo y perfecto abdomen-es tu turno-asentí con torpeza estaba por ponerme de pie pero me arrepentí tras recordar que no traía nada de ropa, Yuya me miro con cierta curiosidad a lo cual solo atine a desviar la mirada hacia la puerta:
-Yabu…dudo que tengas pena…si hace no menos de 2 horas acabo de verte sin nada de ropa encima…
-eso ya lo se-respondí con molestia, Takaki se acerco y se coloco frente a mí yo aun estaba en la cama así que el coloco ambas manos a cada lado de mi cuerpo y se acerco hasta estar a nada de mis labios:
-sera que estas adolo…
-cállate!!!-lo aleje de mí y salí de la cama cubriendo mi cuerpo con las sabanas Yuya solo se hizo bolita sobre la cama mientras reía a carcajada-inmaduro-estaba por entrar pero el me detuvo:
-espera…-gire un poco la cabeza para verlo con enojo el solo me sujeto con mas suavidad-Gomen…fui demasiado rudo contigo
-cállate!!!! Idiota!!!!-me safe de su agarre y entre al baño y me recargue en la puerta mientras sentía mi corazón latir con fuerza, podía ser un inmaduro pero aun así lo quería, sonreí de lado al saber que estaría en problemas si se llegaban a enterar mis amigos de mi evidente traición…

***Narra Hikaru***
Estaba entrando sabia que pronto seria el enfrentamiento en Rupoongi y necesitaba estar forma para darle su merecido al idiota de Okamoto en esa pelea se sabría que pandilla seria mas fuerte, era el ultimo enfrentamiento que tendríamos y seria el momento perfecto para descubrir a los traidores frente a Yamada:
-solo un poco mas!!!!!-le di un fuerte golpe al saco de boxeo que estaba golpeando repetidas veces dejando salir todo mi enojo-Takaki…maldito traidor!!!-continúe desahogando mi coraje deseando que llegase el día de la pelea, a pesar de estar furioso me sentía totalmente distinto desde mi encuentro con Okamoto no lograba sacar de mi mente sus penetrantes ojos negros y lo que mas me confundía era esa tonta actitud que tuvo esa forma altanera, coqueta pero sobre todo sensual la que tomo mientras peleábamos que por un momento me hizo desearlo:
-maldición!!!!!!!-estaba sintiendo algo que no me gustaba pero el único culpable era ese maldito de Okamoto dios ansiaba tanto verlo:
-¡¡¡¡¿pero que demonios pienso?!!!!-golpe con fuerza el saco de boxeo pero eso no hacia que mis estupidos deseos de ver a Okamoto disminuyeran al contrario iba en aumento….deseaba besarlo hasta dejarlo sin oxigeno quería tenerlo bajo mi cuerpo gritando de placer aun tenia esa sexi imagen de Okamoto sobre mi cuerpo la forma en la que lambió mi mentó para quitar la sangre que tenia, el maldito deseo de poseerlo no se iba continúe entrenando por horas hasta quedar rendido en el suelo...ya sabría como acabar con ese sentimiento pero por ahora solo lo ignoraría…


***narra Ryosuke***
Habían pasado ya los 15 días y el enfrentamiento en Rupoongi llego tenia una extraña sensación en el estomago era algo confuso que me provocaba nauseas pero aun así me vestí y salí a dicho lugar cada paso que daba me hacia sentir más  extraño:
-¿Qué esta pasando?-me pregunte a mi mismo ese día por fin tendría la oportunidad de conocer al líder de esos niños ricos era el día en que le daría una paliza, llegue al lugar acordado Chinen ya estaba ahí lucia nervioso eso era raro en el:
-¿pasa algo?-pregunte pero el solo negó mientras se recargaba en la pared no había nada de gente lo cual facilitaría el enfrentamiento aquella extraña sensación no se iba ya me estaba causando enojo, Inoo llego y me sonrío a lo poco llegaron Yuya y Hikaru este ultimo lucia molesto eso me preocupo pero no debía tomarle importancia a eso lo único que importaba era la pelea que definiría que pandilla era la mejor la que se quedaría como la líder:
-ya saben lo que tienen que hacer-todos asintieron el plan era sencillo cada uno se encargarían de enfrentar a su oponente y a mí me dejarían al líder no era un plan difícil esperamos a que los ricos llegaran:
-maldición…todavía se toman las molestias de llegar tarde-se quejo Hikaru yo solo sonreí parecía ansioso por pelear no se como explicar lo que sentí al momento en que nuestros rivales llegaron vestían con pantalones negros y traían sudaderas con gorros a lo cual cubrían sus rostros se pararon frente a nosotros estaba por decir algo cuando Hikaru sin previo aviso le dio un fuerte golpe a Yuya logrando que todos lo viésemos con asombro:
-¿pero que te pasa?-pregunto Yuya ya que estaba en suelo se limpio el labio ya que tenía un poco de sangre mi amigo estaba por volver a golpearlo pero lo detuve:
-Hikaru ¿Qué diablos haces?-el me miro con enojo se libero de mi agarre y respondió:
-es un traidor
-¿pero que dices?-Yuya se puso de pie estaba decidido a golpearlo pero me puse entre ambos impidiendo que continuaran:
-vaya no es el único traidor-mire a nuestros rivales encontrándome con Okamoto este jalo a uno de sus amigos y lo golpeo con fuerza en el estomago eso me sorprendió:
-deja de fingir!!!!...te vi basándote con Kota Yabu-mis ojos se abrieron con asombro al escuchar aquello Yuya se había besado con Yabu…Hikaru me  alejo para así poder enfrentar a Yuya pero yo solo me quede ahí sin hacer nada…
-eres un maldito traidor Morimoto…te vi con ese niño así que deja de fingir que no sabes nada-mire al ver a quien señalaba Okamoto:
-Chinen-Kun-estaba confundido al ver como todos discutían no lograba entender nada pero lo que logro terminar con todo aquello fue esa suave voz que conocía de memoria esa delgada y hermosa voz que me hizo ver que esto no podía ir de mal a peor:
-ya deja de gritar Okamoto
-pero Nakajima-Kun-mis ojos se abrieron como platos al escuchar aquello aquel chico que respondía a Nakajima se quito el gorro que cubría su cabeza dejando a la vista al chico que yo tanto amaba:
-Yuto-Kun-mi voz sonó tan débil y al momento en que me vio no pudo ocultar su asombro ambos éramos enemigos y lo peor de todo es que el era el líder de la pandilla enemiga…
-imposible…