lunes, 15 de agosto de 2016

Roce de piel

Titulo: Roce de piel
Genero: Lime y Slass
Autor: Hitomy ( Yue)
Nota: Hola!!! ✌ hace tiempo que no vengo les traigo un pequeño Yamajima, ya que es lo único que mi mente procesa últimamente, gracias por sus bonitos comentarios me hacen feliz. Y también agradezco que estén al pendiente de mis actualizaciones. Los quiero mucho!!!  💕💞❤

Los labios de aquel chico exploraban la piel expuesta del cuello recorriendo con su mano izquierda el pecho encargándose de cada botón de la prenda superior, los gimoteos del chico rubio comenzaban a reinar ese pequeño cubículo donde ambos se ocultaban, la piel reaccionó al tacto de esos largos dedos que impacientes, necesitados dejaban las huellas dactilares en su abdomen yéndose más al sur, su sentido común le indicaba que debía detener al sujeto alto que le tenía bien preso contra la pared, una pierna entre las suyas creando una exquisita muy placentera y deliciosa sensación, roces de sus intimidades que bien le roban jadeos, apretando bien sus brazos en el cuello, abrazado a él queriendo tenerle lo más cerca posible.

— ah~ Yuto ~

El nombre se escapó de su boca cuando la lengua subió por la curva de su cuello dejando un rastro húmedo de saliva al igual que una que otra marca rojiza que seguramente mañana tendrían un color morado, la humedad subió hasta que esa acelerada respiración golpeó su oreja mordiendo el contorno de ésta para pasar así su lengua en el interior y el sentido común se esfumó.
Cierta región íntima ya estaba muy despierta y el otro pudo notarlo por lo cual se abrió camino con ambas manos logrando así encargarse de los jeans que resbalaron hasta los tobillos. Una risa malvada un dedo presionando lo evidente, apretó los ojos fascinado por el placer de ser tocado de esa manera, perdió lo supo desde el instante en que ese chico le provocó con esas cuatro simples palabras " Dejate llevar por mi ". Por supuesto que Ryosuke deseaba también el poder tocar la blanca piel, marcarla con mordidas, arañar esa espalda y poder probar de esos labios que justo ahora le hacían algo haya abajo. Sus dedos tiraban del cabello, en ocasiones los dientes rozaron la piel y la lengua que parecía buscar lamer cual paleta Tutsi pop.
Sudor frío corría por su cuello dando embestidas contra esa cavidad bucal casi llegando a la garganta.

La cabeza le daba vueltas, siendo víctima del placentero orgasmo que se acercaba, la piel se erizó cuando el pelinegro decidió succionar y la realidad le golpeó tan fuerte, tan increíble como ese oral que Nakajima le brindaba.

/// FLASH ///
Yuto Nakajima, le había estado acechando desde días atrás atormentado su vida pacífica, no era como si el rubio no tuviera preocupaciones todo ser humano las tenía pero nada que no tuviese una solución hasta que Yuto tuvo la increíble idea de cruzarse en su camino, al principio solo con miradas algunas sonrisas traviesas pero luego subió al siguiente nivel el contacto físico, si el peligroso depredador no le bastaba compartir miradas coquetas quería más en ocasiones un choque de hombros por los pasillos de la JE, uno que otro roce durante las coreografías, besos desapercibidos en las regordetas mejillas y uno que otro susurro pervertido.

Ryosuke se lo tomó solo como un pasatiempo donde ambos bromeaban haciendo fanservic pero ya esto iba a otro nivel lo supo solo con ver esa mirada que su ahora acosador le dedicada desde algún rincón de la sala de ensayos, Nakajima no jugaba, todo iba enserio, Daiki le palmeo el hombro dando una negación para así dedicarle una sonrisa burlesca.

— Yama-chan. Tú estás en serios problemas, una vez que Yuto escoge una víctima, no se puede librar del tan fácil.

Ryosuke parpadeo un poco analizando aquel comentario y sostuvo la fresa en sus labios abriendo muy grande sus ojos y pronto tuvieron a un  chico rubio tosiendo debido a que se le fue de paso esa fruto rojo. Yuto le vio con diversión fingiendo perder el tiempo con su teléfono celular, ¿entonces solo tenía que ceder y dejar que todo fluya con naturalidad?.  No podía negar que Nakajima realmente le atraía en cualquier forma posible pero el no quería ser solo una aventura de una noche, el quería mucho más que un simple momento de placer.

La situación término por salirse de control en uno de los tantos conciertos de su gira Jumping Carnival donde sólo realizó un simple acercamiento con Arioka juntando sus frentes como si fuese a besarlo más eso no ocurrió y apenas estuvieron fuera del escenario Nakajima le arrastró lejos de allí llevándole por uno de los tantos corredores de aquel lugar y le encerró en uno de los sanitarios poniendo el pestillo para que no fuera a huir.

— ¿pero qué te sucede? ¿Acaso enloqueciste?. - Aun estaba sudando pues claramente estaba cansado de aquella presentación y lo único que quería era poder tomar una ducha y tirarse en su cómoda cama, a cambio de una respuesta se ganó un fuerte empujón terminando por ser acorralado y unos labios fieros se apoderaban de los suyos en un salvaje beso. Golpeó el pecho del alto buscando alejarlo mordiendo el labio de este hasta hacerlo sangrar pero eso solo provocó más a su atacante, Nakajima le sujetó por las muñecas y situó las manos del rubio sobre su cabeza deteniendo de esa manera cualquier golpe por parte del alto.

— Estoy celoso, no me gusta que seas así con otros... No me gusta.

Dejó de forcejear aturdido no sólo por esa confesión si no por esa gélida mirada que el otro tenía, la respiración de ambos se encontraba en ocasiones y algunos leves besos fueron depositados en su rostro una susurrante voz golpeando su oreja "dejate llevar por mi "

/// Fin flash////

Y fue justo de esa manera en que ambos terminaron así , ambos jadeando contra el rostro del otro y ligeros movimientos de caderas que hacían centellar miles de estrellas alrededor suyo; la enloquecedora manera en que esa invasión dentro arrebataba de su boca aquellos indecentes sonidos que hacían eco acompañados también por cada gemido de Yuto, estaba abrazado al chico con sus piernas alrededor de esa cintura sujetándose firme a los hombros de éste; cada nuevo vaivén le llevaba a un nuevo lugar y la expresión satisfecha era más que suficiente para que Nakajima se moviera cual bestia dando constante en ese punto qué hacía volar la imaginación de su amante.
Solo bastó con algunas embestidas más para que ambos llegarán al límite con un ensordecedor pero muy placentero gemido. La frente de Ryosuke descansó en el hombro del chico tomando el oxígeno necesario para poder estar en calma, ninguno dijo palabra alguna no hasta ese punto donde ambos de sentían completamente llenos aunque fue el joven de cabello rubio quien término como todo ese silencio.

— Quiero ir al hotel y tomar una ducha.- Yuto le mostró una expresión de asombro y riendo divertido dejo un beso en la frente aun sudada del mayor.

— Claro, pero te quedarás en mi habitación. - Le dejó que se vistiera de vez en cuando compartiendo alguna mirada complice y uno que otro beso. Ambos sabían que no era necesario el aclarar del todo esa nueva relación, tenían tiempo de sobra para hablar sobre sentimientos o un futuro noviazgo.
Pero algo era seguro, ninguno de los dos tenía planeado renunciar a esa nueva relación, salieron de aquel lugar tomados de la mano recibiendo algunas miradas interrogantes por parte del resto de Jump más no dieron explicación alguna a lo evidente, subieron a la camioneta sentándose uno al lado del otro, Yuto mirando por la ventana y Yamada apoyando su cabeza en el hombro del alto mientras tomaba una siesta, adorando de esa manera ese leve roce de piel que ambos compartían cada que el mayor se acurrucaba mejor.