domingo, 17 de mayo de 2015

El primer amor-Yamajima two-shot





Titulo: El primer amor.
Parejas: Yamajima
Genero: Shonen ai
Autora: Hitomy-Chan (Yue)
Nota: se supone seria el fic para celebra el día del Yamajima pero no logre terminarlo mi idea cambio y pensé mejor para el cumple del cachetón y tampoco lo termine, si no tengo perdón de dios, pero aun así aquí esta, el segundo capitulo esta en proceso.


“Quise tomar esa mano, pero me fue imposible, le pertenecías a ella, esa persona que te da felicidad”

La mayor parte de la vida esta basado en buscar ese algo que le de sentido a la existencia humana, ese algo puede convertirse en el subsistir de cualquiera, no tiene forma, ni mucho menos olor, pero cuando se logra encontrar ese algo cobra color, toma forma le da un cambio radical al entorno de cualquiera, pero cuando ese algo parece mas distante, hasta convertirse en un imposible. La vida deja de tener sentido.
Puede sonar descabellado pero cada persona lo descubre lo encuentra y cuando aquello sucede la felicidad llega, ese algo se transforma en quien o mejor dicho en alguien, se vive para ese alguien, llegan cambios, planes que nunca debieron ser planeados, se viven momentos juntos, se crean recuerdos que llegan a causar sonrisas, se crean un futuro juntos, promesas por cumplir, un “para siempre juntos”, algunos logran vivir felices, pero no todo llega a funcionar con éxito algunas personas llegan para marcar la vida de otras, no para dañar, algunos momentos vividos sirven como lecciones pero para encontrar ese algo u alguien, primero se debe pasar por un largo camino, algunas barreras y sobre todo saber lidiar con el dolor. Y que mejor manera de llamar ese algo en un sentimiento que todos a su debido tiempo experimentan, acelera tus latidos, tu ritmo de vida, causa alegrías, causa tristezas, da y recibe, a veces se queda en otras ocasiones se va o solo se esconde en espera de que alguien nuevo llegue a darle un nuevo color a la vida, y que mejor manera que llamarle “amor”. Y en esta ocasión nos centraremos en el, en Yamada Ryosuke.

Para él aun a sus dieciséis años  ese algo aquello que cualquier chico busca se convirtió en no solo un imposible si no en algo difícil de alcanzar.
****
Sus manos temblaban aun sosteniendo su maleta con estas, paso saliva con dificultad alzando su mirada para así ver el que sería su nuevo instituto, parecía ser un lugar agradable viéndolo desde la entrada los alumnos entraban pues la ceremonia de bienvenida se llevaría acabo ese día pero dudo en entrar, odiaba el primer día de clases, seria ya su ultimo año mas no deseaba ser el mayor del grupo, había estado tanto tiempo lejos de los estudios que ahora sus ánimos por ser nuevamente un estudiante eran mínimos, con un suspiro mas parecido a una suave queja se dispuso alejarse de ahí, ya sus anteriores amigos se habían graduado y hacer nuevos sería difícil mas para el, estar por así decirlo “perdido” no era agradable, el aire veraniego golpeo contra su rostro notando como algunos pétalos de cerezos caían a su alrededor, bufo de todo eso estar molesto por ese tipo de cosas realmente resultaba agobiante.
-debería solo trabajar-dijo para si siendo interrumpido abruptamente por algo o mejor dicho alguien que accidentalmente había golpeado su hombro después de haber pasado por un costado suyo, se disculpo continuo haciendo una reverencia aun que aquello no había sido su culpa, se reincorporo para así ver con quien había tenido tal encuentro encontrándose con un chico alto, delgado de piel blanca, sostenía una hoja cual dejo solo de leer en ese momento para así lograr cruzar la mirada con el peli castaño causando que este se sonrojara de inmediato pues no solo era atractivo su mirada parecía profunda pero lograba expresar tanta calidez evitando que el castaño emitiera alguna clase de sonido, , no hubo alguna palabra por parte de ambos solo se veían en completo silencio algo había pasado ahí en ese encuentro o eso creyó Ryosuke pues su corazón no dejaba de latir, las mejillas le ardían y por un instante dejo de respirar.
-¡Yuto!-el pelinegro desvió la mirada rápidamente  para así ver a quien le llamo sonriendo de solo ver de quien se trataba, vio fugazmente a Ryosuke he inclino su cabeza en modo de disculpa sin borrar su sonrisa.
-fue mi culpa, iba distraído-Yamada se quedo aun sin lograr emitir alguna palabra ignorante a la chica que se colgaba del brazo de aquel que respondía al nombre de Yuto, su mirada estuvo sobre la espalda de este hasta que lo perdió de vista descubriendo solo entonces que aquel chico asistía al mismo instituto que el asistiría.
-Yuto…-susurro el nombre de aquel chico llevando así su mano derecha sobre aquella zona donde su ritmo cardiaco iba en aumento, los pétalos de cerezo caían como llovizna revistiendo de esa manera el camino que lo llevaría al colegio repleto de arboles, aun desconocía aquello, esa sensación que recorrió su cuerpo ante la presencia de aquel chico pero algo cambio en ese instante en que sus miradas de encontraron, algo que aun no comprendía, pero estaba ahí dentro suyo en alguna parte de su corazón, olvido todo, el porque decidió regresar a ese lugar del cual antes escapaba.
****
-El amor llega de diferentes maneras, no se puede saber como sucederá aquello, el destino se encarga de cruzar el camino con quien se esta destinado, pero no todo el tiempo resultara fácil, al principio se debe aprender a ser valiente, porque para amar se debe pensar mas en la felicidad de esa persona dejando de lado la tuya misma.
Siempre habrá un obstáculo, algo que impedirá que todo funcione bien, la felicidad viene después que la tormenta pasa-.
****
Después de aquel encuentro no logro ver aquel chico del cual solo conocía el nombre, ya tres meses habían pasado desde aquello y esa persona, ese rostro, su voz todo aquello permanecía tan vivo en su memoria, por más que lo buscara entre la multitud de alumnos ese chico no aparecía, el destino conspiraba en su contra, quizás. Estuvo a nada de rendirse pero cada que lo intentaba el nombre de ese chico mas su sonrisa llegaban a su mente, ¿Qué le estaba pasando?, necesitaba saberlo por que aquello comenzaba a volverse algo realmente molesto o eso quiso creer.
-puede que estés enamorado-poco le falto para que terminara escupiéndole el jugo en la cara a su amigo Morimoto, ¿que tontería era eso de estar enamorado?, su cabeza se movió en negación al igual que su mano izquierda restándole importancia a las palabras del menor, pero no le duró mucho el gusto pues la mirada de su amigo no expresaba para nada alguna broma.
-piénsalo Ryosuke, has estado pensado en ese chico, lo has buscado por cada rincón del colegio, has entrado a cada club del instituto en busca de él, y no dejas de suspirar desde que te conocí-Ryutaro se cruzo de brazos dejando de lado su desayuno mirándole con interrogación, en espera de alguna queja o comentario ofensivo mas eso nunca llego, Ryosuke libero un suspiro derrotado ante aquello por mas que lo negara ya eso era una tarea imposible, se había enamorado de un chico al cual no volvió a ver desde el primer día de clases.
-puede y tengas razón, nunca he estado enamorado así que desconozco ese sentimiento, por eso no puedo asegurar que lo estoy, aun no-murmuro sosteniendo con sus manos el zumo que bebería pero solo lo observo en silencio analizando aquel encuentro, la agradable sensación que lo recorrió del solo ver aquel chico, nada tenia sentido, ¿Por qué enamorarse de alguien a quien no volvería a ver?

***
-El primer encuentro al principio puede causar confusión y sobre todo provoca que el individuo llegue a pensar que aquello solo fue casualidad, pero cuando se trata del destino, nada pasa por casualidad-.
***
Había una pila de libros rodeando alguien cual yacía sentado leyendo, la luz del atardecer  iluminaban aquella biblioteca con matices en color naranja, él buscaba un buen libro cual leer para distraer su mente debía sacar a esa persona después de todo aquello había sido solo casualidad, sus pasos lo llevaron hasta la zona de misterio donde encontró algunas novelas interesante, se alzo en puntillas estirando su cuerpo lo suficiente para así alcanzar una que casualmente llamo su atención pero no lobraba alcanzarla así que estiro sus manos quejándose por ser tan bajito, mas no se dio por vencido así que estuvo por el tercer intento cuando una presencia a su lado le hizo dejar de hacer aquello, alguien mas había logrado tomar aquel libro. En automático llevo su mirada aquella persona, sus orbes se abrieron de par en par dejando muy en claro su asombro cuando aquel rostro, esa mirada, pero sobre todo, esa voz llegaron a él.

-las novelas de misterio, suelen ser realmente interesantes-la suave sonrisa de aquel chico le hizo retroceder logrando que su espalda chocara contra el estante de libros, Yuto le extendió el libro para que lo tomase pero no hubo reacción por parte del castaño el cual se negaba aceptar tal encuentro, la biblioteca se reino por un silencio cual resulto incomodo para el chico alto cual no dejaba de mirar a Yamada con obvia duda ante su repentina acción-¿nos conocemos?-interrogo el otro aun sin dejar de darle el libro pero no obtuvo respuesta alguna, nuevamente su mirada se poso en las temerosas orbes cafés del bajo analizando mejor ese rostro, mejillas redondas tentadoras para ser aplastadas y había algo en ellas, que le hicieron acercarse mas al rostro del chico “rubor” pensó, sin darse cuenta sus ojos negros se vieron fijos en los labios del chico y entonces recordó.

-Yu…to-los temblorosos labios del castaño lograron pronunciar su nombre mostrando su nerviosismo, el libro cayo al piso haciendo un ruido casi silente pero lo suficiente fuerte para ser escuchado por ambos, Ryosuke trago saliva con dificultad siendo absorbido por esas perfectas perlas negras y el tiempo pareció detenerse para ambos, no había nada por decir no al menos en dos personas que no se conocían, pero aun así el pelinegro sentía aquel sentimiento desbordarse, era diferente a lo que usualmente experimentaba con aquella persona, le constaba trabajo no apartar la mirada de esos perfectos labios, tan rojos como ese aroma que desprendía el otro, ¿frutillas?, una extraña fuerza se apodero de su cuerpo cual se movió por si solo guiándose por ese nuevo sentimiento, le tomo de mentón rozando con su pulgar el labio inferior tan suave, ¿Por qué no probarlos?, pensó en ese momento inclinándose para así volver mínima la distancia, Yamada cerro los ojos asustado por la actitud del chico pero mas que nada nervioso de saber que este le besaría. 

Sus respiraciones se encontraron y el roce de una caricia se hizo presente aun el contacto de sus bocas no se volvían uno pero ambos corazones latían con rapidez, sus labios se rozaron pero el tacto nunca llego, a cambio solo se escucho el fuerte ruido de una pila de libros caer, todo paso rápido, el tiempo había vuelto avanzar y cuando abrió los ojos solo vio como Yuto solo alejaba, la mirada del chico solo mostraba confusión pero sobre todo un toque de culpa

-Yo, lo siento-se disculpo antes de huir de aquel lugar dejando aun desconcertado Yamada quien se mantuvo ahí de pie sin saber el como reaccionar ante aquello.

Sus labios temblorosos, el viento frio que se adentraba por la ventana el sol ocultándose y la poca iluminación del atardecer, empuño su diestra tocando su pecho, dolía mucho más sin embargo la felicidad de ese segundo encuentro pronto le hizo sonreír, sus piernas doblegaron al igual que su fuerza de voluntad cayendo al suelo, su pecho parecía que iba a explotar de tanta felicidad, sus mejillas ardían y aun lograba percibir el roce de esos labios cuales no logro besar pero si sentirlos en una sutil caricia, el aroma de Yuto estaba impregnado en su ropa, no borraba su sonrisa, ahora estaba cien por ciento seguro de toda su confusión y esa necesidad de ver nuevamente aquel alto chico.

-estoy enamorado de ti, Yuto.

****
-Cuando se acepta el enamoramiento solo queda una opción simple, confesar ese amor por la persona amada, aunque por supuesto no siempre se es correspondido, pero nada en esta vida es imposible-.
****

-¿entonces no se besaron?-Ryutaro dejo el libro que leía aun lado estando ambos sentados en al jardín sobre el pasto bajo la sombra de un enorme árbol.

-no, el solo se marcho. Pero quiero confesarle mis sentimientos.

Ryutaro frunció el ceño tocando su frente como si estuviese frustrado, se retiro las gafas dispuesto hablar, debía ser honesto con su amigo antes de que se hundiera mas en esa fantasía de amor escolar, recargo su espalda en el tronco y vio hacia arriba.

-Dime algo Ryo. ¿Y si resultara que el tal Yuto ya esta con alguien mas?

Ryosuke despego su vista de su móvil del solo escucharle guardando silencio, no podía imagina si quiera esa escena, no negaría que había una posibilidad de que ese fuese el caso, pero si así fuera ¿Por qué intento besarle Yuto? Había algo que no estaba del todo claro por la actitud que este tomo desde el primer encuentro pero pronto esa duda fue borrada de su mente por su compañero.

-puede que solo has sido tu el que experimento esos sentimientos de amor, no quiero herirte diciendo esto, pero puede que ese tal Yuto solo haya jugado contigo en ese ultimo encuentro. Existen tipos así ya deberías saberlo.

Si es fuese el caso, que solo el tuvo ese desborde hermoso recorrerle, la infinita felicidad, saber que tuvo por un momento un pedacito de cielo solo con un chico al que vio dos veces, seria doloroso que resultara de la manera en que Morimoto decía, si al final solo se trataba de un simple juego por parte del pelinegro, ¿por que no tomar el riesgo?, ya estaba enamorado y de alguna forma el mayor debía saber al menos sus sentimientos.

-aun así quiero tomar el riesgo, no importa si ya tiene pareja, algo muy dentro de mi, me dice que el también siente lo mismo por mi.

-¿Qué te hace estar tan seguro de eso?, no saben nada del otro.
-no es necesario conocerle para saber que le quiero. Yo vi en su mirada esa felicidad, fue como si en sus ojos me hubiese dicho aun sin usar palabras “te encontré”
-cursi, sabes que si no resulta bien acá estaré para apoyarte- asintió con una gran sonrisa viendo así el cielo estando muy seguro que la próxima vez que viese a Yuto le diría todo.

****

-No siempre se obtiene la felicidad ante la primera confesión, no siempre resulta igual en todas las relaciones, en algunas ocasiones, se deben enfrentar a la tormenta-.

***

El verano había terminado pronto las vacaciones vendrían pero el no quería irse sin antes decirle a esa persona lo que sentía, tres meses pasaron y no veía a Yuto por ninguna parte de la escuela era como si se lo hubiese tragado la tierra, la escuela era enorme mas sin embargo no podía ser tan difícil encontrar al pelinegro ¿o si?, era el ultimo día en que estaría en el instituto antes de irse a las tan esperadas vacaciones, ya todos los alumno se habían ido y el seguía en la biblioteca el único lugar donde probablemente podría verle, no podía resignarse y esperar a volver a clases, no cuando estuvo ideando el como confesar sus sentimientos, descarto la idea de darse por vencido.

La primera estrella apareció lo supo por que lograba verla desde la ventana estando el sentado quedaban pocos estudiantes solo los que terminaban las actividades de los clubs y el seguía esperando algo que quizá nunca llegaría.
-ya ríndete Ryosuke, esos encuentros solo fueron casualidad, Ryutaro tiene razón solo soy yo, el que se enamoro, como un completo idiota- tomo su mochila desganado saliendo de la biblioteca despidiéndose con una sonrisa de la encargada, solo en ese momento dejo de pensar en sus sentimientos por aquel alto chico.

-lo mas seguro es que el ya esta con alguien mas-un pesado suspiro escapo de sus labios mirando sus pies al caminar, los pasillos estaba deshabitados pues la mayoría de los estudiantes se habían retirado ya a sus casas, así que no tendría problemas en sufrir algún incidente por no ver por donde caminaba su animo se redujo a cero ya llevaba tiempo en que no volvía a encontrase con aquel chico.

-Yuto- decir su nombre le aceleraba las pulsaciones cardiacas pero es que cada que pronunciaba o recordaba aquel alto chico su mente se volvía un desastre y no dejaba de imaginar momentos cursis junto a Yuto, para colmo eso solo empeoraba las cosas, el resultado de tener un encuentro con él seria solo para que lograra confesar su amor y eso lo llevaría a un terrible y casi posible rechazo.
-Aun así quiero decirle lo que siento- ¿pero como hacerlo? Parecía como si a este chico se lo tragara la tierra, parecía tan imposible y lejano el que volviese a verle, resignado de eso se vio en la necesidad de soltar un suspiro largo.

-los niños bonitos no deberían suspirar tanto.
Sus orbes se abrieron de par en par cuando aquella voz se hizo escuchar, no necesitaba confirmar de quien se trataba pues le basto solo verle en dos ocasiones para grabar tan perfecto matiz en su mente, alzo la mirada solo para dejar en claro que no se trataba de un sueño mas.

-Yuto-le llamo por su nombre teniendo el atrevimiento sin percatarse del todo con cuanta devoción le llamo, sus mejillas ardieron en automático al encontrase con la persona en quien tanto pensaba, Yuto invadía su mente como si fuese un virus letal. El nombrado se encontraba recargado en una fila de casilleros cerrando el libro que parecía leer pues su mirada estaba sobre aquel chico de baja estatura que en muy pocas ocasiones veía, pero cada que tenia un encuentro con ese castaño todo parecía cambiar guardo el libro en su mochila alejándose del casillero solo para dar dos largos pasos situándose frente del inclinándose lo suficiente para lograr verle.

-sabes es difícil encontrarte en esta enorme escuela, es como si desaparecieras-el comentario del alto le hizo mostrar una expresión entre confusa y sorprendida, entonces no solo el estuvo en busca del pelinegro si no que este también le estuvo buscando a el, cabía la posibilidad por mas diminuta que fuese que no resultara del todo en un rechazo eminente.

-Yuto yo…-sus labios temblaron al intentar hablar pero las palabras no fluían como el esperaba, resultaba complicado por que aquellas perlas negras estaban tan fijas en las propias que las fuerzas abandonaban su cuerpo, no lograba unir las palabras y lo que tanto estuvo pensando se disperso en su mente haciendo todo tan confuso, estaba seguro que su confesión seria todo un fracaso.

-sabes…-lo interrumpió el pelinegro con un tono de voz diferente al que usualmente utilizaba esta vez parecía mas serio, con un toque sombrío como si lo que fuese a decir resultara en un dialogo de terror, pronto la distancia se volvió mas larga puesto que Nakajima retrocedió un paso desviando su mirada hacia las escaleras que daban a la segunda planta.

-la ultima vez que te mire estuve a nada de hacer algo, a pesar de que solo te he visto dos veces claro sin contar esta, pierdo el control, no se quien eres realmente, pero…. Cada que te cruzas en mi camino, algo en mi despierta, y esta mal que yo…

-estoy enamorado de ti, Yuto-aquello escapo de sus labios cuales cubrió rápido con el dorso de su mano, algo le hizo aterrase por lo que el otro diría y las palabras fluyeron como si fuese sido en modo de defensa mas sin embargo esa no había sido la manera correcta como el realmente hubiese querido que fuera, debía arreglar aquello pues la expresión del alto daba a entender que para nada le agrado el saber aquello.
-¿Qué?

-se que piensas que no es posible, pero yo… desde el primer instante en que te vi algo en mi cambio, al principio creí que estaba confundido y que sentir esto era una locura, pero era difícil no pensar en ti, pero sin querer mi mirada siempre estaba en busca de tu presencia por mas imposible que fuera volver a verte, me encontraba a mi mismo anhelando en volverte a ver, y después paso aquello en la biblioteca y…- le costaba respirar pues esta vez no lograba parar de hablar necesitaba que supiera, todo lo que le afectaba, pero para su desgracia no logro culminar bien su perfecta confesión.

-yo tengo novia.

Y solo en ese momento supo que nunca tuvo una oportunidad, que solo fue el dándose ideas erróneas, pues su amor no era correspondido, solo esa fracción de segundo donde los labios del alto pronunciaron aquello, su corazón pareció romperse, y pronto se vio así mismo derramando aquellas gotas salinas, el tampoco lo esperaba recibir tan repentina confesión, por que muy dentro de si estaba esa pequeña esperanza de que aquel chico también se fuese enamorado del desde el primer encuentro, mas no fue así, ya no quedaba mas por decir ya todo en su mente se esfumo tal cual hoja en el viento, su mirada estuvo fija en el suelo donde sus lagrimas caían dejando huella en el piso.

domingo, 3 de mayo de 2015

Mas que un sueño-Chiitaro capitulo 4







Titulo: Mas que un sueño
Parejas: Chiitaro parejas secundarias, Inoodai y Yamajima
Genero: ¿?
Capítulos: 6
Autora: Hitomy-Chan
Resumen: Chinen  solía ser un chico normal con una vida normal nunca ha tenido pareja debido a que ha visto como la mayoría de sus amigos sufren por tener una mala relación y el mejor ejemplo es su mejor amigo Yuto ya que este termina con su pareja debido a un engaño…pero todo cambia cuando se muda de la ciudad debido a que su abuela no se encuentra muy bien de salud ahí conoce a un chico menor que se hace llamar Morimoto Ryutaro…al principio todo inicia como una simple amistad pero conforme se acerca al menor comienza a sentir aquello que nunca antes había sentido…el sentimiento llamado “amor”…. Su vida ya era normal, su convivencia con Ryutaro iba en aumento, pero de la nada el menor le confiesa que se ha enamorado de una chica y todo se derrumba…



Nota: bueno les traigo el capítulo 4 de este chiitaro el cual escribí cuando recién inicie solo que no me atreví a seguirlo.
 


Capitulo 4

Era un nuevo día de clases todos se dirigían a sus respectivos salones, Ryosuke se dirija a su casillero cuando escucho la voz de Yuto se sorprendió y dijo:
-¿Qué pasa?...digo ¿en que te puedo ayudar?-Yuto sonrío traviesamente y dijo:
-pues primero que nada buenos días Yamada-Kun y segundo-lo jalo del brazo y lo acerco un poco hacia el-quiero que me digas algo respecto a Morimoto-Kun-aquello lo sorprendió y miro a todos lados
-so…sobre… ¿sobre que o que?-Pregunto con temor
-tranquilízate no voy a hacerte nada malo, solo quiero saber que tipo de chicas le gustan eso es todo-el más bajito lo miro algo extrañado y desvío la mirada:
-era eso…ya veo…pues creo que le gustan las que son listas y que no sean aburridas…este…también que sean tiernas y…y bueno no se muy bien-se tallo el cabello con torpeza y Yuto solo lo miro con cierta decepción
-Yamada-Kun yo pensé que eras mas listo?
-¿Qué quieres decir?
-bueno que pensé que me responderías algo mas interesante-el mayor lo miro con cierta confusión
-olvídalo…será mejor que me valla-Ryosuke solo lo miraba y murmuro:
-acaso a Nakajima-Kun le gusta Ryutaro-Kun?...no puede ser cierto-busco a Ryutaro por todas partes hasta que lo encontró, suspiro y dijo:
-¿Qué tipo de chicas te gustan?-el menor lo miro y respondió:
-no lo se… ¿Por qué la pregunta?
-solo responde!!!
-OK…creo que las que son muy tiernas y torpes…me parecen lindas cuando son torpes-Ryosuke solo lo miro y suspiro:
-que bueno…al parecer la información que le di a Nakajima-Kun fue muy errónea-Ryutaro lo miro y dijo:
-¿a que te refieres?
-a nada…nos vemos en practica-salio corriendo y entro a su salón de clases
-todos se están volviendo locos-murmuro Ryutaro con desgano

***Receso***
Yuto caminaba acompañado por Chinen por los jardines cuando se detuvieron bajo un gran árbol de cerezo:
-es hora del plan-Chinen lo miro y asintió:
-ahí que ir al campo de béisbol-ambos se marcharon y al llegar lo primero que vieron fue al equipo los cuales solo se encontraban acostados sobre el pasto mientras conversaban:
-así es como entrenan-Yuto solo los miraba con decepción-son un asco de equipo
-no es así…tal vez el entrenador no vino-comento Chinen con preocupación
-Chiiinen-kuuun!!!-Yuto escucho aquel grito y dijo:
-es Yamada-Kun… ¿Por qué grita tanto?
-Yama-Chan!!!-el mayor se acerco y dijo:
-que extraño has venido a ver el entrenamiento tal vez por eso esta nublado-Chinen sonrío con torpeza
-fue idea de Yuto-Kun-Ryosuke dirijo su mirada al alto y se quedo pensativo
-¿Por qué no ha empezado el entrenamiento?....Yama-Chan te estoy hablando-pero el mayor no salía de su trance-tierra a Yama-Chan-Yuto sonrío con malicia y dijo:
-ahí esta Ryutaro-Kun…con su novia-en eso Ryosuke reacciono
-ella no es su novia…es la jefa de grupo del salón de Ryu-Chan ¿Qué querrá?-los tres observaban con atención
-¿Quién es su novia?-pregunto Yuto
-es-Ryosuke miro todo el campo detalladamente-es ella…la que esta en las gradas de enfrente...la de cabello largo y negro-Yuto la miro y dijo:
-es linda-Ryosuke lo miro y dijo:
-si es muy linda…por eso le gusta a Ryu-Chan
-Chinen-Kun es más lindo-Yuto abraso al menor con fuerza, mientras que este solo sonreía-es más lindo y tierno…y listo que esa chica-Ryosuke desvío la mirada y noto que Ryutaro los miraba con cierta tristeza:
-por que no se sientan y miran el entrenamiento-los separo con cierta brusquedad, Yuto lo miro con enojo:
-¿Por qué hiciste eso?-pregunto
-¿hacer que?
-sabes de que hablo
-no lo se… ¿por que no me explicas?-Chinen solo miraba a Ryutaro, este desvío la mirada y continuo conversando con su compañera
-ahora me vas a decir que no sabes de que hablo
-no lo se…me cuesta trabajo comprenderte Nakajima-Kun-Yuto se molesto y dijo:
-eres fastidioso como las chicas-Ryosuke solo sonrío y dijo:
-¿tratas de decir que soy chica?
-claro que no tú eres peor que una…eres odioso, metiche, tonto y torpe y por si fuera poco molesto y cacheton me desagradas bastante-Yuto sonrío y Ryosuke solo lo miraba con tristeza:
-yo…yo soy odioso y….tonto
-así es un gran tonto…no entiendo como Chii-Kun es tu amigo eres muy torpe y desagradable…como una chica solo que peor que una tu presencia para mí es odiosa y desagradable me caes muy mal-Chinen  le cubrió la boca y dijo:
-no le hagas caso Yama-Chan…el esta mintiendo…solo ignora…-pero guardo silencio
-Nakajima-Kun eres un idiota…no vuelvas a molestarlo-Ryutaro empujo con fuerza a Yuto, este solo miro a Ryosuke y este estaba con la mirada baja
-¿Por qué me empujas así?
-Yama-Chan es muy frágil… ¿como pudiste decirle todo eso?...eres un tonto-Yuto miro a Chinen y este solo miraba a Ryosuke
-y tú… ¿Por qué lo dejaste que dijera todas esas cosas?-Chinen miro al menor y respondió:
-yo lo siento no sabia que Yama-Chan lloraba con facilidad-Ryutaro solo miro a Yuto y dijo:
-no vuelvas a molestar a Yama-Chan-en eso Ryosuke hablo:
-es hora…es hora del entrenamiento…vamos Ryu-Chan-lo tomo de la mano y ambos se marcharon
-Yuto-Kun no vuelvas a hacer eso
-OK…pero solo bromeaba no era mi intención hacer llorar a Yamada-Kun
-bien-al terminar el entrenamiento Ryutaro y Ryosuke se marcharon y entraron a los vestidores:
-no debiste defenderme de Nakajima-Kun
-es lo que hacen los amigos
-si pero te has molestado con Chinen-Kun-se quito su camiseta y tomo asiento en una banca
-no me agrada su amigo Yuto-Kun…a no es su mejor amigo en todo el universo Nakajima Yuto-Ryosuke lo miro con cierta curiosidad
-acaso…acaso ¿estas celoso?-Ryutaro lo miro con asombro
-claro que no que tontería-tomo una toalla y dijo:
-celoso de ese tonto claro que no-Ryosuke sonrío y dijo:
-si tú dices….

Al terminar las clases, salieron con prisa, no querían encontrarse con Yuto ni con Chinen pero era demasiado tarde estos ya estaban en la puerta de la salida:
-Ryutaro-Kun…Yuto-Kun quiere hablar contigo y con Yama-Chan-ambos se detuvieron y Ryutaro hablo:
-en primera yo no tengo por que escucharlo y en segunda Yama-Chan tampoco así que vámonos-jalo a Ryosuke y este solo miraba a Chinen con cierta preocupación:
-detente ahí Morimoto Ryutaro-jalo con fuerza al menor impidiendo que este caminara:
-no seas grosero y escucha a Yuto-Kun-pero fueron interrumpidos por Inoo
-Ryutaro-Kun he venido por ti…es urgente-miro a Inoo y dijo:
-¿Qué ha pasado?
-es sobre mi tía…así que vamos-sintió un fuerte dolor en su pecho, tenía un mal presentimiento, se libero del agarre de Chinen y dijo:
-¿Qué le ha pasado a mi mama?-Inoo suspiro y respondió:
-será mejor ir al hospital-Chinen no lograba entender nada menos Yuto, Ryosuke sabia de que hablaban así que dijo:
-yo iré contigo-Ryutaro asintió y miro a Chinen:
-creo que hablaremos después-Chinen asintió y miro a Yuto con temor….

Se encontraba cenando y conversando con su abuela y su hermana cuándo escucho que tocaban el timbre:
-yo no iré-miro a su hermana y dijo:
-yo tampoco, así que ni creas que me moveré de este sitio-sonrío con malicia, su hermana suspiro y se puso de pie:
-ya me las pagaras-abrió la puerta y dijo:
-¿Quién eres? Y ¿a quien buscas?
-esta Chinen-Kun
-si esta adentro ¿Quién eres?-pregunto
-Ryutaro Morimoto soy un amigo de Chinen-Kun
-bien le diré-se acerco al comedor y dijo:
-te busca un chico muy lindo su nombre es Ryutaro-Kun-en cuanto escucho aquello se puso de pie y  corrió a la puerta:
-¿Qué pasa?
-mi…mi mama…mi mama murió-Chinen se quedo en shock no entendía aquello, el no conocía  a la madre del menor pero tampoco estaba enterado de que estuviera enferma-murió Chinen-Kun…yo…yo-sabia que el menor estaba triste suspiro y lo abraso con fuerza:
-lo siento-era lo único que podía decir, nada de lo que dijera haría sentir mejor a Ryutaro así que solo se limito a abrasarlo….

Después de aquello dejo de ver a Ryutaro en el colegio, le parecía extraño que el faltara a clases, le preguntaba a sus compañeros pero ellos no sabían nada, lo había ido a buscar a su casa pero nadie abría la puerta, cerró su casillero y dijo:
-parece como si se lo fuera tragado la tierra-Yuto lo miro y dijo:
-ya aparecerá no te preocupes-en eso llego Ryosuke miro a Yuto y después a Chinen:
-¿quieres saber donde esta Ryutaro-Kun?-Chinen asintió y dijo:
-¿sabes donde esta?
-claro que lo se soy su mejor amigo…esta en un departamento con Inoo-Kun…te llevare después de clases-Chinen sonrío y dijo:
-gracias Yama-Chan…por cierto Yuto-Kun quiere decirte algo-miro al alto y este solo desvío la mirada
-vamos Yuto-Kun dile-Chinen lo miro con malicia
-bien…lo siento…yo no quise decirte aquello solo bromeaba-Ryosuke asintió y sonrío:
-no te preocupes…todos dicen que soy fastidioso y odioso por eso solo Ryu-Chan es mi amigo junto con Chinen-Kun-sonrío y se dio media vuelta:
-nos vemos
-Yuto-Kun estoy muy orgulloso de ti-Yuto solo miraba a Ryosuke
-si como sea
-Yuto-Kun te gusta Yama-Chan por eso lo molestabas
-solo lo moleste una vez…y no me gusta…ye me canse de buscar pareja el chico perfecto no existe esta solo en sueños
-ya deja de decir tonterías…si no lo buscas no lo encontraras así de fácil es-Chinen sonrío-yo ya lo encontré pero tiene novia-Yuto solo sonrío, al terminar las clases se dirigían al departamento de Inoo, ninguno decía nada solo caminaban en silencio, hasta que se encontraban frente a la puerta, Ryosuke toco y dijo:
-Chinen-Kun ¿enserio perdiste la carta que te dio Ryu-Chan?
-si…mi tonta hermana la tiro-respondió con enojo, después abrieron la puerta:
-hola Yama-Chan lindo y sus amigos…eres el vecino que le gusta ver por las ventanas-Chinen solo rodó los ojos-buscas a Ryutaro-Kun…entonces pasen-al entrar miraron demasiadas cajas
-Ryutaro-Kun esta en su habitación…pueden pasar-los tres se acercaron y antes de que tocaran la puerta Ryutaro la abrió:
-Yama-Chan hola-miro a Chinen y a Yuto y sonrío:
-hola…pasen-al entrar tomaron asiento sobre la cama:
-Inoo-Kun sale de viaje?-pregunto Chinen con una tierna sonrisa
-no…bueno si pero yo iré con el…nos mudaremos ya que viviré con mi tía-Chinen solo lo miraba con sorpresa, no podía creer aquello ¿Cómo que se iba?, ¿Por qué no se lo había dicho? Aquellas preguntas no dejaban de dar vueltas en su cabeza
-¿te iras?-pregunto Yuto
-si…no puedo vivir solo en Osaka ya que mi padre murió cuando yo tenia 8 años y mi madre era mi única familia…así que la familia de mi primo decidieron que me fuera con ellos-Ryosuke solo escuchaba aquello en silencio
-¿Por qué no me lo dijiste?... ¿que no se supone que somos amigos?-pregunto Chinen un poco alterado
-no quería  preocuparte
-¿preocuparme?....me ocultaste lo de tu mama y ahora me entero que te iras solo así sin decirme nada… ¿enserio eres mi amigo?-comenzaba a alterarse demasiado, Yuto se puso de pie y jalo a Ryosuke y le murmuro al oído:
-ahí que dejarlos solos-el más bajito se sonrojo y asintió, se puso de pie y dijo:
-Yuto-Kun y yo iremos a…este…-pero Yuto lo interrumpió
-iremos a hablar de algo importante así que si me permiten a Yama-Chan-lo jalo del brazo y ambos salieron de aquella habitación…
-necesitan estar a solas así que vamos a la sala-al llegar observaron a Inoo, este hablaba por teléfono:
-te mire en televisión…me pareces muy lindo…se que buscas una pareja ya que saliste en mi programa favorito “quiero una cita”, así que como dieron tus datos y tu numero de teléfono decidí llamarte…sabes tu nombre es muy lindo y tu sonrisa es tan adorable-Yuto y Ryosuke solo escuchaban miraron el televisor y este estaba encendido en el programa que Inoo había mencionado:
-el esta hablando por teléfono con ese chico-comento Yuto mientras miraba el televisor:
-eso creo
-he llamado como 60 veces y esta es la primera que respondes…me siento muy feliz…es el destino el quiere que estemos juntos-Yuto solo escuchaba aquello
-todo esta saliendo en vivo…eso es algo vergonzoso-Ryosuke asintió
-pero sabes algo si sueles encontrar al amor de tu vida en concursos de esos…mi primo Kame-Kun lo encontró-comento Ryosuke con una tierna sonrisa
-yo debería concursar en uno para ver si encuentro al indicado-murmuro Yuto con molestia…

Se sentía furioso no podía creer que su amigo le ocultara algo tan importante, como era posible que no confiara en el, lo miro con enojo y dijo:
-así que no ibas a decirme que te irías de Osaka-Ryutaro solo suspiro
-respóndeme
-primero tranquilízate….te lo iba a decir
-cuando, cuando estuvieras en un avión rumbo a no se donde…o mejor dicho cuando ya no estuvieras aquí...Ryutaro Morimoto eres un mal amigo…como pude considerarte un amigo si me mientes y me ocultas cosas así he!!!!-sabia que Chinen estaba alterado así que solo suspiro con resignación y respondió:
-ya cállate no puedo hablar contigo si estas así…solo tranquilízate
-no puedo tranquilizarme…cuando por fin creo que encontré al amor de mi vida y este me sale con que se ira y eso no es lo peor si no que tuve que soportar que tuvieras novia la cual no me agradaba mucho sabes…no es nada bonita ni siquiera es lista es una tonta no entiendo que le viste… es verdad lo que dice Yuto-Kun el chico perfecto no es mas  que un sueño un tonto sueño…pero sabes que are lo mismo que el y dejare de buscar a esa persona especial…es la primera vez que me enamoro de alguien y también es la primera decepción amorosa que tengo y la ultima…todos los chicos son iguales son unos mujeriegos que solo buscan llevarte  a la cama y ya que lo logran te desechan como basura-Ryutaro solo escuchaba aquello con asombro, así que sonrío y se acerco al mas bajito lo tomo de ambas mejillas y dijo:
-Chinen-Kun… ¿de que me estas hablando?...yo jamás te lleve a la cama…tampoco te engañe y también me gustas-el más bajito sonrío y dijo:
-también me gustas-Ryutaro sonrío y le dio un beso en la mejilla
-esto será un problema… ¿verdad?-Chinen solo asintió
-eso creo…te iras eso es un gran problema y ya no te volveré a ver-Ryutaro soltó un suspiro y comento:
-cierto…es mi culpa debí decirte lo que sentía hace mucho ne-Chinen sonrío y miro el suelo:
-en parte es mi culpa yo también debí decirte lo que sentía por ti…ahora ya es muy tarde-ambos guardaron silencio…

Aun seguía mirando aquel programa de televisión, Inoo no paraba de hablar el concurso trataba que el  que mas llamadas realizara y durara mas tiempo hablando con Daiki ganaría la cita, Inoo ya tenia mas de 1 hora hablando y el ultimo que había hablado con Daiki había durado 1 hora y media y el tenia que superar aquella marca:
-tu puedes Inoo-Kun…no te rindas-decía Ryosuke con fuerza
-enserio ha durado…si sigue así romperá la marca y tal vez gane la cita-comento Yuto con asombro
-estudio arquitectura en una de las mejores universidades de Tokio, tengo 21 años y me gustan mucho las uvas…mi deporte favorito es el basquetbol…mmm…así toco el piano…amo tocar el piano…me considero un chico alegre tengo muchos amigos y un primo al que adoro con locura muy pronto vivirá conmigo y lo cuidare como un hermano menor-Yuto solo miraba el televisor:
-esta es la 8tva sonrisa que le robas a Daiki-Kun…el ultimo chico que hablo solo le robo 5 si sigues así te escogerá para la cita-Yuto solo sonreía
-Inoo-Kun ya casi lo logras…

Aun permanecían en silencio hasta que Chinen hablo:
-creo que esto es un adiós ne
-al parecer si…pero antes de irme te diré una cosa-se acerco y lo abraso con fuerza y murmuro en su oído:
-la carta que perdiste decía todo lo que te he dicho…pero ahí algo más que no te he dicho termine con mi novia hace dos días…y lo hice por que yo solo quiero estar contigo…y me puse muy celoso de Yuto-Kun…no me agrada que te abrase tanto me molesta demasiado-el mas bajito sonrío y abraso al menor con fuerza:
-yo también me puse muy celoso de esa chica…demasiado celoso-se separaron y se sonrieron con ternura Ryutaro le acaricio una mejilla y se acerco hasta que podía sentir la respiración del más bajito y sin más lo beso…al separarse  se miraron con timidez y Chinen hablo:
-a ¿Dónde te iras?-Ryutaro suspiro y respondió:
-a Tokio…viviré con Inoo-Kun-Chinen se sorprendió, le parecía algo genial que Ryutaro se fuera a Tokio ya que el volvería al terminar segundo de preparatoria:
-eso es  genial…eso solo significa que si nos volveremos a ver-abraso al menor con  fuerza:
-¿enserio?
-claro que si…yo vivo en Tokio lo que significa que nos volveremos a ver eso me hace muy feliz-Ryutaro sonrío y abraso al menor con fuerza, mientras que Inoo no paraba de hablar con Daiki solo faltaban 10 minutos para que ganara la cita con el menor

Continuara…