domingo, 14 de junio de 2015

For You-cap 7





Capitulo 7
(Narra Yuto)

Estaba impresionado al verlo frente a mi no podía creerlo me negaba a creer que alguien como Yamada fuese mi rival no lograba salir de aquel shock era una completa locura que me hubiese enamorado de mi enemigo Ryosuke no podía ser un pandillero alguien que tuviese una hermosa sonrisa y un calido corazón no podía ser mi rival, deje de escuchar los gritos de mis compañeros dejando en el olvido que estaban por pelear entre ellos mismos la impresión me había llevado a no pensar con claridad y el asombro no me permitía moverme:
-Ya…Yama-Chan-mi voz ahogada quizás por el asombro apenas se hizo presente en aquel momento lleno de angustia pero sobre todo de tensión el ser al que tanto amaba no era otro más que mi enemigo:
-Yuto-Kun-dio un paso alejándose de mí mientras negaba con la cabeza no creyendo lo que en ese momento pasaba, sus ojos se humedecieron sabia lo que sentía yo estaba igual de asombrado que el se cubrió la boca impidiendo así no decir nada me dolía verlo así quería estrecharlo en mis brazos y hacerle ver que todo tenia una solución mas no era así, el miedo se apodero de mi cuerpo y las fuerzas para seguir ahí se hicieron nulas un fuerte jalon me hizo apartar la mirada de aquella persona que tanto amaba encontrándome así con la mirada de tristeza de mi mejor amigo Daiki:
-ahí que irnos…rápido-cobarde fui un maldito cobarde huí de ese sitio dejando a Ryosuke con la conmoción y la angustia y es que no sabia de que formar actuar ni que decirle no podía conmigo mismo, mis amigos me habían traicionado Daiki lo había echo sin alguna intención el era igual de inocente que yo en todo esa revolución ambos nos habíamos enamorado de nuestros enemigos…

Después de aquel encuentro en Rupoongi deje de tener algún contacto con Yamada no podía verlo a la cara no después de aquello todo lo que había ocurrido aun me tenia en un estado de total asombro casi no prestaba atención a las clases y las ganas de salir con Daiki eran nulas no tenia deseos de nada mi cabeza era un lío aun me costaba creer que Ryosuke Yamada fuese mi rival yo no podía estar con el simplemente era imposible habían pasado ya 3 semanas desde aquello mis notas eran bajas y de vez en cuando salía, mire por la ventana encontrando así aquella luna que tanto iluminaba mi habitación. La imagen de Ryosuke no salía de mi mente yo en verdad lo amaba quería verlo necesitaba sentirlo cerca mío deje salir un ligero suspiro estaba cansado de darle vueltas a aquel recuerdo tratando de buscar valor para velo y decirle que no me importaba que fuésemos enemigos yo lo necesitaba a mi lado para ser feliz solo con Yamada podía ser yo mismo…

***Narra Daiki***

Aquel encuentro en Rupoongi me había dejado aturdido primero Kota nos había traicionado el muy idiota se había revolcado con Takaki con ese muerto de hambre  me carcomía el coraje de saber aquello después estaba el estupido de Morimoto ese niño también era un traidor y yo…yo simplemente había apuñalado a mi mejor amigo sin darme cuenta de ello Inoo Kei era parte de la pandilla enemiga y yo solo fui un imbecil que se enamoro con una sola mirada ¿Cómo solucionar algo que parecía no tener remedio alguno? Mi corazón dolía y esa sensación me causaba molestia quería dejar esos sentimientos de amor por Inoo en el olvido ocultarlos o simplemente arrumbarlos en un rincón obscuro de mi corazón pero no podía:
-maldición-quería estudiar pero el pensar en eso me ponía de nervios así que ya cansado avente todo lo estaba sobre mi escritorio quería liberar ese coraje toda esa ira de saber que todo aquello había acabado, me puse bruscamente de pie provocando que la silla hiciese un sonido fuerte al rosar el suelo por mi evidente movimiento esta cayo al piso coloque mis manos sobre la mesa querido así reprimir el enojo pero me era inútil mi vista estaba fija en esa mesa de madera ¿Qué podía hacer para salir de ese estado?:
-Inoo Kei-murmure con odio ¿Por qué habiendo tatas personas en este mundo justamente el tuvo que cruzarse en mi camino? Tan pequeña era esta ciudad que termino por hacernos cruzar miradas en aquel restaurante  golpe fuertemente la mesa con mi mano derecha totalmente apuñada una y otra vez importando poco si mis nudillos sangraban solo quería dejar de sentir ese dolor tan punzante en mi corazón ya no podía mas con el…
Al pasar 2 semanas logre convencer a Yuto que saliésemos un rato tanto el como yo necesitábamos un poco de aire fresco así que fuimos a Osoka ahí los padres de Yuto tenían una casa donde nos hospedamos por una larga semana mi mejor amigo de vez en cuando se deprimía y yo hacia todo por sacarlo de aquel estado de soledad…al volver a Tokio todo volvió a la normalidad los enfrentamientos habían terminado  así que retomamos nuestra vida diaria enfoscándonos en la escuela y en la diversión dejamos de hablar con Morimoto y Kota nuestro único amigo seguía siendo Okamoto al ser el único en no traicionarlos aunque si lo veía bien todos éramos unos traidores…

++++Narra Ryosuke+++

¿Cómo ser el de antes? ¿Cómo volver a hablar como mis amigos sabiendo que yo mismo había traicionado a la pandilla? No lo sabia aquel día me tenía totalmente preso en ese vago recuerdo descubrí que la persona que mas amo no era otro mas que mi rival ¿Qué debía pensar sobre eso? tal vez Yuto lo supo todo el tiempo y solo se acerco a mi para herir mis sentimientos y así ganar la pelea en Rupoongi pero era absurdo que me diese esa idea el lucia igual de sorprendido que yo a tal punto en que huyo de dicho enfrentamiento yo hice lo mismo deje a mis amigos en aquel sitio y solo corrí hasta llegar a mi casa me en cerré en mi habitación y llore hasta quedarme dormido esa noche llegue a la conclusión de que mi amor por Yuto era solo algo imposible desde en principio fue así, deje salir un gran respiro mientras cerraba los ojos para inhalar grandes bocanadas de aire dejando que llenasen mis pulmones volví a exhalar hasta que me sentí relajado abrí los ojos y sonreía con pesar al verme solo en la azotea del colegio los extrañaba a todos pero no tenia valor para verlos a la cara y mucho menos para disculparme mire mi almuerzo el cual estaba sobre mi regazo no tenia apetito y el verlo ahí solo me provocaba malestar, me dolía mucho estar solo pero lo que mas dolía era no ver a Yuto el se había vuelto algo vital para mi:
-yo me comeré eso por ti-note como una pequeña mano de dedos delgados tomaba mi almuerzo así que rápidamente dirigí mi vista a la persona que tenia a mi lado ¿en que momento llego?
-Yamada-Kun…deja de lamentarte solo…sabes no voy a negar que te traicione al acostarme con Morimoto-Kun y tampoco negare que no lo sigo viendo…-Chinen Yuri estaba ahí conversando conmigo ese chico que pocas veces decía algo era el primero en dialogar una vez mas conmigo después de 3 semanas-es verdad que soy de lo peor pero no te dejare solo…míralo así yo te traicione y tu también nos traicionaste pero sin darte cuenta así que no ahí porque estar molestos ne-era las pocas veces en que veía la calida sonrisa de Yuri posarse en sus labios quizás la razón de esa sonrisa no era mas que por Morimoto:
-Chinen-Kun…yo-el cubrió mi boca con ambas manos y negó mientras me veía fijamente su mirada ya no era fría ahora tenia cierta luz:
-no hace falta que lo digas…yo no te dejare solo nunca…Yamada-Kun es un amigo que me importa mucho y no quiero perder su amistad solo por una tonta pelea-asentí con alegría estaba feliz de tener su apoyo tal vez era uno pero poco a poco volveríamos a ser 5, esa mañana Chinen me confeso que se había enamorado y que le costaba creer en ese sentimiento era algo nuevo para el pero aun así estaba seguro de que era correspondido de la misma manera no entramos a ninguna clase nos la pasamos hablando hasta el atardecer…

***Narra Keito***

Habían pasado 3 semanas desde lo ocurrido de cierta forma extrañaba ver a ese idiota de Yaotome Hikaru tenia tanto que no lo veía que me llenaba de remordimiento me negaba a creer que sentía algo por ese idiota no quería traicionar a Nakajima yo no podía hacer algo así pero me costaba mas y mas sacar a Yaotome de mi cabeza:
-ese imbecil-Salí de aquel restaurante donde me encontraba cenando necesitaba aire fresco quería despejar mi mente camine por las calles viendo los edificios iluminados por las luces habían muchas personas que transitaban por las banquetas y de ves en cuando chocaba con alguna hasta que termine chocando con un chico:
-ten más cuidado-proteste mientras me giraba ya que aquella persona se había ido de paso al escucharme se detuvo para después verme mis ojos se abrieron por la impresión de ver aquel rostro que tanto me atormentaba el sueño:
-Hikaru-susurre este se acerco a paso apresurado y me tomo del cuello de mi chaqueta:
-dijiste algo…Okamoto-sonreí de lado vaya que se encendida rápido este chico lo mire de forma retadora para después verlo de pies a cabeza vaya que en verdad se veía bien con lo que vestía ese pantalón de mezclilla le quedaba muy bien y la camiseta color vino que usaba resaltaba un poco su tono de piel:
-¿acaso estas sordo?-comente con ironía si quería tentarlo a una pelea debía burlarme de el lo cual no me fue difícil ya que me apretó mas el cuello de mi chaqueta sus ojos se enfocaron en los míos y las ganas de besarlo me invadieron las personas que pasaba a nuestros lados nos veían con molestia quizás por que estorbamos en ese sitio:
-no estoy para tus burlas…-Yaotome me soltó para después girarse estaba por irse pero rápidamente lo tome del brazo haciéndolo girar me miro con enojo pero no le tome importancia quería hacerlo…yo necesitaba besarlo mis deseos fueron en aumento así que atrayéndolo hacia mi de un solo jalon logre tenerlo frente a mi….

(Narra Yuya)
Había hecho las cosas mal mas no me arrepentía de nada quizás había una solución a todo lo ocurrido aun tenía la ligera esperanza de arreglar el daño que le había ocasionado a mi mejor amigo aun mantenía la fe en que todo volvería a la normalidad puede que la amistad regrese pero dudo mucho que la pandilla vuelva a como era antes eso era imposible por que yo no veía a Kota como mi rival ya no podía verlo como algo a que dañar y destruir, a simple vista el era algo que tenia proteger:
-Yuyaan-sonrei al sentir sus brazos rodeando mi cuello mientras besaba mi cuello a veces era algo infantil he inmaduro gire solo un poco la cabeza logrando así verlo a los ojos  sus penetrantes ojos cafés me atrapaban de una manera que me hacia perder la noción del tiempo-aun sigues deprimido-era increíble que después de llevar dos años siendo enemigos nunca pude notar su calidez si no hasta ahora era normal que se preocupara por mi, mi estado de animo había estado como un muerto en vida desde lo sucedido en Rupoongi que deje de prestarle atención y es que en verdad me dolía haber perdido la amistad de Yamada gracias a el tenía amigos y yo me convertí en un traidor al enamorarme de mi enemigo, Kota ladeo la cabeza mientras me veía confundo sonrei de lado para tomarlo del mentón para acercarlo a mis labios sus tibio respirar choco con el mío:
-estoy bien-era la verdad me sentía bien siempre y cuando lo tuviese a mi lado el me hacia seguir en pie por el yo seria capaz de dar mi vida simplemente yo lo “amaba” y aun lo hago-solo quédate a mi lado- murmure a nada de besarlo:
-Yuyan-sus labios se unieron a los míos de forma tan serena y suave que me estremecía el cuerpo al sentir aquella lenta unión de nuestros labios…

(Narra Ryutaro)

Vaya que la había regado en la pelea contra los pobres, tanto que termine por arruinar mi unión hacia la pandilla de Nakajima-Kun no era como si fuese muy unido a esos chicos era solo que con ellos me sentía en verdadera confianza solo estando en compañía de ellos era yo mismo pero había terminado todo mal y por inercia yo me quede solo bueno no tan solo aun lo tengo a el, a mi pequeño bipolar ese chiquillo de nombre Yuri si que me había atrapado y es que en verdad somos muy parecidos me comprende y yo a el pero aun no puedo estar completamente a su lado no con ese obstáculo “mi prometida” esa chica si que es molesta ella sabe que le soy infiel con un chico y aun así sigue muy apegada a mi y eso me fastidia me saca de mis casillas el tenerla cerca:
-Morimoto-Kun…ahí que salir-su voz melosa si que molesta a mis oídos esta vez mi madre nos arreglo una cita en casa así es una cita en casa en lo único que pienso es en estar con Yuri escuchando su dulce voz susurrando calidas palabras de amor ese pequeño ángel tenia mi corazón en sus manos, esa tarde en que lo hicimos me hizo ver que no hay otro ser humano en el planeta que me haga llegar a semejante grado de excitación no solo estoy con el por sexo es algo mas que atracción pero aun me cuesta admitir que lo amo yo aun no tengo valor para decirle lo mucho que lo necesito a mi lado, por Yuri soy capaz de dejar mi riqueza-Mori-Chan…dime algo-sonrío de lado al saber que había olvidado que esa tonta estaba junto a mi se que mi madre arreglo esto para que me revuelque con esta zorra mas sin embargo yo no siento atracción hacia esta chica:
-Rika-Chan por que mejor no te largas de mi casa…bien y sabes que no quiero nada contigo-esa mujer siempre se hacia la oídos sordos me irritaba que me ignorara cuando se trataba de correrla de mi casa, ambos estábamos sentado en el sofá en la sala principal donde muchas veces mi familia se reunía para beber té, Rika estaba a mi costado izquierdo mientras posaba su cabeza sobre mi hombro:
-moo Ryu-Chan no digas esas cosas tan crueles-levanto la mirada encarándome sonrío traviesamente se alejo un poco y yo solo la observe con duda ella se puso de pie mientras se colocaba frente mío-are algo para entretenerte-comenzó a mover sus caderas de un lado otro mientras sonreía con seducción no se si mi madre le pidió que me hiciese un baile erótico para tentarme a tomarla y hacerla mía, su cintura se movía mientras tomaba su blusa de la parte baja para después desprenderse de dicha prenda quedando solo con su sostén, me recargue en el sofá por completo mientras la veía con enojo la sacaría a la calle ya que estuviese en ropa interior…

(Narra Inoo)

Lo que paso en Rupoongi me había dejado claro que Daiki Arioka era mi rival pero aun sabiendo eso no podía odiarlo ni tener alguna clase de rencor hacia el era algo ridículo que en tan poco tiempo ese niño de hermosa sonrisa me hubiese atrapado era como si Daiki me hubiese hechizado tenia mi mente repleta de pensamientos sobre ese chico quería volver a verlo necesitaba probar sus labios pero no podía buscarlo por el había traicionado a mi mejor amigo:
-vaya ironía-susurre mientras veía la ciudad desde mi ventana las luces eran hermosas durante la noche suspire quería sentirlo cerca de mí, negué con la cabeza tenia que sacar todo pensamiento relacionado con Arioka Daiki debía renunciar a ese sentimiento de amor para mantener mi lazo de amistad por Yamada era un amor imposible algo que a simple vista no podía ser, cerré la ventana girando sobre mis talones notando lo vacía que era mi vida vivir solo si que era triste la nostalgia invadía mi ser al notar la soledad en mi habitación una casa tan grande para un chico de mi edad era demasiado frustrante tener tanto dinero y no saber usarlo en algo bueno o solo tal vez no era ese motivo quizás tenia mucho amor para dar pero no podía entregarle ese cariño a ese pequeño al que tanto amaba por que Daiki era un persona que difícilmente podía alcanzar, me acerque a la cama y me deje caer sobre esta boca abajo:
-estoy confundido-era verdad estaba confundido por que mi corazón pedía a gritos que saliese corriendo en busca de Arioka para así decirle que no me importaban nada más que el, que yo por el soy capaz de dejarlo todo incluso dar mi vida por la de el:
-por ti Dai-Chan estoy así… tan confundido-tome un cojín y lo coloque sobre mi cabeza para después golpearme una y otra vez al verme tan confundido era obvio que no me dolían los golpes por ese pequeño era que estaba tan enredado…quiero verte…

////Narra Ryosuke////

Al llegar a mi casa encontré una nota sobre la mesa del comedor ya era normal que mi madre se fuese a trabajar de noche su vida era eso trabajo y más trabajo:
-“ahí comida en la nevera solo deber calentarla en el microondas”-apreté aquel papel en mi puño me dolía estar solo y no tener apoyo de mi madre pero como tenerlo para ella yo solo era un desobligado, mire el desorden que había así que solo atine a limpiar todo no tenia nada mas que hacer…Yuri y yo nos habíamos vuelto nuevamente amigos estaba feliz de saber que aun tenia su compañía pero aun teniendo a Yuri me seguía sintiendo solo yo quería verlo, quería abrasarlo con fuerza y basarlo sin fin yo lo amo tanto que no puedo sacarlo de mi pensamiento:
-Yuto-Kun…

>Narra Hikaru<

Veía como Okamoto tomaba con fuerza mi brazo su mirada profunda me veía fijamente de forma confusa pero sobre todo dulce no se si busca pelea pero la forma en que me mira es como si fuese hacer algo, se acerco mientras libera mi brazo para rodear con sus brazos mi cuello acercado su cuerpo totalmente al mío pegando:
-Hikaru-su débil susurro apenas y logro escucharlo estoy algo aturdido por su comportamiento no logro procesar sus acciones sus labios están a nada de besar los míos quiero moverme pero mi cuerpo no responde no se si es una broma pero el tacto se da y sus suaves labios se unen a los míos en un tímido tacto mantengo los ojos muy abiertos sin poder comprender nada de la situación por su parte el solo mueve sus labios sobre los míos en busca de una respuesta pero estoy tan sorprendido que temo responder, mi cuerpo lo deseaba ese beso era algo que esperaba desde aquel encuentro en el callejón, el beso se rompe y el solo me mira entre dolido y avergonzado-yo…yo lo lamento…era…era algo que tenia que hacer-trago saliva aun sintiendo sus húmedos labios sobre los míos es la primera vez que lo veo tan deprimido agacha la mirada y con movimientos lentos libera mi cuello para dar un peso lejos de mi:
-Keito-murmuro el desvía la mirada  y sus mejillas teñidas de rojo solo me hacen ver que aquel beso tenía un significado para el y un mensaje para mí no se que decir no puedo negar que me gusta pero admitir que siento algo por el es como apuñalar a Yamada por la espalda:
-solo olvídalo-gira sobre sus talones y observando como aprieta sus manos con fuerza esta por alejarse pero no quiero dejarlo ir  así que por impulso lo jalo de su muñeca derecha y lo hago girar para besarlo una vez mas con mi mano izquierda lo tomo con firmeza de la cintura pegando su cuerpo al mío que mas da si estamos en plena acera con todas esas miradas sobre nosotros yo debo admitirlo debo decirle que le correspondo y que estoy dispuesto hacer cualquier cosa por el, sus manos se colocan sobre mi pecho y sus labios se mueven al mismo compás que el mío es la forma de hacerme ver aun mejor que esta enamorado de mi…

(Narra Yuto)
Necesito verlo aunque sea por un solo minutos quiero sentirlo a mi lado Yamada es algo irremplazable en mi corazón que mas da si es mi enemigo que importa si afuera a personas a quienes traicione para estar con Ryosuke debo arriesgarlo todo incluso mi amistad con Daiki, tomo mi móvil que esta sobre la mesa de centro realizo una llamada y en cuestión de segundos recibo una respuesta:
-bueno
-Daiki-Kun
-si… ¿Qué pasa?-respiro hondo tomando valor para decirle que ya no puedo mas que estoy volviéndome loco por tener a Ryosuke cerca de mí necesito esa sonrisa a mi lado para seguir:
-gomen…yo…iré a verlo…necesito hacerlo-su débil respiración apenas logro escucharla del otro lado de la bocina se que esta sorprendido y lo mas probable decepcionado de que sea su mejor amigo, pero mi amor por Yamada es algo que no puedo perder que mas da si la pandilla no vuelve eso es lo que menos importa yo solo quiero verlo:
-Soka!...te deseo suerte
-Dai-Chan…
-yo estaba por decirte lo mismo…yo quiero ver a Inoo-Kun-sonrío al escuchar aquello el alivio que invade mi cuerpo es grande la amistad de Arioka también es algo invaluable para mí estoy feliz de ser su amigo de tenerlo para mí cada que me deprimía por las constantes peleas de mis padres:
-tú haz lo mismo…-escucho como sonríe se que esta igual de desecho que yo:
-ve por el no pierdas mas el tiempo
-si-termino con la llamada y me pongo de pie, sonrío al saber que lo veré una vez mas, tomo las llaves de mi auto y salgo lo mas rápido de la mansión sin avisarle a la servidumbre de que volveré tarde mi único objetivo es llegar con Yamada…

***Narra Yuri***

Era noche y quería ver a Ryutaro así que tome camino rumbo a la gran casa de los Morimoto tarareaba una canción de Arashi parecía un tonto enamorado pero no me importaba mi actitud había cambiado mucho desde que inicie una clase de romance con Ryu-Chan por el había dejado a un lado mi rebeldía bueno no tanto ya que aun tenia cambios de humor pero me sucedía poco eso, al llegar toque la puerta y espera a que abrieran sabia de antemano que la madre de Morimoto no estaba ella se la vivía mas en su trabajo que en casa, escuche una especie de música suave y con un toque de seducción:
-Morimoto-murmure con molestia era obvio que no escuchaba la puerta por la música así que tome el pomo y lo gire sonrei al saber que estaba abierto así que entre, no importa cuantas veces vea el interior de esa enorme casa cada vez se me hace mas grande y elegante, logre ubicar la música venia de la sala ese sitio donde Ryu y yo habíamos tenido nuestras primera vez camine y al llegar mire algo que me hizo perder la razón , la prometida de Ryutaro estaba en rompa interior parada frente a Ryu mientras este la veía con una sonrisa perversa esa maldita mujer le estaba bailando a mi ahora novio:
-Ryutaro-murmure logrando así que aquella chica me viese algo molesta Ryu se puso de pie y me miro con asombro…

***continuara****